Via­jó a Co­lom­bia por ci­ru­gías es­té­ti­cas y mu­rió

Lo­re­na Reyes Do­ñas (48) su­frió un pa­ro car­dio­rres­pi­ra­to­rio de­bi­do a una se­rie de com­pli­ca­cio­nes tras las ope­ra­cio­nes

La Cuarta - - CRÓNICA - CAR­LOS ES­CO­BAR @la­cuar­ta_­car­los

Lo­re­na Reyes Do­ñas via­jó a Co­lom­bia con las ma­le­tas car­ga­das de ilu­sión pa­ra so­me­ter­se a una in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca si­mul­tá­nea y sen­tir­se me­jor con su cuer­po.

La mu­jer, quien se desem­pe­ña­ba en nues­tro país co­mo es­ti­lis­ta, te­nía 48 años y lle­gó el sá­ba­do 29 de ju­lio al Va­lle del Cau­ca pa­ra in­ter­nar­se en me­nos de 24 ho­ras en la Clí­ni­ca Pi­cas­so Ca­li, un cen­tro de es­té­ti­ca de al­to pres­ti­gio, se­gún in­for­ma­ron au­to­ri­da­des ca­fe­te­ras.

Has­ta ahí, iba to­do bien, pe­ro se­gún in­for­mó la Can­ci­lle­ría de nues­tro país a La

Cuar­ta, la mu­jer su­frió una se­rie de com­pli­ca­cio­nes y la tar­de del jue­ves fa­lle­ció a raíz de un pa­ro car­dio­rres­pi­ra­to­rio.

IN­VES­TI­GA­CIÓN

De acuer­do a las in­da­ga­to­rias he­chas por la po­li­cía co­lom­bia­na, Lo­re­na Reyes pre­sen­tó com­pli­ca­cio­nes 48 ho­ras des­pués de las ope­ra­cio­nes. Por ese mo­ti­vo, que­dó ba­jo mo­ni­to­reo per­ma­nen­te.

“La mu­jer se so­me­tió a una li­pec­to­mía y una lipoescultura, ade­más ha­bría pre­sen­ta­do com­pli­ca­cio­nes que to­da­vía es­ta­mos por es­ta­ble­cer”, afir­mó el se­cre­ta­rio de Sa­lud de Ca­li, Ale­xan­der Du­rán.

La muer­te de Lo­re­na tie­ne de ca­be­za a las au­to­ri­da­des de sa­lud co­lom­bia­nas, pues su fa­lle­ci­mien­to se su­ma a otros re­gis­tra­dos en lo que va del año (ver re­cua­dro).

Res­pec­to a las con­di­cio­nes del cen­tro de sa­lud, “es­ta clí­ni­ca con­ta­ba con los per­mi­sos pa­ra ha­cer­lo, no es una clí­ni­ca de ga­ra­je”, pre­ci­só la au­to­ri­dad, que agre­gó: “Es­ta­mos pen­dien­tes del dic­ta­men de Me­di­ci­na Le­gal pa­ra co­no­cer las po­si­bles cau­sas del de­ce­so y, allí, en­tra­rá la in­ves­ti­ga­ción pe­nal por par­te de la Fis­ca­lía pa­ra es­ta­ble­cer res­pon­sa­bi­li­da­des”.

Por el mo­men­to, la po­li­cía co­lom­bia­na in­ves­ti­ga si la mu­jer lle­gó al país y si te­nía amis­ta­des en la zo­na.

RE­GRE­SO

Has­ta el cie­rre de es­ta edi­ción, la cón­sul chi­le- na en Ca­li, Ce­ci­lia Bur­gos, se en­con­tra­ba en Me­di­ci­na Le­gal (or­ga­nis­mo si­mi­lar a nues­tro SML) efec­tuan­do los trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos pa­ra re­ti­rar el cuer­po de Reyes, mien­tras su her­ma­na via­jó des­de Chi­llán has­ta la zo­na pa­ra fi­ni­qui­tar las la­bo­res y re­pa­triar sus res­tos mor­ta­les has­ta San­tia­go.

La her­ma­na de la es­ti­lis­ta via­jó des­de Chi­llán has­ta Ca­li pa­ra re­ti­rar su cuer­po y re­pa­triar­lo.

Oji­tos tris­tes

Lo­re­na Reyes se desem­pe­ña­ba co­mo es­ti­lis­ta en el sec­tor oriente de la ca­pi­tal y via­jó al país ca­fe­te­ro ex­clu­si­va­men­te pa­ra la ope­ra­ción, pues que­ría me­jo­rar su apa­rien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.