NI TON­TOS... SA­CA­MOS A MA­RI­TO A VEN­DER LA CUAR­TA EN 20 LU­CAS

El fe­nó­meno de re­des so­cia­les del mo­men­to nos abrió su co­ra­zón

La Cuarta - - PORTADA - SE­BAS­TIÁN FONCEA @la­cuar­ta_­fon­cea

El tierno ni­ño de ocho años de Car­ta­ge­na que se hi­zo fa­mo­so al pro­ta­go­ni­zar un vi­deo en don­de ven­de un sen­ci­llo tro­zo de ma­de­ra en cien pe­sos hi­zo un gran ne­go­cio con un ejem­plar del dia­rio pop.

Ma­rio Ri­vas Fuen­tes via­jó a San­tia­go a dar va­rias enan­da­ba tre­vis­tas pa­ra la te­le, ra­dios, me­dios es­cri­tos y el dia­rio pop apro­ve­chó de sa­ber más de su vi­da.

“Lo que más me ha gus­ta­do es ser fa­mo­so, que la gen­te me sa­lu­de y sea ca­ri­ño­sa con­mi­go, he da­do au­tó­gra­fos y me pi­den fotos, ha si­do muy di­ver­ti­do”, di­jo el pe­que.

El sá­ba­do 29 de ju­lio la in­for­ma­ción so­bre el éxi­to de su vi­deo sa­lió en la por­ta­da de La Cuar­ta, y ayer el ni­ño con un ejem­plar del ma­tu­tino. Por eso mis­mo se lo pe­di­mos pa­ra ilus­trar la no­ta. Ahí le sa­lió el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor, por­que nos co­bró 20 mil pe­sos por el arrien­do, pe­ro lue­go de una ne­go­cia­ción con­se­gui­mos un va­lor ase­qui­ble.

Des­pués de la con­ver­sa con el alumno de se­gun­do bá­si­co del co­le­gio Vi­lla Car­ta­go, el ni­ño y su ma­má, Jes­si­ca Fuen­tes, par­tie­ron a ‘La Ma­ña­na de Chi­le­vi­sión’ en don­de le te­nían pre­pa­ra­do un mon­tón de pa­los pa­ra ven­der, can­tó el te­ma Despacito e in­ten­tó con­tar el chis­te so­bre qué sa­le de la cru­za de un bu­rro con una lin­ter­na, pe­ro Ca­ro­la de Mo­ras se lo im­pi­dió.

An­tes, en Me­ga, Ma­rio se emo­cio­nó en me­dio de un con­tac­to con el ta­tua­dor Jo­nat­han Me­jías, el hom­bre que fil­mó la sim­pá­ti­ca oferta que le hi­zo el pe­que del ma­de­ro que aho­ra tie­ne de adorno en su ca­sa. El ni­ño le agra­de­ció la po­si­bi­li­dad que la ha­bía da­do de ha­cer­se fa­mo­so y con­tó que su sue­ño es con­ver­tir­se en ac­tor.

Tam­bién ha­bla­mos con la ma­má del fa­mo­so car­ta­ge­nino quien nos di­jo que ella vi­vía en Ren­ca y ha­ce ocho años se cam­bió al bal­nea­rio de la Re­gión de Val­po en bus­ca de tran­qui­li­dad. Ahí vi­ve con su úni­co hi­jo y su pa­re­ja mien­tras se ga­na los po­ro­tos en la co­ci­na del res­tau­ran­te Con­ti­nen­tal.

“Yo no sa­bía que ha­bían gra­ba­do el vi­deo y me lo mos­tra­ron en mi tra­ba­jo, un je­fe me lo mos­tró. Des­pués, al ra­to, que­dó la em­ba­rra­da y em­pe­zó a lla­mar la pren­sa”, re­cor­dó.

De su vi­da con­tó que lle­va cua­tro años de maes­tra de co­ci­na, y que an­tes fue ca­je­ra en la ca­pi­tal. “Me fui en bus­ca de una me­jor vi­da, por­que en San­tia­go to­do es muy rá­pi­do”, ex­pli­có. - ¿Có­mo es­tá Ma­rio?

- Le ha gus­ta­do que lo re­co­noz­can en la ca­lle, sa­lir en la te­le, en los dia­rios, le to­man fotos, el re­co­no­ci­mien­to lo tie­ne fe­liz, me di­ce: “Ma­má, ten­go ocho años y lo hi­ce, soy fa­mo­so”.

- ¿Qué ha­rán aho­ra?

- La vi­da con­ti­núa, así que él ma­ña­na al co­le­gio y yo, a tra­ba­jar.

El pe­que de Car­ta­ge­na es­tá fe­liz y dis­fru­ta de la fa­ma que le ha da­do el vi­deo que ya tie­ne más de un mi­llón de vi­si­tas. Ayer re­co­rrió va­rios ca­na­les y ha­bló con el pop.

Co­mer­cian­te

Ma­rio es tan buen co­mer­cian­te que aho­ra en to­dos la­dos le pi­den que tra­te de ven­der ob­je­tos sin va­lor, y lo ha­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.