Doc­tor­ci­to:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA - CE­CI­LIA

Es­toy con más pe­na que ocho. Por­que me en­te­ré que mi po­lo­lo vol­vió con su se­ño­ra y aún no me cuen­ta. Me fui a vi­vir con él ha­ce dos me­ses y he­mos es­ta­do jun­tos dos años. Pe­ro una ami­ga me con­tó que lo vio aga­rrar con su ex en un pub, y que a la se­ma­na lo ca­chó sa­lien­do de la ca­sa des­pués de su ca­lu­ga­zo y be­sos a sus hi­jos. Es una má­qui­na en el ca­tre, se gas­ta una he­rra­mien­ta dan­tes­ca, es ca­ri­ño­so, ¡pe­ro me en­ga­ñó y aún no me di­ce! Es más, lle­ga a la ca­sa e igual se por­ta bien en la ca­ma. Ya me di­jo que quie­re que nos de­mos un tiem­po. ¿Y por qué no me di­ce la ver­dad? ¿Qué ha­go?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.