Su­frir una pa­rá­li­sis

Due­ña de al­ma­cén y ba­zar te­nía fe en que iba a ga­nar al­go El des­tino le son­rió a Inés des­pués de

La Cuarta - - ENCUENTRO DE COMERCIANTES - Ima­gen de ar­chi­vo y de re­fe­ren­cia de los pre­mios.

Emo­cio­na­da es­ta­ba Inés Tran­gol –quien es co­mer­cian­te des­de ha­ce 10 años y tie­ne su al­ma­cén de co­mes­ti­bles y ba­zar en Quilicura– lue­go de ga­nar el En­chu­la­do Co­mer­cian­te. “Es­toy muy con­ten­ta, por­que es­tu­ve en­fer­ma, me dio una pa­rá­li­sis”, ase­ve­ró de en­tra­da. Du­ran­te ese tiem­po tu­vo que arren­dar el bo­li­che, pe­ro al fi­nal cuen­ta que lo re­to­mó “con na­da de pla­ta”. En la ac­tua­li­dad es­tá de vuel­ta en la pe­ga de a po­qui­to y aho­ra tra­ba­ja jun­to a su hi­ja, quien la ayu­da. An­tes le po­nía el pe­cho a las ba­las so­li­ta.

- ¿Có­mo lo hi­zo du­ran­te esos me­ses?

- Vino un so­brino a tra­ba­jar el ne­go­cio y me pa­sa­ba a mí al­go de pla­ta pa­ra no que­dar en ce­ro. Pe­ro fue muy di­fí­cil.

- ¿Cuán­do vol­vió a la pe­ga?

- Yo me re­cu­pe­ré rá­pi­do y el 28 de abril re­to­mé mi ne­go­cio. Así que aho­ra, con es­to, le di­je a mi hi­ja: ‘Voy a bus­car mi pre­mio, cual­quier pre­mio, pe­ro me voy a traer al­go’, y me que­dé has­ta el úl­ti­mo.

- Pa­re­ce que te­nía har­ta con­fian­za y ga­nas de ve­nir.

- Cuan­do lle­gó la ni­ña de La Cuar­ta (del ‘Team Co­mer­cian­te’), yo es­ta­ba ce­rran­do ese día, por­que ce­rra­mos a las tres de la tar­de. Vi una ca­mio­ne­ta que se es­ta­cio­na­ba afue­ra y le di­je a la ni­ña de La Cuar­ta: ‘¡Los es­ta­ba es­pe­ran­do!’.

- ¡Jus­to se en­con­tra­ron! ¿Y qué le pa­re­cie­ron los pre­mios?

- De he­cho, es­tá­ba­mos pen­san­do en com­prar una má­qui­na más con mi hi­ja. Íba­mos a jun­tar pla­ta, por­que ha­ce­mos que­ques, cal­zo­nes ro­tos y en­sa­la­das, en­ton­ces es­toy fe­liz. To­do eso que

En abril re­to­mó su tra­ba­jo en su al­ma­cén, que tu­vo que de­jar por una pa­rá­li­sis. Fue al even­to pa­ra re­la­jar­se y ter­mi­nó lle­ván­do­se el pre­mio más co­to­to.

Inés Tran­gol, ca­po­ral de un al­ma­cén y ba­zar de la co­mu­na, re­ci­bió el pre­mio con­sis­ten­te en un com­ple­to equi­pa­mien­to, de par­te de Pa­blo Al­ja­ro, ge­ren­te de Ven­tas La Cuar­ta. íba­mos a gas­tar en com­prar­la, aho­ra ya no, ¡me lo re­ga­la­ron!

- O sea que el pre­mio le vino caí­do del cie­lo…

- Siem­pre le di­go a mi hi­ja que Dio­si­to me ama, siem­pre Él es­tá con­mi­go y nun­ca me ha fal­ta­do. Aho­ra ha­bía­mos es­ta­do bien apre­ta­di­tos en co­sas, pe­ro lle­gó en el mo­men­to pre­ci­so.

- ¡Me ale­gro! ¿Con quién vino al even­to?

- Vi­ne con mi hi­ja, ella me ayu­da. Le di­je: ‘Ce­rre­mos el ne­go­cio, va­mos, ¡va­mos a dis­traer­nos un ra­to! Así que ce­rra­mos a las 10 y nos vi­ni­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.