LO PILLAMOS ME­TA PICHANGA

PA­LER­MO PITUTEA EN LI­GA AMA­TEUR CON SU AMIGUI ABBONDANZIERI

La Cuarta - - PORTADA - NA­TA­LIA GALAZ A. @ la­cuar­ta_n­ga­laz CRIS­TIÁN FAJARDO @ la­cuar­ta_­fa­ja

los úl­ti­mos cho­ques asis­tió Mar­tín. Hizo go­les, pe­ro tra­ta­ba que los pro­ta­go­nis­tas fue­ran los otros mu­cha­chos”, ex­pli­có hu­mil­de el ayu­dan­te téc­ni­co his­pano, ex mun­dia­lis­ta en Ale­ma­nia 2006.

El 4 de ju­lio de 1999 se dio al­go in­só­li­to, im­po­si­ble de creer, ca­si co­mo que Pa­blo Guede fue­ra ova­cio­na­do en el Mo­nu­men­tal. Ese día, Mar­tín Pa­ler­mo fa­lló tres pe­na­les por Ar­gen­ti­na fren­te a Co­lom­bia, en la Copa Amé­ri­ca de Pa­ra­guay. ¿Lo su­peró? Por su­pues­to, aun­que a ve­ces es me­jor “evi­tar la fa­ti­ga”.

Pa’ que en­tien­da: el “Lo­co” igual se las arre­gló pa­ra mar­car por su se­lec­ción (9 pe­pas en 15 par­ti­dos), pe­ro fi­nal­men­te col­gó los bo­ti­nes en 2011. Ahí ini­ció una ca­rre­ra de téc­ni­co, que en el 2016 lo tra­jo a Unión Es­pa­ño­la. Sin em­bar­go, po­ner­se los “sho­res cor­tos” es una adic­ción, ca­si co­mo ocu­par a Pe­dro Mo­ra­les en el Fifa del Pla­yS­ta­tion.

Así, Pa­ler­mo acep­tó una in­vi­ta­ción pa’ ju­gar de for­ma ama­teur por TTK Le Pons, de la Li­ga San Jo­sé, que más en­ci­ma se co­ro­nó cam­péon de la Copa de Oro, en par­te gra­cias al apor­te de su cum­pa, el arquero Ro­ber­to Abbondanzieri. En el tor­neo, ade­más, hu­bo ju­ga­do­res de la ta­lla de Die­go Ri­va­ro­la (Unión San­ta Mó­ni­ca, LIF) y Jo­sé Luis Je­rez (Aca­de­mia, Li­ga In­ter­na­cio­nal).

Tan­to el de­té his­pano co­mo su ayu­dan­te téc­ni­co (de 43 y 44 años, res­pec­ti­va­men­te), fue­ron im­por­tan­tí­si­mos en la cam­pa­ña, don­de la ca­te­go­ría se­nior los en­fren­tó en la finalísima con Atlé­ti­co Bil­bao, cam­peón de la Li­ga San Joa­quín. Y ahí, co­mo si la his­to­ria la hu­bie­se es­cri­to el guio­nis­ta de Aman­da, tan­to Mar­tín co­mo Ro­ber­to bri­lla­ron.

Fue em­pa­te 1-1 en los 110’ re­gla­men­ta­rios (gol de Pa­ler­mo a los 5’), por lo que hu­bo que de­fi­nir el co­pón a tra­vés de los do­ce pa­sos. ¿El fan­tas­ma de 1999? Quién sa­be, pe­ro lo cier­to es que el pro­fe de Unión pre­fi­rió que­dar al mar­gen y de­jó que su ayu­dan­te bri­lla­ra: ta­pó dos pe­na­les y le dio el tí­tu­lo a los ex alum­nos del Ver­bo Di­vino.

“Pri­me­ro fui a ju­gar yo, fue­ron co­mo cua­tro par­ti­dos don­de tu­vi­mos dos de­fi­ni­cio­nes a pe­na­les. Ata­jé en las dos, pe­ro en la fi­nal fue más im­por­tan­te. A los úl­ti­mos cho­ques asis­tió Mar­tín. Hizo go­les, pe­ro tra­ta­ba que los pro­ta­go­nis­tas fue­ran los mu­cha­chos. Apro­ve­cha­mos nues­tro tiem­po li­bre y la Con­fe­de­ra­cio­nes pa­ra ju­gar”, ex­pli­có Abbondanzieri.

Pa­ler­mo, en tan­to, con­fir­mó a la re­vis­ta “Por­ta­li­gas” que lo su­yo es el low per­fil. “En mo­men­tos co­mo es­te no me gus­ta fi­gu­rar mu­cho. Prin­ci­pal­men­te es un lo­gro de los chi­cos, ellos son las fi­gu­ras de es­te triun­fo tan im­por­tan­te”, ti­ró el de­té, que aho­ra bus­ca­rá el tí­tu­lo del Tran­si­ción con los his­pa­nos, que re­cién que­da­ron eli­mi­na­dos de la Copa Chi­le... por lan­za­mien­tos pe­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.