SANTIAGO: TRAS­LA­DAN DE CANA A 200 ABUSADORES Y VIO­LA­DO­RES EN ME­DIO DE AME­NA­ZAS DE MUER­TE

Se tra­ta de con­de­na­dos por abu­sos se­xua­les y violación que has­ta ha­ce una se­ma­na es­ta­ban en el mó­du­lo A de Santiago 1

La Cuarta - - PORTADA - SEIGI MI­RAN­DA @la­cuar­ta_ seigi

Una de las ver­da­des mar­ca­das a fue­go en la so­cie­dad ca­ne­ra es que los con­de­na­dos por de­li­tos se­xua­les son por goleada los me­nos po­pu­la­res.

Por eso, tra­di­cio­nal­men­te y en la me­di­da de lo posible, han cum­pli­do sus pe­nas se­pa­ra­dos del res­to de la po­bla­ción pe­nal y has­ta es­te 13 de ju­lio es­tos pre­sos cum­plían su con­de­na en el Mó­du­lo A de la ex Pe­ni­ten­cia­ría.

En me­dio de la in­cer­ti­dum­bre y del te­mor por ex­pe­rien­cias an­te­rio­res de mi­gra­ción a otros cen­tros, al­re­de­dor de 200 pe­na­dos por de­li­tos se­xua­les fue­ron tras­la­da­dos a Co­li­na 1, a las torres 2A y 4 B de APAC, Pas­to­ral Evan­gé­li­ca de Co­li­na. Al­gu­nos pre­sos de más edad que­da­ron en la Calle 3, Calle 5 , 7 y 14 de Santiago 1.

El cam­bio co­men­zó ha­ce dos se­ma­nas y, a pesar de que los reos es­pe­ra­ban una peor re­cep­ción, Juan, uno de los pre­sos, re­la­tó que has­ta aho­ra se han pro­du­ci­do pe­leas y han su­fri­do ame­na­zas con je­rin­gas su­pues­ta­men­te in­fec­ta­das. “Eso sí, es­to re­cién em­pie­za. Nos mo­ve­mos ca­si en blo­que pa­ra evi­tar el ata­que di­rec­to, pe­ro cla­ra­men­te no es lo mis­mo que de­ben es­tar vi­vien­do quie­nes se que­da­ron en Santiago 1 don­de, ha ex­cep­ción de la Calle 3, no hay nin­gu­na me­di­da es­pe­cial de pro­tec­ción”, ex­pli­có.

“A los que iban a Co­li­na se le ofre­ció que fir­ma­ran vo­lun­ta­ria­men­te el tras­la­do pa­ra ex­cul­par la res­pon­sa­bi­li­dad de Gen­dar­me­ría en el cam­bio y los po­si­bles pro­ble­mas que ten­gan es­tos pre­sos en las nue­vas de­pen­den­cias. Es de pú­bli­co co­no­ci­mien­to que es­tos reos son odia­dos por el res­to y se po­ne en ries­go la vida de ellos, por­que ca­da vez que los han llevado en el pa­sa­do a otras de­pen­den­cias de­ben vol­ver y al­gu­nos lo ha­cen des­pués de ser vio­la­dos y re­sis­tir ver­da­de­ras tor­tu­ras”, ex­pli­có a La Cuar­ta uno de los abo­ga­dos de los reos afec­ta­dos.

¿Qué pa­só? Al fi­nal el grue­so de la po­bla­ción fue tras­la­da­da a Co­li­na 1 “con o sin fir­ma del do­cu­men­to”, ex­pli­có Ma­nuel Ór­de­nes, vo­lun­ta­rio de la pas­to­ral ca­tó­li­ca pe­ni­ten­cia­ria ha­ce cin­co años.

Agre­gó que en el mó­du­lo A, don­de tam­bién ha­bía con­de­na­dos por es­ta­fas y otros de­li­tos, en ge­ne­ral ha­bía gen­te con me­di­das de pro­tec­ción por la na­tu­ra­le­za de sus crí­me­nes, “por eso -acla­ró el vo­lun­ta­rioes tan com­pli­ca­do su tras­la­do y el cam­bio den­tro de la misma ex Pe­ni­ten­cia­ría”.

MUL­TAS

El mis­mo abo­ga­do ex­pli­có que Santiago 1 tie­ne una capacidad pa­ra 4 mil pre­sos y, co­mo es­tá con­ce­sio­na­da, Gen­dar­me­ría de­be pa­gar una fuer­te mul­ta por ca­da reo ex­tra.

“Es­te cen­tro, que es de pri­sión pre­ven­ti­va, es­tá co­lap­sa­do y no po­dían se­guir re­ci­bien­do gen­te”; por ello, se to­mó la de­ci­sión y rá­pi­da­men­te se lle­vó a cabo, ex­pli­có el pro­fe­sio­nal.

GEN­DAR­ME­RÍA

Por su par­te, la Uni­dad de Co­mu­ni­ca­cio­nes de Gen­dar­me­ría informó a La Cuar­ta que los re­cien­tes tras­la­dos co­rres­pon­den a una re­dis­tri­bu­ción de la po­bla­ción pe­nal, con el ob­je­to de ha­cer uso de to­da la capacidad de los mó­du­los del CDP Santiago Sur (ex Pe­ni­ten­cia­ría) pa­ra alo­jar só­lo impu­tados, que pro­vie­nen del CDP Santiago I y Ta­la­gan­te.

Ade­más, se bus­ca ocu­par los es­pa­cios no uti­li­za­dos del CCP Co­li­na I con in­ter­nos con­de­na­dos que pro­vie­nen de dis­tin­tos re­cin­tos de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na.

Mó­du­lo A La ma­yo­ria de los reos con­de­na­dos por de­li­tos se­xua­les que es­ta­ban ubi­ca­dos en el mó­du­lo A de la ex Pe­ni­ten­cia­ria fue­ron tras­la­da­dos a Co­li­na 1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.