To­ño:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Mi pe­rri­to, al ti­ro par­tió su car­ta asu­mien­do que el ca­ba­lle­ro era un “XL’’. ¿Se re­fie­re a que el pa­tas ne­gras es gua­tón, tie­ne bue­na he­rra­mien­ta, o cal­za cua­ren­ta y sie­te? Si es así, que a us­ted le dé lo mis­mo. Tie­ne un pun­to a fa­vor, más allá que le es­tén co­mien­do la co­lor y chan­tán­do­le las le­gum­bres a su mu­jer, es que tie­ne una hi­ja con la hem­bra. Y más en­ci­ma es­tá re­co­no­cien­do de que se ha por­ta­do co­mo el fo­rro, no pes­cán­do­la. Por eso, en­tró a una pe­ga nue­va y se enamo­ró al to­que del mas­to­don­te. Va­ya de a po­qui­ti­to vi­si­tan­do a su ni­ña, y des­pués jue­gue con la mu­jer. In­ví­te­la jun­to a la ni­ña a rea­li­zar ac­ti­vi­da­des fa­mi­lia­res y en ese mo­men­to le da una ro­sa, la pi­ro­pea y le ha­ce ca­ri­ños. Des­pués no pue­de fa­llar y vol­ver a va­ler ca­llam­pa. Jué­gue­se­la y le irá bien.

Sus con­sul­tas y dra­mas de ti­po amo­ro­so y de ca­che­teo, las en­vía a: doc­tor­ca­rino@la­cuar­ta.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.