Su­pe­ra­li­men­tos que ayu­dan a cuidar la sa­lud

Es im­por­tan­te in­cluir en la die­ta al­gu­nas fru­tas, ver­du­ras y gra­nos que ayu­dan a me­jo­rar las fun­cio­nes de nues­tro or­ga­nis­mo y a pre­ve­nir en­fer­me­da­des.

La Hora - Especiales - - PORTADA -

La ali­men­ta­ción sa­na se es­tá ha­cien­do ca­da vez más po­pu­lar en­tre per­so­nas de to­das las eda­des. Los ob­je­ti­vos pue­den ser mu­chos: vi­vir más y me­jor, es­tar en for­ma, ver­se bien, etc., pe­ro to­do apun­ta a ele­gir bien los ali­men­tos y pre­pa­rar­los de tal ma­ne­ra que no pier­dan sus pro­pie­da­des ali­men­ti­cias.

Es así co­mo des­de ha­ce unos años se ha pues­to de mo­da el con­cep­to de Su­pe­ra­li­men­tos, don­de se men­cio­nan, en­tre otros, la quí­noa, ama­ran­to, ca­cao, ma­qui, fru­tos ro­jos, gra­na­da, chía y mu­chos otros.

“No exis­te una de­fi­ni­ción real u ofi­cial so­bre qué son”, co­men­ta la nu­tri­cio­nis­ta Fran­cis­ca To­le­do. “Son ali­men­tos a los que se les atri­bu­yen ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les que tie­nen un efec­to es­pe­cial­men­te be­né­fi­co pa­ra la sa­lud. En ge­ne­ral son ali­men­tos al­tos en an­ti­oxi­dan­tes, ome­ga 3, fi­bra, vi­ta­mi­nas, etc.”, ex­pli­ca la es­pe­cia­lis­ta.

Gra­cias a esos nu­trien­tes, di­ce To­le­do, “nos ayu­dan a man­te­ner una bue­na sa­lud, com­ba­tien­do los efec­tos de los ra­di­ca­les li­bres, man­te­nien­do nues­tra in­mu­ni­dad, bue­na fun­ción gas­tro­in­tes­ti­nal, pre­ven­ción con­tra en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y cáncer, etc”. -¿Có­mo se de­ben con­su­mir?

-La for­ma de con­su­mir­los de­pen­de del ali­men­to. Las fru­tas y ver­du­ras son me­jor cru­das, ya que evi­ta­mos la pér­di­da de vi­ta­mi­nas con la cocción.

Si bien son ali­men­tos a los que se les atri­bu­yen ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cia­les, de­be­mos re­cor­dar que una ali­men­ta­ción va­ria­da, el con­su­mo de fru­tas y ver­du­ras en ge­ne­ral, se aso­cia a una bue­na sa­lud y pro­tec­ción con­tra po­si­bles en­fer­me­da­des.

OJO CON EL MARKETING Y LOS PRE­CIOS To­le­do, quien for­ma par­te de la di­rec­ti­va del Co­le­gio de Nu­tri­cio­nis­tas de Chi­le, ad­vier­te so­bre el marketing que se le ha­ce a al­gu­nos ali­men­tos y que pue­de ser en­ga­ño­so, lle­ván­do­nos a gas­tar mu­cho di­ne­ro en pro­duc­tos cu­yas pro­pie­da­des las po­de­mos en­con­trar en otros, y a me­nor cos­to.

Por eso, la es­pe­cia­lis­ta su­gie­re ba­sar­se en las recomendaciones de las guías ali­men­ta­rias, que dan una pau­ta pa­ra una ali­men­ta­ción equi­li­bra­da y saludable.

ALI­MEN­TA­CIÓN “NO SA­NA”

“Fi­jar la ali­men­ta­ción en cier­tos pro­duc­tos y de­jar de la­do otros tam­bién cons­ti­tu­ye una ali­men­ta­ción no sa­na. Si ha­ce­mos creer a la po­bla­ción que pue­de re­ver­tir da­ños cau­sa­dos por ma­los há­bi­tos con­su­mien­do so­lo Su­pe­ra­li­men­tos, se­gui­rán to­man­do de­ci­sio­nes in­co­rrec­tas”, ad­vier­te la nu­tri­cio­nis­ta.

