PAN­DA ROJO AR­MÓ OPE­RA­TI­VO TRAS IR­SE DE CA­RRE­TE EN EL ZOO­LÓ­GI­CO

Pan­da rojo del zoo Me­tro­po­li­tano se es­ca­pó de su jau­la y lo ha­lla­ron a las 5 ho­ras

La Cuarta - - PORTADA - BE­LÉN MU­ÑOZ @la­cuar­ta_­be­len

Tras una mo­vi­da noche de ca­rre­te, Ke­lu pa­só la mo­na to­do el día en su jau­la, ubi­ca­da en la par­te al­ta del Zoo­ló­gi­co Me­tro­po­li­tano de San­tia­go.

Su­ce­de que el pan­da rojo se es­ca­pó a las cua­tro de la ma­ña­na de su ho­gar, sin per­mi­sos de sus pa­pis, Kou­ta y Li­li, y se pu­so a re­co­rrer el re­cin­to.

El lin­do y vi­val­di anivol­vie­ra ma­li­to ca­chó que uno de los cui­da­do­res no ce­rró bien la puer­ta lue­go de dar­les agüi­ta y se vi­ró por ese lu­gar pa’ ex­plo­rar el zoo.

Alejandra Mon­tal­ba, di­rec­to­ra del re­cin­to, ex­pli­có que al ca­char la si­tua­ción “em­pe­za­mos el ope­ra­ti­vo pa­ra la re­cap­tu­ra. Los pan­das son sú­per ac­ti­vos en la noche, así que es­tu­vo en su sal­sa, pe­ro lo cap­tu­ra­mos sin nin­gún pro­ble­ma”.

La man­da­más del zoo ex­pli­có que Ke­lu, el pan­da pró­fu­go, es dó­cil, así que la tác­ti­ca pa­ra que con sus pa­dres fue ha­cer­le ca­ri­ño en el pas­to, don­de lo pi­lla­ron, has­ta que se de­jó to­mar pa­ra vol­ver a su jau­la.

Mon­tal­ba se­ña­ló que se tra­tó de “una cla­ve azul, que es el es­ca­pe de un ani­mal que no es pe­li­gro­so”.

Agre­gó que el pan­di­ta es “una ado­les­cen­te con bas­tan­te vi­gor, pe­ro se por­ta muy bien”.

ÚNI­COS EN CHI­LE

Se­gún nos con­ta­ron des­de el zoo­ló­gi­co, el 2014 lle­ga­ron los pa­pis de es­te “ex­plo­ra­dor” ani­ma­li­to. “Ve­nían de Ja­pón, gra­cias a un pro­gra­ma re­pro­duc­ti­vo in­ter­na­cio­nal y acá tu­vie­ron una cría,

Ke­lu”, sol­tó la di­re.

Agre­gó que “es­tos ani­ma­les son los úni­cos que hay en Chi­le y los úl­ti­mos pa­rien­tes se ex­tin­guie­ron ha­ce mi­les de años, por lo que aho­ra es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción”.

So­bre qué ti­po de co­mi­lo­na le gus­ta, so­pló que “su die­ta prin­ci­pal es el bam­bú” y agre­gó que es­tos ani­ma­li­tos “son sú­per ca­ri­ño­sos y vi­ven ori­gi­nal­men­te en Asia”.

So­bre có­mo se pu­do es­ca­par, Mon­tal­ba ase­gu­ró que “es­ta­mos in­ves­ti­gan­do qué fue lo que pa­so”.

Los pan­das son sú­per ac­ti­vos en la noche, así que es­tu­vo en su sal­sa (Ke­lu), pe­ro lo cap­tu­ra­mos sin nin­gún pro­ble­ma”.

Alejandra Mon­tal­ba, di­rec­to­ra del Zoo­ló­gi­co.

Vi­sí­te­nos en www.la­cuar­ta.com Des­de el zoo­ló­gi­co Muy ca­ri­ño­so con­ta­ron que atra­par­lo muy dó­cil”, sol­ta­ron. no fue nin­gún ata­do. “Es

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.