VA A CHI­NA A TRAER LA CO­RO­NA

CO­NOZ­CA A VIC­TO­RIA STEIN LA MISS CHI­LE PA­RA MISS MUN­DO 2017

La Cuarta - - PANTALLA CHICA - TI­TO MAR­CHANT G. @la­cuar­ta_­ti­to

Jun­ta­ron a las chi­qui­llas más lin­dor­fas del te­rru­ño pa­ra ele­gir a la re­pre­sen­tan­te de es­te cal­ce­tín de tie­rra pa­ra el pró­xi­mo Miss Mun­do a rea­li­zar­se en San­ya, Chi­na, el pró­xi­mo 18 de no­viem­bre. Vic­to­ria Stein (22) se­rá la her­mo­sa y sim­pá­ti­ca com­pa­trio­ta que la pe­lea­rá por ser la más ri­car­da del glo­bo.

Ella es de Puer­to Montt y es­tu­dió Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas en la Uni­ver­si­dad de Portland, Oregon, en Gringolandia. Ob­via­men­te se pei­na con el in­glés y en­tre sus ta­len­tos des­ta­ca el can­to. La so­be­ra­na dirige una em­pre­sa de tu­ris­mo en Pun­ta Arenas y co­mo es­tu­dian­te ga­nó un de­ba­te so­bre la “De­sigual­dad de Gé­ne­ro” en su uni­ver­si­dad.

“Lo que más me mo­ti­vó a par­ti­ci­par del Miss Mun­do Chi­le fue la la­bor so­cial que exi­ge el con­cur­so in­ter­na­cio­nal. En el seg­men­to lla­ma­do ‘Be­lle­za con un Pro­pó­si­to’, de­mues­tran que no es só­lo acer­ca de la be­lle­za ex­te­rior, sino que es cru­cial en­ten­der que to­dos so­mos res­pon­sa­bles de ayu­dar­nos el uno al otro y me­jo­rar el mun­do, aun­que sea un poco, un grano de are­na a la vez”, afir­mó. - ¿Có­mo te pre­pa­ras pa­ra la final in­ter­na­cio­nal?

- Rea­li­za­ré un pro­yec­to de ac­ción so­cial que es­pe­ro po­der lle­var a ca­bo en mi cui­dad, Puer­to Montt. Ade­más, ten­dré cla­ses de ora­to­ria, pa­sa­re­la, en­tre­na­mien­to fí­si­co y au­to­ma­qui­lla­je. - ¿Si­gues via­jan­do a Gringolandia?

- Des­de que me de­di­qué a mi em­pre­sa de tu­ris­mo, no he ido mu­cho a Es­ta­dos Uni­dos, voy só­lo dos ve­ces al año aho­ra y es por dos se­ma­nas má­xi­mo. Es pa­ra ver a mi pa­dre, que es­tá pa­san­do por una en­fer­me­dad di­fí­cil. Sin em­bar­go, mis es­tu­dios los con­ti­núo por in­ter­net en mi uni­ver­si­dad de Es­ta­dos Uni­dos.

- ¿A qué de­di­ca el tiem­po li­bre?

- Voy al gim­na­sio re­gu­lar­men­te, pe­ro no prác­ti­co nin­gún ti­po de de­por­te. En mi tiem­po li­bre sue­lo tra­ba­jar en me­jo­rar as­pec­tos de la em­pre­sa, me en­can­ta leer li­bros de fic­ción en in­glés. To­co la gui­ta­rra y tam­bién can­to en mi tiem­po li­bre. Pe­ro creo que aho­ra con la com­pe­ten­cia que se apro­xi­ma, de­di­ca­ré to­do mi tiem­po li­bre a pre­pa­rar­me pa­ra Miss Mun­do In­ter­na­cio­nal.

- ¿Qué opi­nas de que es­tos con­cur­sos sean eti­que­ta­dos co­mo ma­chis­tas?

- Creo que las per­so­nas a ve­ces tien­den a ge­ne­ra­li­zar en es­tos ti­pos de con­cur­sos so­bre mu­chas co­sas y creo que es por que no lo han vi­vi­do.

Sin em­bar­go, cuan­do vi­ves la ex­pe­rien­cia, te das cuen­ta de que no es na­da de lo que te ima­gi­na­bas, sino que mil ve­ces me­jor, al me­nos so­bre­pa­só to­das mis ex­pec­ta­ti­vas. Ade­más, el Miss Mun­do Chi­le tie­ne su ver­sión mas­cu­li­na, que se lla­ma “Mis­ter Mun­do”, en­ton­ces hay in­clu­sión y no es­tá li­mi­ta­do so­lo al se­xo fe­me­nino. - Si ga­nas en Chi­na, ¿qué ha­rías?

- Si fue­se ele­gi­da Miss

Mun­do In­ter­na­cio­nal apro­ve­cha­ría aque­lla pla­ta­for­ma pa­ra ex­pan­dir mi voz y ha­blar so­bre asun­tos que im­por­tan y son per­ti­nen­tes no só­lo en mi país, sino que en el mun­do. - Oi­ga... ¿por acá pre­gun­tan si tie­ne perro que le la­dre?

- Ja­ja­já, es­toy fe­liz­men­te en una re­la­ción con Ro­dri­go Mon­tal­va, quien siem­pre me ha brin­dan­do to­do su apo­ya­do en to­dos mis sue­ños y pla­nes, por más locos que pa­re­cie­ran ser.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.