Ube­rMas­co­tas lle­va de pa­seo has­ta al pe­rro ver­de

Clan ami­go de los ani­ma­les aca­rrea a los pe­lu­dos por An­to­fa­gas­ta y pien­sa sa­car APP

La Cuarta - - CRÓNICA - MA­NUEL ARÉ­VA­LO @la­cuar­ta_­ma­nuel

Con la len­gua y las ore­jas al vien­to van a an­dar los ca­chu­pi­nes, ga­tos, hu­ro­nes y has­ta los pe­ce­ci­llos, lue­go que una fa­mi­lia ami­ga de los ani­ma­les de An­to­fa­gas­ta se le ocu­rrie­ra for­mar el pri­mer Uber pa­ra que nues­tros her­ma­nos me­no­res va­yan don­de quie­ran, pe­ro no sobre sus cua­tro pa­tas, sino sobre cua­tro rue­das.

Bau­ti­za­do como Ube­rMas­co­tas, el em­pren­di­mien­to fue cra­nea­do por Clau­dio Ma­rino (42) y su es­po­sa Ele­na Ro­jo, lue­go que el pri­me­ro que­da­ra ce­san­te como con­duc­tor de grúas, en la ciu­dad de La Por­ta­da.

“Mi es­po­sa es ani­ma­lis­ta y yo soy in­ge­nie­ro me­cá­ni­co, como nos vi­mos en apu­ros por la pe­ga nos pu­si­mos a pen­sar y se nos ocu­rrió es­ta idea, ya que es bien co­mún que las per­so­nas ten­gan pro­ble­mas pa­ra lle­var a sus re­ga­lo­nes a va­rios lu­ga­res, ya sea de pa­seo, al ve­te­ri­na­rio, al ae­ro­puer­to o don­de quie­ra”, con­tó Ma­rino a La Cuar­ta.

Como la ne­ce­si­dad tie­ne ca­ra de hereje, no pa­só na­da de tiem­po y ya se ha­bían pues­to con dos ca­mio­ne­tas, las que fue­ron acon­di­cio­na­das has­ta con una ram­pa pa­ra aque­llos pe­lu­dos que ten­gas dra­mas al an­dar o ten­gan una si­lli­ta de rue­das.

LADRAN DE FE­LI­CI­DAD

“No de­ja­mos na­da al azar, ya que ade­más de los per­mi­sos mu­ni­ci­pa­les, le pu­si­mos pas­to sin­té­ti­co al pic­kup de las ca­mio­ne­tas, ade­más por ley no pue­den ir suel­tos los ani­ma­les, por lo que te­ne­mos jau­las de va­rios ta­ma­ños”, agre­gó el hom­brón.

- Oi­ga ¿y qué pre­cios tie­ne pa­ra es­ta ma­ra­vi­lla?

- Cu­bri­mos dos sec­to­res de An­to­fa­gas­ta y el pre­cio es de 7 mil pe­sos por tra­mo y a 12 ida y vuel­ta, in­de­pen­dien­te del lu­gar y la dis­tan­cia a la que se va­ya.

- ¿Pue­den via­jar ani­ma­les so­los?

- Siem­pre de­ben ir acom­pa­ña­dos por una per­so­na res­pon­sa­ble, la que va sen­ta­da ade­lan­te jun­to al con­duc­tor.

lu­cas sa­le el pi­que con el ani­ma­li­to, in­de­pen­dien­te del ta­ma­ño, y si in­clu­ye vuel­ta la ofer­ta es de 12 mil pe­sos. - ¿Có­mo reac­cio­na la gen­te pa­ra lle­var ani­ma­li­tos en su au­to?

- Por lo ge­ne­ral no les gus­ta en­su­ciar el au­to, ya sea con pe­los o ba­ba, ade­más hay va­rios pe­rri­tos o ga­tos he­ri­dos o en pé­si­mas con­di­cio­nes que mu­chos no lle­va­rían.

- ¿Su­ma­rían más in­tere­sa­dos que pres­ten sus to­dos pa­ra es­ta cau­sa?

- Cla­ro que sí, no­so­tros fe­li­ces que se pue­dan su­mar más in­tere­sa­dos. Es­ta­mos pre­pa­ran­do una apli­ca­ción te­le­fó­ni­ca.

- ¿Y Uber nos les pin­tó el mono por ocu­par el nom­bre?

- No, has­ta aho­ra no he­mos te­ni­do pro­ble­mas.

He­mos lle­va­do des­de hu­ro­nes, co­ne­jos, ga­tos y pe­rri­tos”. Clau­dio Ma­rino, Ube­rMas­co­tas.

Los ca­chu­pi­nes van aden­tro de có­mo­das jau­las, mien­tras que el due­ño va ade­lan­te con el cho­fer del bó­li­do de cua­tro pa­tas.

Las ca­mio­ne­tas tie­nen una ram­pa pa­ra que si­lla de rue­das o he­ri­dos. en suban sin dra­mas los ani­ma­li­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.