A Vidal lo acu­só has­ta la sue­gra del ca­pi

Pi­lar Li­za­na se pa­seó por los ma­ti­na­les de­fen­dien­do a su hi­ja Car­la y nom­bró al “Rey” co­mo la “man­za­na con­fi­ta­da” de la Se­lec­ción. “To­do el mun­do sa­bía que lle­ga­ba cu­ra­do”, avi­só. Su in­ter­ven­ción fue co­men­ta­da por otras “ma­mis pos­ti­zas”.

La Cuarta - - DEPORTES -

¿Ve? Un pa­té­ti­co fin de la ge­ne­ra­ción más exi­to­sa de la his­to­ria y, por lo mis­mo, la gen­te aún es­pe­ra la res­pues­ta del “Rey”, quien has­ta aho­ra se ha man­te­ni­do en si­len­cio fren­te al cahuín que, por cier­to, ade­más de de­jar­lo co­mo la “man­za­na po­dri­da”, nue­va­men­te pu­so so­bre la me­sa el rol acu­se­te de la sue­gra.

“Las mu­je­res no tie­nen por qué me­ter­se en la pe­ga del hom­bre, así de sim­ple, me­nos en el fút­bol. Si no co­rres­pon­de que se me­ta la es­po­sa, me­nos la sue­gra. Ade­más, Bra­vo que­da co­mo rey en su ca­sa y to­dos los de­más son ma­los”, in­di­có Ani­ta Alvarado, que es una sue­gri bue­na on­da.

Es más, la “Geis­ha” só­lo es­ta­ría de acuer­do con una in­ter­ven­ción pú­bli­ca en ca­so de que Bra­vo “mal­tra­ta­ra a su hi­ja, la ha­cie­ra pa­sar pe­nas o ham­bre, a ella o a sus nie­tos, ¿pe­ro opi­nar so­bre fút­bol? No hay que me­ter­se y pun­to”.

En tan­to, la “Tía So­nia”, que al­gu­na vez fue con­si­de­ra­da “sue­gra de Chi­le”, no qui­so en­trar en de­ta­lles en el te­ma de la Ro­ja, pe­ro sí in­di­có que “siem­pre el tí­tu­lo que se le da a la sue­gra es el de ogro, pe­ro sé que no es así. Sea o no sea, es al­go es­ta­ble­ci­do. Qui­zás es un po­co in­jus­to, no to­das son así, es di­fí­cil cam­biar­lo”.

Hu­bo pun­tos ne­gros que Piz­zi no cas­ti­gó. Con to­mar la me­di­da an­te uno, los de­más ha­brían apren­di­do”. sue­gri de Clau­dio Bra­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.