“En se ríen Co­rea de mi flow”

En su peak de fa­ma, “El Co­reano Lo­co” par­ló en ex­clu­si­va con ESP del bru­tal éxi­to que tie­nen sus vi­deos en YouTu­be, don­de se bur­la de los reg­gae­to­ne­ros. Y ojo, que si bien en Chi­le y pa’ los la­ti­nos es un hit, el so­cio no es pro­fe­ta en su tie­rra:

La Cuarta - - ESP -

Ca­da vez que se es­tre­na un vi­deo­clip de trap o reg­gae­ton, más allá de la ex­pec­ta­ción que se ge­ne­ra en­tre los fans por ver ma­te­rial nuevo, aho­ra hay un nuevo vi­cio: es­pe­rar la apa­ri­ción de “El Co­reano Lo­co”, el nuevo te­rror de los ar­tis­tas y los di­rec­to­res au­dio­vi­sua­les que tra­ba­jan en el gé­ne­ro.

Es que es­te “you­tu­ber” orien­tal, cuyo nom­bre real es Es­te­ban Ahn, se de­di­ca a co­men­tar de ma­ne­ra jo­co­sa los es­tre­nos de la mú­si­ca la­ti­na que la es­tá lle­van­do.

Con un es­ti­lo úni­co, don­de des­ta­ca un fluí­do español (con una mez­cla de acen­tos, en­tre pe­ta­ze­ta, orien­tal y bo­ri­cua), que apren­dió des­de muy pe­que, pues sus tai­tas se vi­ra­ron por pe­ga a tie­rras pe­pes, “El Co­reano Lo­co” se ha bur­la­do de éxi­tos de primer cor­te, co­mo “4 Babys”, de Ma­lu­ma, “Hey Ma!”, de J Bal­vin y el “Des­pa­ci­to”, aun­que sus hits fa­vo­ri­tos son los de trap, cu­yos in­tér­pre­tes tiem­blan ca­da vez que lan­zan un clip.

En su mo­men­to de ma­yor po­pu­la­ri­dad, Ahn par­ló con

ESP des­de Puer­to Ri­co, tie­rra a la que lle­gó por el pu­ro in­te­rés me­diá­ti­co de sus pu­bli­ca­cio­nes, las que re­gu­lar­men­te bor­dean el gua­tón de “plays” en YouTu­be y que siem­pre arran­can con el ya clá­si­co “¡có­mo es­tán, mi gen­te! ¿Có­mo co­jo­nes han es­ta­do?”.

- Co­reano, te avi­so que en Chi­le es­tás más fa­mo­so que Ar­tu­ro Vidal...

- ¡Así lo he vis­to! Siem­pre leo que des­de Chi­le es­tán bien ac­ti­vos con mis vi­deo-reac­cio­nes. In­clu­so me re­ga­la­ron un pu­llo­ver de la Se­lec­ción que tie­ne to­do el flow, lo­co. Así que un sa­lu­do pa­ra to­dos por allá, so­bre to­do a las babys, por­que no hay co­mo las la­ti­nas. No sé qué co­men que tie­nen esos cu­la­zos... ¡yuoooh!

- ¿Dón­de vi­ves?

- To­das mis co­sas las ha­go en Co­rea, des­de allí es­toy vien­do los “ví­deos”, si­guien­do a to­dos los ar­tis­tas. Me man­ten­go siem­pre aten­to a las no­ve­da­des que tie­nen los ca­bro­nes.

- ¿Qué opi­nan los co­rea­nos de lo que ha­ces?

- ¡No en­tien­den na­da, lo­co! Me mi­ran y me di­cen “¡tú es­tás lo­co, men!”. Lo que más los des­co­lo­ca es el flow que ten­go, pa­pi: las ro­pas, mis cor­tes de pe­lo, la ca­be­za te­ñi­da... ¡no en­tien­den na­da!

- ¿Có­mo fue que se te ocu­rrió ha­cer es­tas ju­go­sas reac­cio­nes a los vi­deo­clips?

- Lo pri­me­ro que ten­go que acla­rar, es que yo soy fan de to­dos los ar­tis­tas que ahí sa­len, y fan de ver­dad. Siem­pre fui un fan del reg­gae­ton y aho­ra tam­bién del trap. To­das las reac­cio­nes que ha­go no son pa­ra da­ñar a na­die, ca­brón, só­lo por hu­mor y amor. Pe­ro hay al­gu­nos ti­pi­qui­llos que se lo to­man muy en se­rio, pe­ro les di­go que no sean así.

- ¿Pe­ro có­mo fue el na­ci­mien­to de to­do es­to?

- Un día lo hi­ce pa­ra ver qué sa­lía, me em­pe­cé a apli­car ahí y me gus­tó. De a po­co la gen­te me fue co­no­cien­do y ya hi­cie­ron po­pu­la­res. Jam pen­sé que es­te iba a ser mi tr ba­jo, por­que yo soy ac­tor, pe sí me ha ser­vi­do pa­ra lle­var u pla­to de co­mi­da a ca­sa.

