“EN EL YO­GA VEO UNA OP­CIÓN LA­BO­RAL MÁS”

MA­RI­TA GAR­CÍA COM­BI­NA TE­LE­SE­RIES CON NUE­VA PE­GA PA­RA LAS VA­CAS FLA­CAS:

La Cuarta - - PANTALLA CHICA - CLAUDIA PA­CHE­CO @la­cuar­ta_c­pa­che www. la­cuar­ta.com

La actriz Ma­ría de los Án­ge­les Gar­cía es una de las re­ga­lo­nas de las te­le­se­ries de Me­ga, y la ba­rra le de­mues­tra ca­ri­ño en sus re­des, pe­ro no só­lo por su ta­len­to pa’ in­ter­pre­tar, tam­bién por su fle­xi­bi­li­dad en la prác­ti­ca del Yo­ga.

Ma­ri­ta, co­mo ca­ri­ño­sa­men­te le di­cen sus cer­ca­nos, es par­te del elen­co de la nue­va te­le­se­rie del “9”, “Verdades Ocul­tas”, en don­de in­ter­pre­ta a Maite So­to, her­ma­na de Fran­co (Ri­car­do Ver­ga­ra, su pa­re­ja en la vi­da real) e hi­ja de Jo­sé (Re­na­to Muns­ter). En con­ver­sa con La

Cuar­ta, la ta­len­to­sa nos ver­seó có­mo se las in­ge­nia pa’ re­par­tir su tiem­po en­tre sus dos pa­sio­nes: la ac­tua­ción y el yo­ga. “Por mi per­so­na­li­dad, no pue­do ha­cer só­lo una co­sa, soy sú­per acua­rio, ten­go que es­tar siem­pre ha­cien­do co­sas dis­tin­tas”, par­ló.

- ¿De­di­ca mu­cho tiem­po al yo­ga?

- No sé si ca­chan, pe­ro soy ins­truc­to­ra de yo­ga.

- ¡En se­rio! ¿Y eso es com­pa­ti­ble con ac­tuar?

- Sí, me cer­ti­fi­qué en In­dia ha­ce po­co y bueno, ne­go­cié pa­ra es­ta te­le­se­rie tres ho­ra­rios AM de cla­ses, pa­ra no de­jar de ha­cer­lo du­ran­te el ro­da­je, por­que una apren­de ha­cien­do,

y el ca­nal me lo per­mi­tió. - Güe­na, bien ocu­pa­di­ta, ¿ah?

- Ja­ja­já, ha­go tea­tro tam­bién, no hay mu­cho tiem­po pa­ra des­can­sar, pe­ro son años en que uno se desa­rro­lla y es­toy co­mo des­ple­gan­do dis­tin­tas áreas. Es que pa­ra un ac­tor es fun­da­men­tal no te­ner los hue­vos en una mis­ma ca­nas­ta. - Cla­ro, es­tá ines­ta­ble el me­dio...

- La­bo­ral­men­te una tie­ne que abor­dar dis­tin­tas áreas, por­que el día de ma­ña­na una quie­re te­ner una fa­mi­lia o re­ple­gar­se un po­co de la te­le­vi­sión, y hay que sa­ber ha­cer otras co­sas. - ¿En su ca­so, eso es el yo­ga, cier­to?

- Pa­ra mí, el yo­ga no es só­lo un ca­mino es­pi­ri­tual y de vi­da, tam­bién es una op­ción la­bo­ral con­cre­ta, así que me en­can­ta.

- ¿Có­mo fue que se dio cuen­ta de eso?

- Em­pe­cé la bús­que­da del yo­ga ha­ce co­mo tres años, cuan­do ha­cía “Pi­tu­ca sin Lu­cas”, fue una te­le­se­rie sú­per vis­ta, exi­to­sa y di­je ya, es­to es pa­sa­je­ro, hay que te­ner otras co­sas, ahí me desa­rro­llé co­mo ins­truc­to­ra. - Oi­ga, ¿qué tal su rol en “Verdades Ocul­tas”?

- Maite So­to me gus­ta, por­que com­po­ne una par­te más có­mi­ca de la te­le­se­rie, mi per­so­na­je le qui­ta un po­co el dra­ma­tis­mo a la his­to­ria. Me en­can­ta ha­cer­la, es in­ge­nua, ella es­tá es­pe­ran­do a su gran amor de la vi­da. - Tar­da en lle­gar, ¿no?

- Que la gen­te es­pe­re no­más, por­que el amor lle­ga­rá, no sé cuán­to se de­mo­re, pe­ro ella se va a enamo­rar pro­fun­da­men­te.

¡Non stop!

Ma­ri­ta no pa­ra. Ca­che que es­tá en la te­le, el tea­tro y, ade­más, de­di­ca gran par­te de su tiem­po al yo­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.