Cui­de sus ma­no­plas co­mo hue­so san­to

Pa’ que pue­da se­guir tra­ba­jan­do co­mo un crack

La Cuarta - - PREVENCIÓN -

LAS LE­SIO­NES MÁS FRE­CUEN­TES EN LAS MA­NOS OCU­RREN POR LOS CONDOROS DE UNA PER­SO­NA O POR AN­DAR ACE­LE­RA­DO. PA’ QUE NO LE PA­SE UNA DES­GRA­CIA, SI­GA LOS SI­GUIEN­TES CON­SE­JOS AL PIE DE LA LE­TRA.

Las le­sio­nes que afec­tan a las ma­nos son un clá­si­co de to­do jor­nal que se ini­cia en el mun­do de la cons­tru. Pe­ro tam­bién lo pue­den ser de los com­pi­pas con más ex­pe­rien­cia que an­dan de­ma­sia­do ace­le­ra­dos. Por lo mis­mo, le de­ja­mos al­gu­nas me­di­das preventivas pa­ra evi­tar ac­ci­den­tes y ma­los ra­tos.

En es­te con­tex­to, los ami­gos de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Se­gu­ri­dad (ACHS), que siem­pre es­tán ojo al char­qui con la pre­ven­ción, pu­bli­ca­ron una ficha

que en­tre­ga con­se­jos úti­les pa’ que los ca­pos de los an­da­mios se cui­den las ma­no­plas. To­me no­ta:

LAS SEIS PA­PI­TAS PA­RA TE­NER EN CUEN­TA

1. No rea­li­ce ac­cio­nes o ta­reas de for­ma apu­ra­da.

2. An­tes de tra­ba­jar, quí­te­se los ani­llos y re­loj.

3. Ten­ga cui­da­do con los bor­des fi­lo­sos y evi­te mo­vi­mien­tos que pue­dan oca­sio­nar cor­tes y/ o le­sio­nes.

4. Si va a lim­piar una he­rra­mien­ta eléc­tri­ca, des­co­néc­te­la de la elec­tri­ci­dad an­tes de ha­cer­lo.

5. Man­ten­ga su área de tra­ba­jo lim­pia y se­ca pa­ra evi­tar po­si­bles caí­das o con­tac­to con equi­pos en mo­vi­mien­to.

6. Uti­li­ce guan­tes y equi­pos de pro­tec­ción per­ti­nen­te pa­ra rea­li­zar sus ta­reas.

¡Ya lo sa­be!, ti­tán, no hay ex­cu­sas pa­ra no cui­dar­se las ma­nos, que en la cons­tru son sa­gra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.