- ¿Cuál fue la primer vi­deo-reac­ción con la qu co­mo di­cen en el gé­ne­ro, pe­gas­te?

- Con la de “Ella y Yo” (Pep Quin­ta­na feat. Fa­rru­ko, Anu Tem­po, Br­yant Myers Al­mighty). Esa es­tu­vo mu du­ra y mu­cha más gen­te con ció mi tra­ba­jo, por­que fue bie di­fun­di­da. ¡Aun­que con el tam­bién em­pe­za­ron a cre­cer l que me ti­ra­ban du­ro!

- Hay ar­tis­tas y director que te tie­nen sus­to. Uno d ellos es Br­yant Myers...

- ¡Ja­ja­já! Le ha to­ca­do dur al Br­yant, pe­ro es un lo­co nun­ca de­cep­cio­na. Me gus su mú­si­ca y lo que ha­ce, soy s fan. “¡Bra­yan Maaa­yersss (con la voz pro­fun­da que pon

HA­BLA ESPAÑOL ME­JOR QUE CUAL­QUIER CHIPAMOGLI, ES EX­PER­TO EN TRAP Y REG­GAE­TON, Y AUN­QUE EN SUS VI­DEOS LOS HA­CE TRIZAS CON SUS ÁCI­DOS Y JU­GO­SOS CO­MEN­TA­RIOS, ASE­GU­RA QUE ES FAN DE TO­DOS LOS AR­TIS­TAS DEL GÉ­NE­RO UR­BANO. ASÍ ES ES­TE­BAN AHN, “EL CO­REANO LO­CO”, LA NUE­VA FI­GU­RA FREAK QUE REI­NA EN YOUTU­BE.

Ja­más pen­sé que es­te iba a ser mi tra­ba­jo, por­que yo soy ac­tor, pe­ro sí me ha ser­vi­do pa­ra lle­var un pla­to de co­mi­da a ca­sa”.

To­das las reac­cio­nes que ha­go no son pa­ra da­ñar a na­die, ca­brón, só­lo por hu­mor y amor. Pe­ro igual hay al­gu­nos ti­pi­qui­llos que se lo to­man muy en se­rio”. El Co­reano Lo­co, un per­so­na­je.

el in­tér­pre­te).

- ¿Y los vi­deo­clips de Jessy Te­rre­ro?

- ¡El Jessy, lo­co! Ca­da peliculón que ha­ce, ja­ja­já. Ya lle­ga­rá el día en que yo ha­ga un vi­deo­clip con el Jessy, y la can­ción se lla­ma­rá: “El Peliculón”, ja­ja­já.

- Te pi­den har­ta vi­deo-reac­ción de Bad Bunny, pe­ro po­co le pegas al Co­ne­jo...

- ¡Aaah! Es que el “Co­ne­jo” ese es ca­si per­fec­to, lo­co. Le mi­ro y le bus­co, pe­ro no le pi­llo na­da ma­lo. ¡Qué flow que tie­ne, lo­co! Só­lo me da ri­sa su voz de co­ne­jo fa­ti­ga’o, ¡es co­mo si es­tu­vie­ra can­sa­do! Me gus­tan mu­cho sus mo­vi­mien­tos.

- Eres har­to de pe­gar­les a los mu­cha­chos, pe­ro ¿hay al­guno que sea tu fa­vo­ri­to?

- Si tu­vie­ra que es­co­ger a un ar­tis­ta co­mo mi pre­fe­ri­do, ese es De La Ghet­to, siem­pre le doy más de una opor­tu­ni­dad an­tes de ti­rar­le.

- ¿Qué sien­tes al sa­ber que ca­da vez que se es­tre­na un clip del gé­ne­ro, siem­pre al­guien te in­vo­ca?

- ¡Looo­co! Yo les pi­do que de­jen de an­dar­me in­vo­can­do, ¡me lla­man co­mo si es­to fue­ra la oui­ja, ja­ja­já! En­ci­ma, se ponen a es­cri­bir con las pa­la­bras que ha­blo yo, ¡qué les pasa a es­tos ti­pi­qui­llos! A ve­ces les cum­plo sus de­seos y ha­go las reac­cio­nes, pe­ro tam­po­co ten­go tiem­po pa­ra ha­cer­le a to­dos los “ví­deos”, ¡oís­te!

- ¿Cuán­tas ve­ces mi­ras y ana­li­zas un clip pa­ra ar­mar una vi­deo-reac­ción?

- Nor­mal­men­te, unas tres ve­ces, más o me­nos. Cla­ro que hay otras don­de es tan­ta la pre­sión de la gen­te por te­ner el “ví­deo” que, lo­co, la ha­go a la primera, ¡qué co­jo­nes!

- ¿Sien­tes que has cre­ci­do?

- Mu­cho. An­tes to­do era más a pul­so, ahí en la lu­cha, pe­ro aho­ra has­ta ten­go un equi­po que me edi­ta los “ví­deos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.