¡QUÉ CHANCHADA! A LA PEPPA PIG

LE DE­JA­RON LAS PU­RAS PA­TAS DE CERDITA EN RO­BO DE MO­NOS

La Cuarta - - PORTADA - CAR­LOS ES­CO­BAR @la­cuar­ta_­car­los

La jornada pro­me­tía ser de pe­lí­cu­la pa­ra Ge­ma Arria­ga­da, sus tra­ba­ja­do­res y cor­pó­reos, quie­nes par­tie­ron a pri­me­ra ho­ra del do­min­go a ani­mar el Día del Ni­ño a San Fe­li­pe.

Los ca­bros chi­cos go­za­ron de lo lin­do con los Mi­nions, Buzz Light­year y la Peppa Pig, sus ído­los de in­fan­cia, con los que se to­ma­ron una ca­chá de sel­fies pa­ra la pos­te­ri­dad y pa­ra que­brar­se con sus com­pa­ñe­ros de es­cue­la y jar­dín.

To­do fue “rico-bue­na on­da” has­ta el re­gre­so a la ca­pi­tal. Ge­ma y sus tra­ba­ja­do­res guar­da­ron los mo­nos y ra­ja­ron pa­ra San­tia­go. Pe­ro cuan­do sa­lie­ron del tú­nel Cha­ca­bu­co, se die­ron cuen­ta que la chan­chi­ta Peppa no es­ta­ba.

“El tra­je lo vi­mos por úl­ti­ma vez como a las 14.30 ho­ras. No sa­be­mos có­mo se pu­do per­der”, la­men­tó Ge­ma Arria­ga­da, pues ella ha­bía arren­da­do el tra­je pa­ra la oca­sión y aho­ra de­be­rá pa­gar­lo.

SE BUS­CA

El más acha­ca­do con la des­apa­ri­ción de la Peppa Pig es su due­ño, Pa­blo Gó­mez, quien jun­tó pe­so a pe­so los mor­la­cos pa­ra com­prar el dis­fraz pa’ su py­me, Car­ca­ja­da-Even­tos, que le­van­tó con el su­dor de su fren­te jun­to a su es­po­sa. De he­cho, el tra­je no es ba­ra­ti­to y, ac­tual­men­te, su va­lor al­can­za los $200 mil.

“Echa­mos los dis­fra­ces al carro de arras­tre y la Peppa es­ta­ba ahí, en su bol­sa. In­clu­so se en­con­tra­ba cuan­do pa­sa­mos a comer unas em­pa­na­das, pe­ro en la ca­rre­te­ra des­apa­re­ció. Só­lo es­ta­ban las pa­ti­tas de chancho”, re­cor­dó Gó­mez, co­no­ci­do en el am­bien­te ar­tís­ti­co como el Pa­ya­so Sar­tén, due­ño del cor­pó­reo.

¡OINC!

¿Se la ha­brán lle­va­do al ma­ta­de­ro o se ca­yó a un charco de ba­rro? Eso es lo que has­ta el día de ¡oinc! se pre­gun­tan Ge­ma Arria­ga­da y el Pa­ya­so Sar­tén, quie­nes no quie­ren ser ne­ga­ti­vos y pen­sar que se las ro­ba­ron en el tra­yec­to.

Eso sí, to­do in­di­ca­ría que así fue. “Nos pa­re­ce ex­tra­ño por­que cuan­do se te vue­la al­go los otros au­tos te to­can la bo­ci­na, pe­ro el do­min­go nin­guno la to­có. Ade­más, el tra­je te­nía un pe­so en­ci­ma, pa­ra que no se vo­la­ra. Es muy ex­tra­ño”, di­jo la mu­jer, quien ini­ció una cam­pa­ña en re­des so­cia­les por si un al­ma de buen co­ra­zón la en­con­tró ti­ra­da en el ca­mino y qui­sie­ra de­vol­ver­la a su de­ses­pe­ra­do due­ño, pues el tra­je es su fuen­te de tra­ba­jo.

En ca­so de ha­ber en­con­tra­do a Peppa, la cerdita, o si tie­ne una pis­ta de dón­de po­dría es­tar, pue­de con­tac­tar­se con Ge­ma Arria­ga­da al te­lé­fono +56993040345 ó a la pá­gi­na de Fa­ce­book Car­ca­ja­da-Even­tos, pues só­lo a ellos les sir­ve el tra­je que es­tá in­com­ple­to. Tan­to su due­ño como la em­plea­do­ra y las pa­ti­tas de chancho quie­ren vol­ver a ver­la en glo­ria y ma­jes­tad.

En la ca­rre­te­ra des­apa­re­ció. Só­lo es­ta­ban las pa­ti­tas de chancho”.

Pa­blo Gó­mez, due­ño.

El tra­je te­nía un pe­so en­ci­ma, pa­ra que no se vo­la­ra. Es muy ex­tra­ño”.

Ge­ma Arria­ga­da, arren­da­ta­ria.

El cuer­po de la cerdita des­apa­re­ció a las 14.30 del do­min­go, jus­to en la sa­li­da del tú­nel Cha­ca­bu­co, cuan­do re­gre­sa­ban de ce­le­brar el Día del Ni­ño en San Fe­li­pe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.