CA­PO DEL SUS­PEN­SO CAR­LOS PIN­TO LE

PO­NE HU­MO A INS­TA­GRAM

La Cuarta - - DESPACITO -

Tu­vie­ron que pa­sar dé­ca­das en la te­le­vi­sión pa­ra que Car­los Pin­to se en­tre­ga­ra de lleno a los pla­ce­res de las re­des so­cia­les. El éxi­to de “Irre­ver­si­ble” (Ca­nal 13) prác­ti­ca­men­te lo em­pu­jó a en­trar de lleno en el mun­do web, don­de su­ma ya va­rios adep­tos.

“Siem­pre he si­do muy re­ser­va­do, si ha­go al­go, lo de­jo pa­ra mí, no me gus­ta an­dar di­cien­do ‘hoy es­toy en Es­pa­ña’ o co­sas por el es­ti­lo, pe­ro con­si­de­ré que es­ta vez era sú­per ne­ce­sa­rio es­tar pre­sen­te, más bien me con­ven­cie­ron de ello, je­je­jé”, nos par­lo­teó el pa­pi del sus­pen­so ja­guar.

Lue­go de años de inexis­ten­cia vir­tual, Pin­to asu­me el gol­pe. “Mis hi­jos me aga­rra­ron pa’l le­seo, me di­je­ron que ya es­ta­ba vie­jo pa’ eso, pe­ro me si­guie­ron igual y me ha­cen pro­mo­ción, pa­ra su­bir los se­gui­do­res. Cla­ro que la que más se de­mo­ró en se­guir­los me fue mi se­ño­ra, que lo du­dó har­to, pe­ro fi­nal­men­te lo hi­zo, ja­ja­já”, ex­pli­có so­bre su bien­ve­ni­da a Ins­ta­gram y Twit­ter.

- Don Car­los, no es que sea­mos sa­pos, pe­ro nos me­ti­mos a ca­char a quié­nes se­guía en “Ins­ta” y no­so­tros no es­ta­mos en su lis­ta...

- ¡No te lo pue­do creer! Eso es al­go que voy a so­lu­cio­nar de in­me­dia­to. ¡Es que us­te­des son mi dia­rio re­ga­lón, no sé có­mo lo de­jé pa­sar...!

- ¿Có­mo ha si­do la re­cep­ción?

- Cuan­do par­tí, ape­nas me se­guían 5 per­so­nas en Ins­ta­gram y pen­sé que iba a ser un fias­co, pe­ro de a po­co se ha ido dis­pa­ran­do y ya va­mos co­mo en

A ve­ces, mi se­ño­ra ve mi cuen­ta y sos­pe­cho que elimina a las chi­cas lindas, ja­ja­já”.

Car­los Pin­to,

le­yen­da.

DE­JÓ DE HA­CER­LES LA FINTA A LAS RE­DES SO­CIA­LES Y LLE­GÓ CON TUT­TI

- La ma­yo­ría de las ve­ces, sí. Pe­ro tam­bién mi se­ño­ra me ayu­da, aun­que a ve­ces que­do me­dio ca­chu­do con que me elimina a las chi­cas lindas que me si­guen, por­que a ve­ces pier­do co­mo 50 se­gui­do­res de una pu­ra ti­ra­da, ja­ja­já.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.