APAÑAN A CU­MAS QUE RO­BA­RON 1.200 MI­LLO­NES EN DEPTO DE PI­NI­LLA

La Bri­ga­da In­ves­ti­ga­do­ra de Ro­bos de la PDI de­tu­vo a dos miem­bros de una pe­li­gro­sa ban­da que ope­ra­ba en de­pas del sec­tor orien­te. Al de­lan­te­ro le cho­rea­ron 1200 pa­los y hoy se­rán for­ma­li­za­dos.

La Cuarta - - PORTADA -

Así co­mo nun­ca ol­vi­da­rá el re­ma­te en el pa­lo en el Mundial de Bra­sil que, in­clu­so, di­bu­jó en su piel, el Mau­ri tampoco sa­ca­rá de su ca­be­za la tar­de del 2 de ju­lio, jus­ti­to cuan­do la Ro­ja per­dió la final de la Con­fe­de­ra­cio­nes an­te Ale­ma­nia. Y cla­ro, se ba­jo­neó por el re­sul­ta­do, pe­ro su bron­ca te­nía otro mo­ti­vo: el ro­bo que su­frió en su depa.

Fue­ron 1.200 mi­llo­nes de pe­sos los que una ban­da se lle­vó des­de San Car­los de Apo­quin­do,y el de­lan­te­ro ini­ció una cam­pa­ña a tra­vés de re­des so­cia­les pa’ dar con el pa­ra­de­ro de los cu­mas. “No voy a des­can­sar has­ta en­con­trar­los”, con­tó en esa opor­tu­ni­dad el Pi­ni, que per­dió ob­je­tos de­por­ti­vos, re­lo­jes, jo­yas y has­ta los pa­sa­por­tes.

El pun­to es que un mes des­pués del choreo, por fin se hi­zo jus­ti­cia. Tras­cen­dió que la Bri­ga­da In­ves­ti­ga­do­ra de Ro­bos de la PDI de­tu­vo a dos in­te­gran­tes de una brí­gi­da ban­da de­lic­tual de­di­ca­da a ro­bos en de­pas del sec­tor orien­te de San­tia­go. ¡Y adi­vi­ne! Ob­vio. El ni­di­to de Pi­ni­lla fue uno de ellos.

Los impu­tados tie­nen 17 y 29 años, y fue­ron ple­na­men­te iden­ti­fi­ca­dos por las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad, con­ser­jes y otros tes­ti­gos. El me­nor de edad, de ini­cia­les M.J., fue uno de los que se pa­seó con la ma­le­ta, mien­tras que el ma­lan­dra de ini­cia­les B.U. es­ta­ba a car­go del trans­por­te. Am­bos se­rán for­ma­li­za­dos hoy y pues­tos a dis­po­si­ción del 4to Juz­ga­do de Ga­ran­tía.

Y al­go más: a tra­vés de “Fa­ce” se ca­chó que el me­nor se jac­ta­ba de sus “ha­za­ñas” a pun­ta de pis­to­las, aun­que por aho­ra no exis­te idea del pa­ra­de­ro de las es­pe­cies. Lo bueno es que la bús­que­da del pe­lo­te­ro azul dio re­sul­ta­dos.

En cam­pa­ña

El Mau­ri se en­car­gó de pedir co­la­bo­ra­ción a su pí­pol a tra­vés de las re­des so­cia­les, pues no des­can­sa­ría has­ta pi­llar a los de­lin­cuen­tes.

So­na­ron El me­nor de edad de­te­ni­do sa­lió con una ma­le­ta lle­na de es­pe­cies des­de el edi­fi­cio. El otro cu­ma fue el con­duc­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.