Monty es pu­ra ele­gan­cia en el tu­bo

Mon­se­rrat Torrent lle­va más de 5 años ha­cien­do po­le sport, una ver­sión en­fo­ca­da más a la gim­na­sia ar­tís­ti­ca que al bai­le del ca­ño. In­clu­so, la chi­qui­lla se hi­zo maes­tra en el ar­te y es­tá en­se­ñan­do su ta­len­to. Por si fue­ra po­co, creó una lí­nea de ro­pa es­pe

La Cuarta - - ESP -

Es­te de­por­te tie­ne mu­cho de piel, y el te­ma que se ocu­pa po­ca ro­pa es por­que pre­ci­sa­men­te ne­ce­si­ta­mos mu­cho la piel pa­ra ha­cer los en­gan­ches”. Monty, ani­ma­do­ra y maes­tra de po­le sport.

Mon­se­rrat Torrent, más co­no­ci­da co­mo la “Monty”, lle­va un tiem­po rea­li­zan­do una es­pe­cia­li­dad lla­ma­da “po­le sport”, que la tie­ne mar­ca­da y ul­tra mo­ti­va­da. “El área del po­le que yo prac­ti­co es el de­por­ti­vo. Exis­ten otras ra­mas, co­mo el po­le exó­ti­co que se co­no­ce po­pu­lar­men­te, u otros que mez­clan to­do lo que es el po­le con la sen­sua­li­dad, pe­ro es­te es muy si­mi­lar a la gim­na­sia ar­tís­ti­ca”, ex­pli­ca la ni­ña que, con su ter­nu­ra, nos con­quis­tó des­de “Me­kano”. La be­lla se ha to­ma­do tan en se­rio to­do es­te ejer­ci­cio, que in­clu­so es­tá a ca­ba­llo de to­do lo que se vie­ne pa’ la dis­ci­pli­na. “Se es­tá crean­do un có­di­go en la IPSF (Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Po­le Sport), pa­ra que en los mun­dia­les se ri­jan to­das las pre­sen­ta­cio­nes ba­jo es­te có­di­go, que per­mi­te la pun­tua­ción”, ex­pli­ca la be­lla, to­da una pe­ri­ta en la ma­te­ria.

- ¿Cuál es la mayor di­fe­ren­cia con los otros?

- Es que el que yo ha­go es el de­por­ti­vo, el que tra­ba­ja el fun­cio­na­mien­to de la ac­ti­vi­dad mus­cu­lar y que com­bi­na la elon­ga­ción, elas­ti­ci­dad, el equi­li­brio y un po­co de téc­ni­cas de dan­za. Pe­ro, so­bre to­do, lo que más exi­ge es mu­cha fuer­za, y es por lo mis­mo que se mi­de mu­cho la ca­pa­ci­dad mus­cu­lar de ca­da atle­ta.

- ¿Ha­ce cuán­to que co­men­zas­te con es­to?

- Lle­vo ya ca­si 5 años y medio, em­pe­cé pri­me­ro co­mo alum­na, siem­pre con Sandra Be­rríos, que es mi maes­tra. In­clu­so, yo an­tes es­ta­ba to­man­do cla­ses de dan­za jazz, y jus­to en la mis­ma agen­cia es­ta­ba la San­dri­ta, que me in­vi­tó a pro­bar y aquí es­toy.

- ¿Ac­tual­men­te, en qué ni­vel es­tás?

- Aho­ra ya soy par­te del staff de maes­tros de la es­cue­la de Sandra, la que es­tá cer­ti­fi­ca­da por la FIAP (Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Edu­ca­ción Fí­si­ca), y ya lle­vo es­tu­dian­do 4 años co­mo pro­fe­so­ra. De­bo asu­mir que me en­can­ta y que me me­tí de lleno en es­to.

- ¿Qué tan a fon­do?

- Bueno, tam­bién creé mi pro­pia lí­nea de ro­pa. Lo que pa­sa es que me di cuen­ta cuan­do co­men­cé que mu­cha gen­te del po­le no te­nía ro­pa pa­ra prac­ti­car­lo, por­que no cual­quier ti­po de pren­da sir­ve.

- ¿Qué tie­ne que te­ner de es­pe­cial?

- No sir­ve el short pa­ra co­rrer o el pe­ti­to con el que una va al gim­na­sio. Es ro­pa un po­co más es­pe­cí­fi­ca, que no sea res­ba­lo­sa, así fue que pen­sé en una lí­nea en fun­ción del de­por­te.

- Y que no se des­cu­bran qui­zás cier­tas par­tes, ¿o no?

- Es­te de­por­te tie­ne mu­cho de piel, y la ra­zón por la que se ocu­pa po­ca ro­pa es por­que pre­ci­sa­men­te ne­ce­si­ta­mos mu­cho la piel pa­ra ha­cer los en­gan­ches. No es que uno quie­ra mos­trar ni sea ex­hi­bi­cio­nis­ta, es só­lo por un te­ma prác­ti­co.

- ¿La ro­pa la es­tás ha­cien­do aquí o fue­ra?

- Se con­fec­cio­na aquí, tra­ba­jo con un gru­po, co­mo aso­cia­dos, que son di­se­ña­do­res de mo­da, di­se­ña­do­res grá­fi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.