Que­de co­mo le­chu­ga con el cam­bio de ho­ra del pró­xi­mo sá­ba­do

A la me­dia­no­che del 12 de agos­to hay que ade­lan­tar en 60 mi­nu­tos el re­loj

La Cuarta - - PAÍS - @la­cuar­ta_­ma­nuel

Una ho­ra me­nos de tu­to o me­nos tiem­po pa­ra sa­car­le bri­llo a la pis­ta de bai­le, se­rán las con­se­cuen­cias del pró­xi­mo cam­bio de ho­ra que se vie­ne en sie­te días mas.

El anun­cio lo hi­cie­ron los aho­rra­do­res del mi­nis­te­rio de Ener­gía, los que de es­ta ma­ne­ra le dan la bien­ve­ni­da al ho­ra­rio de ve­rano, im­pli­can­do así más mo­men­tos de luz na­tu­ral du­ran­te el día.

“Los re­lo­jes de­ben ser ade­lan­ta­dos en una ho­ra tan­to en Chi­le con­ti­nen­tal co­mo in­su­lar, a ex­cep­ción de la re­gión de Ma­ga­lla­nes, que ya te­nía ho­ra­rio de ve­rano du­ran­te to­do el año”, ex­pli­có con man­za­ni­tas a La Cuar­ta el mi­nis­tro de ener­gía, An­drés Re­bo­lle­do.

- ¿Qué tie­ne de bueno cam­biar la ho­ra en la ba­rra?

- Son dos los prin­ci­pa­les pun­tos. El pri­me­ro es el aho­rro ener­gé­ti­co en la cuen­ta de la luz, ya que las lu­ces del ho­gar se pren­den más tar­de, y el gasto en ma­yor que en las ma­ña­nas. Y lo se­gun­do es que se apro­ve­cha me­jor la luz de día, pu­dien­do la gen­te rea­li­zar ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre y com­par­tir más con la fa­mi­lia y ami­gos, lo que me­jo­ra el áni­mo de las per­so­nas.

- ¿Có­mo lo ha­rá la re­gión de Ma­ga­lla­nes con es­te cam­bio?

- En Ma­ga­lla­nes no de­be­rán ha­cer na­da, ya que ellos es­tán con el ho­ra­rio de ve­rano de for­ma per­ma­nen­te. De es­ta ma­ne­ra, Chi­le vol­ve­rá a te­ner dos hu­sos ho­ra­rios, el in­su­lar y el con­ti­nen­tal.

- ¿Cuán­do se vie­ne el pró­xi­mo cam­bio?

- El si­guien­te cam­bio de ho­ra se­rá en ma­yo del 2018.

CHAOLÍN A LAS OJERAS

El prin­ci­pal re­cla­mo de la ba­rra a la que no le ha­ce gra­cia es­te ti­po de cam­bio, es que van a al­te­rar el tu­to, y los días que vie­nen an­da­rán mé­ta­le bos­te­zos. Es por ello que el neu­ró­lo­go Pa­blo Guz­mán, di­re de la clí­ni­ca del sue­ño Somno, en­tre­gó sus me­jo­res re­ce­tas pa’ no an­dar ca­be­ceán­do­se por la vi­da.

“No es na­da gra­ve pa­ra las per­so­nas el cam­bio de una ho­ra. Los adul­tos ma­yo­res y los ni­ños son más sus­cep­ti­bles a es­te ti­po de cam­bios, pe­ro no es na­da gra­ve. Aho­ra bien, si al­guien cree que es­to pue­de afec­tar­le el sue­ño dia­rio pue­de adap­tar­se de a po­co a es­te cam­bio acos­tán­do­se 10 ó 15 mi­nu­tos an­tes de lo nor­mal una se­ma­na an­tes, pa­ra que así gra­dual­men­te se acos­tum­bre”, re­ce­tó Guz­mán.

“Sin du­da son más be­ne­fi­cios lo que trae es­te cam­bio de ho­ra, ya que las per­so­nas dis­fru­ta­rán mu­cho más la luz de día rea­li­zan­do va­rios ti­pos de ac­ti­vi­da­des”, fi­na­li­zó es­te dis­cí­pu­lo de Mor­feo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.