Doc:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

En­tré es­te año a la uni­ver­si­dad. A las po­qui­tas se­ma­nas me pu­se a po­lo­lear con una chi­qui­lla de otra ca­rre­ra, que me tie­ne man­si­to. Pe­ro un día un pro­fe dio un tra­ba­jo que ha­bía que ha­cer en pa­re­jas; co­mo yo lle­gué atra­sa­do no pu­de ele­gir y me to­có una com­pa­ñe­ra que hace rato me ti­ra los cor­tes. Fui a su ca­sa a ha­cer la ta­rea, sus pa­pás no es­ta­ban, y co­mo a los 20 mi­nu­tos esta ca­bra se me ti­ró en­ci­ma. Le hi­ce el qui­te har­to rato pa­ra que ter­mi­ná­ra­mos el mal­di­to tra­ba­jo de una vez, pe­ro la ton­ta es­tá bien ar­ma­di­ta y ter­mi­né ce­dien­do a la ten­ta­ción y me­tí las pa­tas hasta el fon­do. Arre­pen­ti­do, fui al­ti­ro a con­tar­le todo a mi po­lo­la, pe­ro no qui­so es­cu­char ex­pli­ca­cio­nes y me man­dó a la pun­ta del ce­rro. ¿Qué ha­go pa­ra que me per­do­ne?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.