Ni­co:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

He­dion­do, pe­lu­do, vie­jo e in­ma­du­ro. ¿No le da ver­güen­za es­cri­bir es­ta car­ta ma­mo­na? Pri­me­ro, es­pe­re bien qué pa­sa con su pier­na y, si real­men­te es­tá em­ba­ra­za­da, que se lo con­fir­me un exa­men de san­gre, en el mé­di­co, no se ur­ja por un atra­so, ig­no­ran­te. Con su edad, con tra­ba­jo, res­pon­sa­bi­li­dad y amor a su po­lo­la no po­dría por qué te­ner pá­ni­co an­te la lle­ga­da de un ni­ño. Que sus vie­jos se va­yan a la­var el tras­te, si us­ted ya no es el ni­ñi­to de 10 años, y eso es su cul­pa, pues se ca­cha a la le­gua que es un baby. Ámen­se con su pa­re­ja, vi­van jun­tos o cá­se­se si quie­re con la lle­ga­da de un an­ge­li­to. Yo es­ta­ría más fe­liz que la cres­ta an­te ello, y us­ted pa­re­cie­ra que an­da en un fu­ne­ral. Fi­lo con sus pa­pás. Le apues­to que es­ta­rán más felices que quiltro con garrapatas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.