“ME APO­YA­RON Y ES­TOY FE­LIZ”

EN­TRE­VIS­TA A TRANSGÉNERO QUE OCU­PA PULENTO CAR­GO EJE­CU­TI­VO EN EM­PRE­SA DE PRI­ME­RA LÍ­NEA

La Cuarta - - PORTADA - SEIGI MI­RAN­DA @la­cuar­ta_ seigi www.la­cuar­ta.com

Co­mo in­ge­nie­ra, Ales­sia In­jo­que (36) es se­ca pa­ra el cálcu­lo. Cla­ro que es­ta ha­bi­li­dad no le sir­vió pa­ra me­dir el im­pac­to que ten­dría en Chi­li­to su de­ci­sión de asu­mir an­te la so­cie­dad su ver­da­de­ra iden­ti­dad se­xual.

Has­ta ha­ce só­lo un par de se­ma­nas era co­no­ci­da en Chi­le y en Pe­rú, su país de ori­gen, co­mo Ale­jan­dro, un hom­bre ca­sa­do ha­ce sie­te años con una com­pa­trio­ta y ave­cin­da­do en nues­tro país, en for­ma es­ta­ble, des­de el 2010.

Pe­ro lo que más im­pac­tó no fue su con­fe­sión res­pec­to de su iden­ti­dad de gé­ne­ro, sino por­que se tra­ta de una eje­cu­ti­va de Cen­co­sud, don­de se desem­pe­ña co­mo Ar­qui­tec­ta Fun­cio­nal SAP Re­tail.

Pa­ra desa­rro­llar su tra­ba­jo tie­ne a su car­go 5 per­so­nas, cua­tro hom­bres y una mu­jer, que fue­ron de los pri­me­ros en en­te­rar­se de su reali­dad y en apo­yar­la.

-¡Qué gran­de! ¿Có­mo se dio va­lor?

-Fá­cil no fue, pe­ro te­nía el apo­yo de mi com­pa­ñe­ra y eso me dio har­to va­lor. Ha­blé con mi je­fa, Verónica, ella sin con­sul­tar me apo­yó y de ahí el te­ma es­ca­ló.

-¿En­tien­do que la aco­gie­ron?

-De in­me­dia­to me apo­yó la fun­da­ción Igua­les y jun­to con la em­pre­sa pre­pa­ra­mos la tran­si­ción. El ca­ri­ño de la gen­te fue con­mo­ve­dor. Yo mis­ma di a co­no­cer el te­ma en una char­la y la gen­te me aplau­dió de pie.

-¿Eres fe­liz?

-Co­mo nun­ca, se ter­mi­nó la pe­na, soy fe­liz, por fin soy li­bre y no ten­go sus­to. No es que ha­ya vuel­to a vi­vir, pe­ro es bien pa­re­ci­do.

-¿Cuál es el cam­bio más gran­de?

-El más sa­tis­fac­to­rio es que to­do el mun­do me tra­ta co­mo una chi­ca, me lla­man por mi nom­bre, me sa­lu­dan de be­so y en­tro al ba­ño de mu­je­res co­mo co­rres­pon­de. -¿Te sien­tes gua­pa?

-Ja­ja lo úni­co que sé es que aho­ra soy más po­pu­lar que cuan­do era Ale­jan­dro. Creo que aho­ra soy bas­tan­te más co­no­ci­da que an­tes.

-¿Tu apa­rien­cia de aho­ra fue tra­ba­ja­da, ver­dad?

-Sí, el des­em­bar­co fue pla­ni­fi­ca­do. Me hi­ce ase­so­rar por una fo­no­au­dió­lo­ga, to­me cla­ses de bai­le pa­ra sua­vi­zar mis mo­vi­mien­tos y has­ta apren­dí de ma­qui­lla­je. En di­ciem­bre me fui a Europa con mi es­po­sa y allí fui mu­jer du­ran­te un mes. En mar­zo ha­blé por pri­me­ra vez en mi em­pre­sa y los pri­me­ros días de ju­lio ya es­ta­ba lis­ta.

- ¿Có­mo reac­cio­na­ron tus co­la­bo­ra­do­res di­rec­tos?

-A prin­ci­pio que­da­ron en shock, pe­ro al día si­guien­te me re­ci­bie­ron co­mo Ales­sia y ayu­da­ron a co­mu­ni­car a las áreas ane­xas. Yo no tu­ve tiem­po de ha­blar con to­dos di­rec­ta­men­te.

-¿Y tu fa­mi­lia?

-Eso ha si­do muy du­ro, no es fá­cil y yo los en­tien­do. Bueno, ellos es­tán en Pe­rú, de a poco han ido asu­mien­do el te­ma.

-¿Te gus­ta­ría que en los co­le­gios los ni­ños trans tu­vie­ran tu suer­te?

-Yo sé que es di­fí­cil, pe­ro los ni­ños trans me­re­cen no te­ner mie­do, ser fe­li­ces y li­bres.

Es po­pu­lar

La eje­cu­ti­va hoy es tra­ta­da co­mo chi­ca, la sa­lu­dan de be­so, es ul­tra po­pu­lar y sin dra­mas usa el ba­ño de mu­je­res, co­mo co­rres­pon­de.

El bai­le

Ales­sia no de­jó na­da al azar, me­ses an­tes de dar a co­no­cer su iden­ti­dad se­xual, to­mó cla­ses de bai­le y pi­dió ayu­da a una fo­no­au­dió­lo­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.