¡QUE NO SE ES­CA­PE EL CA­LOR DE LA CA­SA!

La Cuarta - - VIDA SANA -

En lo pre­fe­ren­te, rea­li­za ejer­ci­cios en es­pa­cios in­door con muy bue­na ven­ti­la­ción.

Con el frío que hace en invierno, siem­pre ve­mos có­mo ca­len­tar la ca­si­ta. Es así co­mo “has­ta el 58% de la ener­gía de con­su­mo de una vi­vien­da se uti­li­za para ca­le­fac­cio­nar”, afir­ma el aca­dé­mi­co de In­ge­nie­ría Ci­vil de la Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián, Nelson San­hue­za. El pro­fe, ade­más, nos en­tre­ga las re­co­men­da­cio­nes cla­ve para que es­ta ener­gía ca­ló­ri­ca no se es­ca­pe de nues­tros ho­ga­res.

Ca­lor se pier­de por las pa­re­des ha­cia afue­ra

Aquí la so­lu­ción es­tá en ais­lar de ma­ne­ra co­rrec­ta la cons­truc­ción, pe­ro cuan­do el tiem­po apre­mia, una me­di­da prác­ti­ca es evi­tar que se hu­me­dez­can los mu­ros y se pier­da tem­pe­ra­tu­ra rá­pi­da­men­te. Se tra­ta de la con­den­sa­ción: “co­mo no hay tras­pa­so de ai­re en­tre el in­te­rior y ex­te­rior, se acu­mu­la hu­me­dad re­la­ti­va den­tro de la ca­sa. Para evi­tar es­to, en la ho­ra de ma­yor tem­pe­ra­tu­ra, hay que ven­ti­lar la ca­sa para que la hu­me­dad del in­te­rior y ex­te­rior se ecua­li­cen”, se­ña­la el maes­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.