Don Ra­mi:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Yo no di­ría que el co­pe­te se les fue a la ca­be­za, es más, creo que la ca­be­za se les ca­yó al guá­ter a am­bos. El que ella es­té en die­ta de ca­che­teo por­que su ma­ri­do se fue a tra­ba­jar a otro con­ti­nen­te y el que us­ted ten­ga el agua cor­ta­da no los jus­ti­fi­can. En lo que a us­ted to­ca, de­be con­ver­sar con su mu­jer y plan­tear­le que sin la esen­cia de la vi­da en pa­re­ja se pier­de el sen­ti­do de és­ta. De ese bla­blá pue­de sa­lir cual­quier co­sa, pe­ro ten­gan siem­pre en vis­ta el fu­tu­ro de los hi­jos. ¿Es­ta­mos? Aho­ra, res­pec­to de lo que su ca­bro vio, de­be bus­car la for­ma de con­ver­sar con él y con­tar­le el dra­ma que es­tá vi­vien­do y pro­me­ter­le que nun­ca más lo ve­rá en esos tran­ces con su tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.