Es im­por­tan­te

La Cuarta - - VIDA SANA -

no con­fun­dir­se con al­gu­nos mi­tos res­pec­to al llan­to de las gua­guas, en­tre los más co­mu­nes:

Es bueno de­jar que las gua­guas llo­ren. Así apren­den a ma­ne­jar la frus­tra­ción des­de chi­cas (os).

Las gua­guas ma­ni­pu­lan con el llan­to.

Con­so­lar su llan­to ha­ce que sean de­pen­dien­tes y mal­cria­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.