“Vi­ne a re­cu­pe­rar el mediocampo de Ca­nal 13”

Car­los Pinto es­tá cho­cho con su “Irre­ver­si­ble”, que le mues­tra los dien­tes a las te­le­ce­bo­llas de Mega y que tie­ne la gra­cia de en­tre­gar­le a “Te­le­tre­ce” un pi­so de dos dí­gi­tos ca­da no­che, al­go que el ca­nal ne­ce­si­ta­ba ha­ce años:

La Cuarta - - ESP -

Na­da ha­cía pre­sa­giar que Car­los Pinto vol­ve­ría a la tele. Me­nos to­da­vía que su re­torno se­ría en Ca­nal 13, y la apues­ta ba­ja­ría más aún si es­te re­gre­so no era en ho­ra­rio es­te­lar. Se­gu­ro, pe­ro to­das esas cla­ves se con­ju­ga­ron pa­ra que, de­trás del hu­mo, emer­gie­ra el rey del sus­pen­so crio­llo. Con “Irre­ver­si­ble”, el pa­pi de “Mea Cul­pa” re­ver­de­ció lau­re­les, pe­ro no só­lo pa­ra él, tam­bién pa­ra el ca­nal que con­fió en sus ca­pa­ci­da­des, ya que en la es­ta­ción te­vi­ta por fin tie­nen un pro­duc­to de pe­so en la fran­ja de las 20.00 ho­ras, al­go que no pa­sa­ba des­de ha­ce mu­cho ra­to. De es­to y mu­cho más par­ló Car­los Pinto con ESP, en una chá­cha­ra que no se sos­tu­vo de­trás de nin­gún ba­rro­te, por suer­te...

- Ba­jo su ojo clí­ni­co, ¿có­mo sien­te que le ha ido con “Irre­ver­si­ble”?

- Es­toy ha­cien­do un pro­gra­ma que me agra­da mu­cho, tan­to por las his­to­rias con las que es­ta­mos tra­ba­jan­do, co­mo por el pro­duc­to que es­ta­mos desa­rro­llan­do. Es cier­to, po­dría ser me­jor, pe­ro a ve­ces el es­tar tra­ba­jan­do con­tra­rre­loj nos jue­ga un po­co en con­tra.

- ¿Có­mo así, más­ter?

- Es que es­ta­mos sa­can­do al ai­re seis pro­gra­mas a la se­ma­na, los cin­co de las 20.00 ho­ras y el pri­me de los mar­tes, en­ton­ces a ve­ces pri­vi­le­gia­mos la pro­duc­ción por so­bre la ca­li­dad.

- Pe­ro igual las his­to­rias que­dan de pri­mer corte...

- Sin du­da, por­que hay un tra­ba­jo de equi­po que nos ha per­mi­ti­do lle­gar bien a cum­plir, pe­ro si yo tu­vie­ra el tiem­po pa­ra pla­ni­fi­car ca­da pro­gra­ma con más pla­zo, te ase­gu­ro que ca­da uno se­ría prác­ti­ca­men­te una pe­lí­cu­la.

- Aho­ra us­ted es­tá me­ti­do en las re­des so­cia­les, ¿qué opi­na del feed­back de los es­pec­ta­do­res con el pro­gra­ma?

- Es im­pre­sio­nan­te ver có­mo la gen­te reac­cio­na al ins­tan­te con las his­to­rias: opi­nan, en­tre­gan su vi­sión, ¡has­ta sa­len his­to­rias per­so­na­les! Me lla­ma la aten­ción eso, pe­ro tam­bién es una pre­sión, por­que hay que es­tar más aten­to a ca­da de­ta­lle, pa­ra que no te pe­guen una re­pa­sa­da, je­je­jé.

- ¿Có­mo lo ha­ce pa’ desa­rro­llar con tan­to de­ta­lle y pro­fun­di­dad his­to­rias que, en va­rios ca­sos, son sú­per re­cien­tes?

- Eso es al­go que la gen­te agra­de­ce bas­tan­te. Es­ta­mos tra­ba­jan­do, en su ma­yo­ría, con ca­sos muy re­cien­tes... de ha­ce 5 años, de ha­ce uno o de me­ses, se­ma­nas atrás... He­mos te­ni­do el ca­so de Na­bi­la, por ejem­plo, y va­rios más que es­tán muy en la pa­les­tra.

