ABO­GA­DO

La Cuarta - - PAÍS - At­te. Abo­ga­do Pop An­drés Qui­jano Abo­ga­do

No­ble hom­bre de la Ley:

Soy una lo­la de cua­ren­ti­tan­tos, sol­te­ra y con dos hi­jos. A pe­sar de eso creo que me con­ser­vo co­mo quie­ro. En el tra­ba­jo mi je­fe tie­ne con­mi­go un tra­to me­jor que con mis com­pa­ñe­ras. De he­cho, me ha­ce pe­que­ños re­ga­los, na­da caro por su­pues­to, me abre la puer­ta y ha­ce otra cla­se de aten­cio­nes co­mo es­tas. Ade­más, no me re­ta cuan­do me equi­vo­co en la pe­ga. Yo no quie­ro na­da con él, y por lo mis­mo me sien­to aco­sa­da por su con­duc­ta. ¿Qué pue­do ha­cer pa­ra que me de­je tran­qui­la? ¿Lo pue­do de­nun­ciar por aco­so? Es­ti­ma­da milf: No le creo cuan­do di­ce que es­tá co­mo quie­re a los cua­ren­ta años, de lo con­tra­rio no es­ta­ría sol­te­ra. Ade­más, no me pa­re­ce que eso cons­ti­tu­ya aco­so la­bo­ral, por­que esas aten­cio­nes no han lle­ga­do a nin­gún fi­nal fe­liz. No ha­bien­do pe­ti­cio­nes más es­pe­cí­fi­cas o ame­na­zas de des­pi­do si no ce­de a los pla­ce­res mun­da­nos, no con­si­de­ro que se con­fi­gu­re el aco­so. De­le un corte a es­ta si­tua­ción, de us­ted de­pen­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.