Ri­ve­ro se­rá ci­ta­do por ByN

LUE­GO DE SUS PO­LÉ­MI­CAS DE­CLA­RA­CIO­NES

La Cuarta - - DEP -

El lío que se ar­mó cuan­do se su­po que Pa­re­des iba a la ban­ca, Sa­las es­ta­ba le­sio­na­do de su na­riz, Vil­ches en pa­na y Morales con la Ro­ji­ta y Ri­ve­ro fue­ra de la nó­mi­na... ¡Fue tre­men­do! Las es­pe­cu­la­cio­nes iban y ve­nían, na­die en­ten­día por qué el uru­gua­yo no es­ta­ba ci­ta­do y las pa­la­bras del pa­trón de ByN, Aní­bal Mo­sa, no cal­ma­ban las an­sias. “Es­toy preo­cu­pa­do por su au­sen­cia, en­tra­ré a pre­gun­tar­le a Pa­blo Gue­de por qué no vino”, di­jo el em­pre­sa­rio a su lle­ga­da. Pe­ro Ri­ve­ro sí es­ta­ba en el es­ta­dio y su­bió una fo­to a sus re­des so­cia­les, don­de de­jó cla­ro que le im­por­ta­ban “los va­lo­res”. “Ayer nos co­mu­ni­có que no te­nía ca­be­za pa­ra ve­nir a ju­gar el par­ti­do. Que es­ta­ba con su ca­be­za en otra co­sa y se lo co­mu­ni­qué al pre­si­den­te”, anun­ció el de­té. Y el ju­ga­dor no aguan­tó más y pu­bli­có lo que real­men­te lo aque­ja­ba. “El club tie­ne de­re­cho a de­cir que sí o que no a una pro­pues­ta (la de Bel­grano) y eso lo acep­to. Lo que no acep­to por mis prin­ci­pios es que me fal­ten a la pa­la­bra”, posteó. Y una al­ta fuen­te de la con­ce­sio­na­ria nos da­teó: “Su cláu­su­la no son 1,5 mi­llo­nes de dó­la­res como él quiere, son dos. Y lo sa­be, por eso lo ci­ta­re­mos a una reunión pa­ra el miér­co­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.