APUES­TA GRAN­DE

Ade­más del fran­jea­do dia­rio, Car­los Pinto tam­bién tie­ne un “Irre­ver­si­ble” es­te­lar ca­da mar­tes, al que le va mor­tal, aun­que sin du­das ha si­do el co­ci­do de las tar­des el que más ja­pi y sor­pren­di­do lo tie­ne, tan­to por el ni­vel, co­mo por lo nú­me­ros. “El de los mar­tes es es­pe­cial, por­que pa­ra mí y pa­ra los se­gui­do­res del pro­gra­ma son co­mo los sú­per mar­tes, por­que ha­ce­mos el sand­wich ahí con el no­ti­cie­ro en medio. Has­ta una trans­mi­sión en vi­vo an­tes del pro­gra­ma de la no­che ha­ce­mos, ahí la gen­te se po­ne an­sio­sa, eso es muy gra­ti­fi­can­te”, sa­ca cuen­tas ale­gres el crea­dor de “El Día Me­nos Pen­sa­do”.

- Des­de siem­pre he­mos es­ta­do ha­bi­tua­dos a ver­lo en el pri­me, pe­ro a la ho­ra de on­ce es ra­ro, igual. So­bre to­do por­que Mega pe­ga fuer­te a esa ho­ra... ¿No le dio la­ta esa si­tua­ción?

- Sé que la com­pe­ten­cia es du­ra y que ga­nar es ca­si im­po­si­ble en es­te mo­men­to, pe­ro cuan­do en el ca­nal me pro­pu­sie­ron es­ta idea, ellos te­nían una me­ta muy cla­ra y am­bi­cio­sa, y yo de in­me­dia­to la com­par­tí y qui­se asu­mir ese desafío...

- ¿Y cuál era esa mi­sión?

- Ca­nal 13 que­ría re­cu­pe­rar su fran­ja de la tar­de, pa­ra eso fue que me tra­je­ron. Ellos sen­tían que “Irre­ver­si­ble” po­día apor­tar en ese sen­ti­do.

- ¿Se pu­so el ove­rol, pro­fe?

- Je, je, al­go así... Es que yo veo es­to co­mo si fue­ra un equi­po de fút­bol. Ca­nal 13 tie­ne una muy bue­na de­fen­sa, que es su ma­ña­na, con el ma­ti­nal. Pe­ro don­de ve­nía fla­quean­do era en el mediocampo, y es ahí don­de no­so­tros es­ta­mos ha­cien­do nues­tra pe­ga, si­len­cio­sa, pe­ro im­por­tan­te. Es­ta­mos qui­tan­do pe­lo­tas y en­tre­gán­do­se­la a los que sa­ben. En eso es­ta­mos.

- Le pu­sie­ron un buen com­pa­ñe­ro ahí en la con­ten­ción: Pedro En­gel...

- Cla­ro, el ca­nal es­tá re­for­zan­do es­te ho­ra­rio y es bueno que sea con pro­duc­tos que lo­gren ge­ne­rar una au­dien­cia fiel.

- ¿Có­mo eva­lúa, has­ta aho­ra, su pe­ga en el mediocampo del “13”?

- La me­jor ma­ne­ra de eva­luar­la es que los nú­me­ros del no­ti­cie­ro han subido. Mi tran­qui­li­dad es que Te­le­tre­ce es­tá en­tre los 10 pro­gra­mas más vis­tos de la se­ma­na, y eso pa­sa por­que no­so­tros es­ta­mos en­tre­gan­do ha­bi­tual­men­te con 10 ó 12 pun­tos, un pi­so bueno y cons­tan­te, no co­mo an­tes, cuan­do de­bían em­pe­zar a re­mon­tar en el ra­ting des­de cifras muy ba­jas.

Mi tran­qui­li­dad es que Te­le­tre­ce es­tá en­tre los 10 pro­gra­mas más vis­tos de la se­ma­na, y eso pa­sa por­que no­so­tros es­ta­mos en­tre­gan­do con 10 ó 12 pun­tos”.

Ca­nal 13 que­ría re­cu­pe­rar su fran­ja de la tar­de, pa­ra eso fue que me tra­je­ron. Ellos sen­tían que “Irre­ver­si­ble” po­día apor­tar en ese sen­ti­do.

El ca­nal es­tá re­for­zan­do es­te ho­ra­rio y es bueno que sea con pro­duc­tos que lo­gren ge­ne­rar una au­dien­cia fiel”. Car­los Pinto, vo­lan­te de corte te­vi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.