EL PA­SA­DO DE POR­TA­DAS ZITA TA­ROT

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS - www.la­cuar­ta.com TI­TO MARCHANT G. @la­cuar­ta_­ti­to

Zita Pes­sagno, la fa­mo­sa ta­ro­tis­ta, lle­gó a Chi­le des­de Pe­rú ha­ce va­rios años. Pe­ro ella no siem­pre se de­di­có a las lec­tu­ras má­gi­cas, tie­ne va­rias fa­ce­tas des­co­no­ci­das y en es­ta no­ta se las con­ta­mos to­das.

Na­ve­gan­do por In­ter­net nos en­con­tra­mos con una por­ta­da de la revista pe­rua­na Gen­te, del año 1998, don­de la Zita Ta­rot po­sa­ba co­que­ta con un re­por­ta­je a dos pá­gi­nas en su in­te­rior. Nos lla­mó la aten­ción y par­ti­mos a con­ver­sar con ella, pa­ra que nos con­ta­ra al­go más de su vi­da. Nos lle­va­mos las man­sas sor­pre­sas.

“Lo que pa­sa es que tam­bién soy ac­triz, y esa por­ta­da tie­ne que ver con ro­les que hi­ce en te­le­se­ries, ro­les se­cun­da­rios y co­sas así, por eso fui por­ta­da de Gen­te, des­pués de esa por­ta­da se dio to­do y de ahí me vi­ne a Chi­le”, lar­gó la be­lla orácu­lo de ojos en­can­ta­do­res.

- ¿Có­mo fue esa ex­pe­rien­cia?

- Me acuer­do que me lla­ma­ron y co­mo no te­nía ro­les tan im­por­tan­tes en esa épo­ca, lo vi co­mo una gran opor­tu­ni­dad. Fue muy en­tre­te­ni­do, aun­que no me re­cuer­do muy bien de la en­tre­vis­ta.

-

¿Có­mo fue la lle­ga­da a Chi­le?

- Ya ten­go har­to tiem­po en Chi­le. Me vi­ne a dic­tar cla­ses co­mo pro­fe­so­ra de co­mu­ni­ca­cio­nes. Ten­go un ma­gis­ter en co­mu­ni­ca­ción, soy pe­rio­dis­ta y co­mu­ni­ca­do­ra au­dio­vi­sual. Es­tu­dié en Pe­rú ac­tua­ción con un chi­leno ma­ra­vi­llo­so lla­ma­do Do­min­go Pi­ga, pa­pá de Se­bas­tián Pi­ga, ex in­te­gran­te de la ban­da UPA!

- ¡Oi­ga, pe­ro us­ted es una ca­ja de sor­pre­sas!

- Ja­ja­já, así es. Mi­ra, tam­bién ac­tué con la gen­te del Ca­nal 13, siem­pre en ro­les se­cun­da­rios, en re­crea­cio­nes, no tu­ve la opor­tu­ni­dad de otra co­sa. Y por mis es­tu­dios de au­dio­vi­sual, tra­ba­jé co­mo guio­nis­ta en la te­le­se­rie “Pa­pi Ricky”, del 13 tam­bién, jun­to a Ar­nal­do Ma­drid. Tra­ba­ja­mos va­rios me­ses, ese era mi ám­bi­to, no es­to que yo ha­go des­de el 2011, re­cién fue ahí cuan­do em­pe­cé con lo del ta­rot y to­do es­to.

- Nos gus­ta­ría ver­te ac­tuar...

- Aho­ra es­toy co­mo pro­ta­go­nis­ta de una se­rie web que se es­tá tra­ba­jan­do: se lla­ma “Cie­lo Blan­co”, tie­ne co­mo sie­te años y le he­mos he­cho el em­pe­ño, he­mos pues­to to­dos nues­tra co­la­bo­ra­ción en to­do sen­ti­do. “Cie­lo Blan­co” se em­pe­zó a gra­bar cuan­do era des­co­no­ci­da, se tu­vo que de­jar por co­sas eco­nó­mi­cas, pe­ro ya se re­to­mó es­te año de nue­vo con la idea de que lo po­da­mos es­tre­nar lue­go. Los trái­ler ya es­tán dan­do vuel­tas en la in­ter­net y lo pue­den ver pa­ra que vean có­mo lo ha­go co­mo ac­triz.

- ¿Có­mo par­tis­te en el ta­rot?

- En el año 2010 el due­ño del dia­rio Cam­bio 21, Os­car Re­yes, ami­go mío, me lla­mó. Es­te dia­rio re­cién apa­re­cía, yo no es­ta­ba tra­ba­jan­do y le di­je voy a te­ner que leer el ta­rot con mis co­te­rrá­neos en la Pla­za de Ar­mas, se lo di­je en plan de bro­ma, por­que le leía el ta­rot, pe­ro de for­ma per­so­nal, pa­ra mis ami­gos. Y me di­jo que que­ría una no­ta so­bre eso, me man­dó un ba­ta­llón de pre­gun­tas y yo se lo con­tes­té, le gus­tó y des­de ahí que em­pe­cé a tra­ba­jar en es­to, que es un ma­ra­vi­llo­so ofi­cio. Y por un año y me­dio tu­ve una pá­gi­na en ese dia­rio y por ahí lle­gué a La Red y así se fue dan­do to­do.

- Oye que bo­ni­to to­do... por ahí me con­ta­ron que tam­bién te gus­tan mu­cho los ani­ma­les ....

- Ha­go una obra de amor, ten­go más de 200 pe­rri­tos y ga­ti­tos res­ca­ta­dos en mi ca­sa, en Cu­ra­ca­ví. En­ton­ces to­do tra­ba­jo que me lle­ga yo mi­ro al cie­lo y agra­dez­co,

por­que es­to es una obra de amor que yo ha­go, no re­ci­bo ayu­da de na­die, ni la quie­ro tam­po­co, por­que es una obra per­so­nal. Dios me ayu­da a ayu­dar.

- Igual te ve­mos en la te­vé...

- Así es, aho­ra es­toy en una vez a la se­ma­na en el “Bien­ve­ni­dos”, to­do con la ve­nia del gran maes­tro Pe­dro En­gel, que yo lo agra­dez­co del fon­do de mi co­ra­zón, por­que si él no lo hu­bie­ra da­do yo no hu­bie­ra acep­ta­do. Así que voy al ma­ti­nal una vez a la se­ma­na pa­ra com­par­tir con to­do el pú­bli­co.

AC­TRIZ, GUIO­NIS­TA, PE­RIO­DIS­TA Y ANI­MA­LIS­TA: LA PERUCHA LAS HI­ZO TO­DAS AN­TES DE LO ESOTÉRICO Zita tie­ne un gran co­ra­zón y en su ca­sa ha res­ca­ta­do de­ce­nas de ga­ti­tos y pe­rros aban­do­na­dos. “Es una obra de amor la que ha­go”, nos con­tó en la ín­ti­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.