MÉ­DI­COS EX­PLI­CAN LAS “MA­RI­PO­SAS EN LA GUATITA”

Es­tu­dio bri­tá­ni­co di­ce que el es­tó­ma­go es un “se­gun­do ce­re­bro” con sen­sa­cio­nes y emo­cio­nes, mien­tras es­pe­cia­lis­tas chi­le­nos coin­ci­den y se­ña­lan que el amor a ve­ces aprie­ta y ten­sa los múscu­los del in­tes­tino.

La Cuarta - - PORTADA - IVÁN UR­BI­NA RI­VE­RA

Encuesta: el 51% di­ce ha­ber­se fle­cha­do en el tra­ba­jo

Fa­mo­sos cuen­tan có­mo les to­ca­ron la puer­ta de su co­ra­zón

Con mo­ti­vo del 14 de fe­bre­ro ex­per­ta da con­se­jos pa­ra no fa­rrear­se una pa­re­ja

El te­ci­to es más dul­ce, las flo­res más co­lo­ri­das y el cie­lo es­tá mas des­pe­ja­do en San Va­len­tín . Sin em­bar­go, pa­ra al­gu­nas per­so­nas es­te día es un po­co más nu­bo­so. Mu­chos de los que es­tán sol­te­ros desea­rían te­ner una re­la­ción, y es­to cau­sa su­fri­mien­to, aun­que de­be­rían apren­der a ser fe­li­ces sol­te­ros.

Pa­ra sor­tear las di­fi­cul­ta­des amo­ro­sas hoy exis­te una so­lu­ción, y va la mano de cla­ses de coaching, que le da­rán tips pa­ra por fin te­ner una re­la­ción exi­to­sa.

“Lla­mar a tu amor” es el nom­bre de la pá­gi­na que es­tá cau­san­do sen­sa­ción con sus ta­lle­res y cla­ses per­so­na­li­za­das. Ve­ró­ni­ca Frei­re es quien ideó es­te em­pren­di­mien­to, en el que rea­li­za cla­ses que po­drían ayu­dar a más de al­gún do­li­do.

Cuen­ta que el pro­yec­to na­ció a raíz de di­fi­cul­ta­des per­so­na­les pa­ra ge­ne­rar víncu­los con sus pa­re­jas. “No te­nía pro­ble­mas pa­ra en­con­trar amor, pe­ro sí pa­ra sos­te­ner­lo. Me ca­sé, tu­ve 2 hi­jos, pe­ro lue­go me se­pa­ré. Tu­ve mu­chos quie­bres y de­silu­sio­nes en mi ca­mino al amor”, sos­tu­vo la em­pren­de­do­ra.

Así fue co­mo em­pe­zó a des­cu­brir que exis­tía la dis­ci­pli­na del coaching, con la que pu­do en­con­trar el amor.

“Des­cu­brí que no era ne­ce­sa­rio tan­ta te­ra­pia tra­di­cio­nal, sino que ha­bía al­gu­nas co­sas que uno ne­ce­si­ta­ba mi­rar pa­ra co­no­cer­se a sí mis­mo. Cuan­do te das cuen­ta que eres pro­ta­go­nis­ta y no una ac­triz de re­par­to, te fi­jas que una mis­ma tie­ne bas­tan­te que ver en los quie­bres”, en­fa­ti­zó.

Por eso, ideó es­tos ta­lle­res y los

im­par­te a tra­vés de su pá­gi­na web www.lla­ma­ra­tua­mor.com, en la que ins­cri­be ma­trí­cu­las pa­ra cua­tro se­sio­nes por $120.000.

“Yo ten­go unos pro­gra­mas de coaching prin­ci­pal­men­te pa­ra mu­je­res, en la que se en­se­ña a una mis­ma a atraer el amor. Lo im­par­to a tra­vés de ta­lle­res o se­sio­nes in­di­vi­dua­les. A di­fe­ren­cia de la te­ra­pia tra­di­cio­nal, se en­fo­ca mu­cho más en el fu­tu­ro. El coaching se en­fo­ca más en el pa­sa­do pa­ra re­sol­ver al­gu­nas co­sas y que la gen­te fun­cio­ne en el pre­sen­te. Se en­fo­ca en lo que la gen­te quie­re en el fu­tu­ro. Mi pro­gra­ma tra­ba­ja dan­do una mi­ra­da al pa­sa­do, en los apren­di­za­jes tem­pra­nos que uno ha te­ni­do en la in­fan­cia, por­que de ahí par­te to­do”, ase­gu­ró.

La ingeniera co­mer­cial lle­va 7 años rea­li­zan­do es­ta ac­ti­vi­dad. Cuen­ta que ha vis­to có­mo que sus clien­tas han lo­gra­do en­con­trar el amor exi­to­sa­men­te.

“Si­go en es­to por­que lo re­sul­ta­dos son fan­tás­ti­cos. Me pro­du­ce mu­cha ale­gría ha­cer es­ta con­tri­bu­ción a la vi­da con otras per­so­nas, por­que to­dos po­de­mos apren­der ten­ga­mos la edad que ten­ga­mos. Eso le di­go a mu­je­res jó­ve­nes de 20 y tan­to, 40 y tan­to o 60 y tan­to. El amor no tie­ne edad y nos per­te­ne­ce a to­dos”.

Además, la coaching ade­lan­tó al­gu­nos con­se­jos pa­ra ini­ciar y man­te­ner de bue­na for­ma una re­la­ción. “For­ta­le­cer la co­mu­ni­ca­ción, apren­der a ha­blar y es­cu­char. Tam­bién el vi­vir co­nec­ta­dos con no­so­tros mis­mos, nom­brar con pre­ci­sión nues­tros sen­ti­mien­tos y ne­ce­si­da­des. Y apren­der a apre­ciar­nos, de­jar de en­fo­car­se tan­to en lo ne­ga­ti­vo”, sen­ten­ció.

Ve­ró­ni­ca Frei­re rea­li­za cla­ses de coaching ha­ce 7 años, al­go que ase­gu­ra le ha da­do “re­sul­ta­dos fan­tás­ti­cos”

Mi­llo­nes de pa­re­jas ce­le­bran el día de San Va­len­tín a lo lar­go de to­do el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.