Has­ta Ri­ve­ro que­dó fle­cha­do en su “re­mem­ber”

Mien­tras so­na­ba el “Ra­mi­to de Vio­le­tas”, de Za­lo Re­yes, el cha­rrúa pre­pa­ra­ba su re­gre­so. ¿Y? Mar­có en el 3-1 de Co­lo Co­lo so­bre Alian­za Li­ma, en la “No­che Al­ba”.

La Cuarta - - DEPORTES -

Si ca­da 9 de no­viem­bre, co­mo siem­pre sin tar­je­ta, les man­da­ba un ra­mi­to de vio­le­tas, aho­ra los al­bos pue­den mar­car en el ca­len­da­rio el 14 de febrero de 2018. ¿Por fin avan­za­ron de ron­da en la Co­pa Li­ber­ta­do­res? No, se­ñor. Ese día, sim­ple­men­te, vivieron una fies­ta en la Ru­ca con sus her­ma­nos de Alian­za Li­ma y, ade­más, pu­die­ron re­ga­lo­near con las pa­tro­nas gra­cias a Za­lo Re­yes.

Es cier­to, el apre­tón in­ter­na­cio­nal de la “No­che Al­ba” le ser­vi­ría a Pablo Gue­de pa­ra ver en ac­ción a las úl­ti­mas in­cor­po­ra­cio­nes y aga­rrar cier­to ro­ce, pe­ro el téc­ni­co se fue al por­cino y reali­zó 12 cambios. ¡Cha­lai­la! Cla­ro que lo más des­ta­ca­do en­tre tan­to “me­te y saca” fue el re­gre­so de Oc­ta­vio Ri­ve­ro, quien su­frió una ro­tu­ra de me­nis­co in­terno de la ro­di­lla ñur­da du­ran­te la pre­tem­po­ra­da.

A esa al­tu­ra, el “Go­rrión de Con­cha­lí” ya ha­bía gri­ta­do “y yooo que es­toy en pie de gue­rra amán­do­te, yo soy el que te hi­zo tan mu­jeeer”, y el mar­ca­dor fa­vo­re­cía al Al­bo por 2-1, gra­cias a los tan­tos de Jor­ge Val­di­via, a los 12’, y Car­los Vi­lla­nue­va, a los 49’. Pa­ra la vi­si­ta des­con­tó Ale­jan­dro Hoh­berg, a los 26’, to­do un mé­ri­to con­si­de­ran­do que fue ex­pul­sa­do diez mi­nu­tos an­tes Ho­ber Le­yes, por agre­dir al ár­bi­tro Héc­tor Jo­na.

El pun­to es que en­tre el ro­man­ti­cis­mo de los fa­ná­ti­cos del Ca­ci­que, in­clu­yen­do a Ma­ría Te­re­sa y Da­ni­lo, que son dos per­so­na­jes, él se vis­te de tra­je y ella se vis­te de hi­lo, y la vic­to­ria par­cial, el in­gre­so del cha­rrúa tu­vo un sig­ni­fi­ca­do es­pe­cial. Lo sin­tie­ron co­mo ma­ri­po­sas en la gua­ta o ese What­sApp taaan es­pe­ra­do. Y lle­gó: a los 84’ Pi­na­res se lu­ció con un cen­tro y Ri­ve­ro me­tió la ca­be­za pa­ra re­en­con­trar­se con las re­des y mar­car el de­fi­ni­ti­vo 3-1.

“Quie­ro agra­de­cer a to­dos mis com­pa­ñe­ros, al cuer­po téc­ni­co, a Wil­son Fe­rra­da (je­fe del área mé­di­ca) a to­do el staff. Fue un mo­men­to di­fí­cil cuan­do me le­sio­né, ma­la suer­te. Aho­ra lo que que­da es se­guir me­jo­ran­do pa­ra po­ner­me al cien fí­si­ca­men­te”, di­jo el uru­gua­yo, quien “per­dió te­rreno” fren­te a la du­pla Pa­re­des-Ore­lla­na.

¿Ter­mi­nó con una lá­gri­ma en la gar­gan­ta? Más o me­nos, igual que Za­lo, quien cum­plió su sue­ño de can­tar en el Mo­nu­men­tal. “Hay que pre­gun­tar­le al DT si es­ta­ré el fin de se­ma­na. Yo me preo­cu­po de en­tre­nar, quie­ro es­tar lo an­tes po­si­ble de re­gre­so”, agre­gó Oc­ta­vio, quien de no es­tar el sá­ba­do an­te Pa­les­ti­no­se­gu­ro que se­rá op­ción en el debut de la Co­pa Li­ber­ta­do­res.

“Ob­via­men­te to­dos los clu­bes du­ros, pe­ro la Co­pa es el ob­je­ti­vo que te­ne­mos. Hay un gran equi­po, tre­men­dos ri­va­les tam­bién, pe­ro exis­te con­fian­za en nues­tro gru­po y en lo que ro­dea a Co­lo Co­lo. Hay que se­guir por es­te ca­mino”, aña­dió el de­lan­te­ro, pal­pi­tan­do el par­ti­do del 27 de febrero an­te Atlé­ti­co Na­cio­nal en Ma­cul.

¿La fra­se al cie­rre de Gue­de? No, no fue “Pri­sio­ne­ro de mi Co­ra­zón”, aun­que igual hu­bo ala­ban­zas pa­ra el “re­na­ci­do”. “Su re­gre­so es una ale­gría pa­ra to­dos, es­tá mu­chí­si­mo me­jor de lo que es­pe­rá­ba­mos. El gol le da con­fian­za, él pi­dió ju­gar y di­jo que es­ta­ba lis­to”, in­di­có el pro­fe, que vi­vió un inol­vi­da­ble Día del Amor.

Oc­ta­vio Ri­ve­ro se le­sio­nó en enero y tu­vo que pa­sar por el qui­ró­fano. Co­mo es­tu­vo au­sen­te per­dió te­rreno an­te la du­pla de Pa­re­des y Ore­lla­na.

Un ro­mán­ti­co Za­lo Re­yes cum­plió su sue­ño de can­tar en la Ru­ca, a es­ta­dio ca­si lleno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.