Pa­sa­je­ro to­có el vio­lín cuan­do a cho­fer Uber le ha­cían se­xo oral

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO -

Cha­to de ra­bia, un clien­te Uber, en Chica­go, Grin­go­lan­dia, pu­bli­có en sus re­des so­cia­les grin­gas la es­ce­na ti­po pe­li tri­ple equis de la que fue tes­ti­go mien­tras via­ja­ba a bor­do del ser­vi­cio.

Cla­ro que es­ta­ba pi­co­ta Aner Mar­tino -fun­cio­na­rio de la firma Guc­ci-, ya que el cho­fer re­ci­bió se­xo oral por par­te de una acom­pa­ñan­te, mien­tras el pa­sa­je­ro iba en la par­te tra­se­ra del au­to asus­ta­do an­te la po­si­bi­li­dad de que el des­con­si­de­ra­do per­die­ra el con­trol del vehícu­lo.

Cuan­do se pu­so en con­tac­to con la com­pa­ñía pa­ra co­lo­car un re­cla­mo for­mal, se de­silu­sio­nó al re­ci­bir la res­pues­ta: no le co­bra­ron el via­je y le do­na­ron US$10 (ca­si $7 mil) pa­ra via­jes fu­tu­ros.

Eso le dio pie pa­ra pu­bli­car en re­des so­cia­les un vi­deo y co­men­ta­rios con el in­ci­den­te ma­la on­da.

El co­men­ta­rio de Mar­tino en Twit­ter, acom­pa­ña­do de la gra­ba­ción, fue “gra­cias Uber por dar­me el via­je más pe­li­gro­so e inapro­pia­do a ca­sa ano­che. Es­te con­duc­tor te­nía una pros­ti­tu­ta en el asien­to de­lan­te­ro”.

El jo­ven ex­ten­dió su re­cla­mo por Fa­ce­book, don­de pu­bli­có jun­to al vi­deo el si­guien­te men­sa­je: “Cuan­do se acer­có el Uber no­té que ha­bía una per­so­na en el asien­to del co­pi­lo­to. Re­vi­sé do­ble­men­te si ha­bía pe­di­do un Uber pa­ra más per­so­nas por equi­vo­ca­ción, pe­ro lue­go asu­mí que la mu­jer só­lo era al­gún fa­mi­liar del cho­fer”, re­la­ta Mar­tino.

Agre­gó Mar­tino que “ella es­ta­ba cla­ra­men­te bajo el efec­to de las dro­gas, por­que in­ten­tó abrir la puer­ta del au­to en mo­vi­mien­to. Pe­ro lue­go em­pe­zó a to­car­lo, be­sar­lo, gra­bar­lo y a me­di­da que nos ale­ja­mos del pun­to don­de me re­co­gió, ella se sol­tó el cin­tu­rón. No me ba­jé del au­to por­que no te­nía idea dón­de es­tá­ba­mos y ahí ella em­pe­zó a prac­ti­car­le se­xo oral (...) ¡Es­to no está bien!”.

Se­gún con­ta­ron me­dios grin­gos, la em­pre­sa, a raíz del es­cán­da­lo en re­des so­cia­les, le in­for­mó a Mar­tino que el cho­fer ha­bía si­do eli­mi­na­do de los re­des de tra­ba­jo de Uber.

Y los ta­xis­tas de va­rios paí­ses, en­te­ro de cho­rea­dos con Uber, se han en­car­ga­do de postear en to­das par­tes el vi­deo en cues­tión. ¡Era que no!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.