En ese sen­ti­do, co­men­ta que si bien hay ali­men­tos muy be­né­fi­cos, “to­dos los ali­men­tos no pro­ce­sa­dos y na­tu­ra­les (co­mo fru­tas, ver­du­ras, ce­rea­les in­te­gra­les), son Su­pe­ra­li­men­tos y nos ayu­dan a te­ner una vi­da más saludable”.

Ama­ran­to

El ama­ran­to se de­ri­va de la fru­ta de una plan­ta con flo­res, pe­ro se sue­le con­si­de­rar co­mo un grano. No con­tie­ne glu­ten, por lo que es ap­to pa­ra ce­lía­cos. Es ri­co en pro­teí­nas ve­ge­ta­les y cal­cio. Las se­mi­llas de ama­ran­to tie­nen fi­bra que con­tri­bu­ye a re­du­cir el co­les­te­rol y ali­vian el es­tre­ñi­mien­to.

Quí­noa

Es la se­mi­lla de una plan­ta de la fa­mi­lia de la es­pi­na­ca y la re­mo­la­cha, pe­ro se con­su­me y se com­pa­ra con los ce­rea­les. Es una de las ma­yo­res fuen­tes ve­ge­ta­les de pro­teí­nas y con­tie­ne vi­ta­mi­nas del com­ple­jo B, ade­más de fós­fo­ro, hie­rro, mag­ne­sio y cal­cio. No con­tie­ne glu­ten, ni co­les­te­rol.

Gra­na­da

Es­ta fru­ta pue­de ser uti­li­za­da en la pre­pa­ra­ción de ju­gos, así co­mo in­cluir sus pe­pi­tas (ari­los) en las co­mi­das o pos­tres, co­mo en­sa­la­das de ver­du­ras y fru­tas. Apor­ta al or­ga­nis­mo fi­bra, pro­teí­nas, vi­ta­mi­na C, po­ta­sio y áci­do fó­li­co. Al igual que otros fru­tos ro­jos o ba­yas, tie­ne al­tas pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes.

Ka­le

Tam­bién co­no­ci­da co­mo col cres­pa, col ri­za­da o ber­za. Es una ver­du­ra es­pe­cial­men­te ri­ca en hie­rro, com­po­nen­te fun­da­men­tal pa­ra la san­gre, por lo que es ideal pa­ra per­so­nas que su­fren de anemia. Tam­bién es fuen­te de mag­ne­sio, man­ga­ne­so, fós­fo­ro, co­bre y po­ta­sio. Es al­ta en cal­cio, ne­ce­sa­rio pa­ra for­ta­le­cer­los hue­sos. Es fuen­te de vi­ta­mi­na A,C,KyB 6, así co­mo de tia­mi­na y ri­bo­fla­vi­na. Ade­más, con­tie­ne fi­to­nu­trien­tes, unas sus­tan­cias na­tu­ra­les pro­pias de los ve­ge­ta­les con gran po­der an­ti­oxi­dan­te, co­mo ca­ro­te­noi­des y fla­vo­noi­des, los dos prin­ci­pa­les an­ti­oxi­dan­tes que ayu­dan a pre­ve­nir el cáncer.

Ca­cao

Con­tie­ne fla­vo­noi­des, an­ti­oxi­dan­tes y an­ti­in­fla­ma­to­rios que re­du­cen la pre­sión ar­te­rial y el co­les­te­rol. El ca­cao tie­ne fe­ni­le­ti­la­mi­na, una sus­tan­cia que es­ti­mu­la la se­cre­ción de en­dor­fi­nas, que pro­du­cen una sen­sa­ción de bie­nes­tar y pla­cer. Lo me­jor es con­su­mir con mo­de­ra­ción un par de cua­dra­di­tos de chocolate con al­to por­cen­ta­je de ca­cao o co­mo bebida ca­lien­te.

Chía

Ri­ca en pro­teí­nas y fi­bra, es la ma­yor fuen­te ve­ge­tal de ome­ga 3, por lo que su con­su­mo es ideal pa­ra ve­ge­ta­ria­nos que no co­men pes­ca­dos. Ayu­da a con­tro­lar los ni­ve­les de co­les­te­rol y la ten­sión ar­te­rial. Su fi­bra so­lu­ble ab­sor­be agua fa­ci­li­tan­do la di­ges­tión y la sen­sa­ción de sa­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.