To­ma no­ta: el ta­ca ta­ca se po­ne de mo­da

La Hora - Especiales - - PORTADA - Club Na­cio­nal de Ta­ca Ta­ca: ● www.fa­ce­book.com/club­de­ta­ca.

Pe­que­ños ju­ga­do­res de ma­de­ra que se­gún la ha­bi­li­dad gol­pean una mi­nús­cu­la bo­la, los dos o cua­tro con­que ten­gan con las ma­ni­llas un gol en el so­ten­do­res que lu­chan por mar­car el ta­ca ta­ca, no­ro ar­co ri­val. Quién no re­co­no­ce en la ni­ñez que acom­pa­ñó a mu­chos chi­le­nos ser un pa­sa­tiem­po pe­ro que hoy ha de­ja­do de en una ver­da­de­ra pa­ve­ra­nie­go pa­ra con­ver­tir­se pro­fe­sio­na­li­zar. sión que, in­clu­so, se bus­ca tra­ba­jo y Jor­ge (Ba“Yo te­nía un ta­ca ta­ca en mi hos­tal. Co­mo era rri­ga) tam­bién, en su an­ti­guo

Y que­ría­mos mi pro­vee­dor, siem­pre ju­gá­ba­mos. los me­ses y queha­cer­lo más se­gui­do. Pa­sa­ron ami­gos (…) Hi­ci­da­mos en jun­tar­nos, con más ami­gos de am­bos. Y mos el pri­mer tor­neo con ca­da se­ma­na éraes­to em­pe­zó a cre­cer, por­que pre­si­den­te del mos más”, cuen­ta Felipe Ri­ve­ra, una en­ti­dad con pe­rC­lub Na­cio­nal de Ta­ca Ta­ca, con 57 so­cios. so­na­li­dad ju­rí­di­ca y que cuen­ta vez más ex­ten­di­do El fút­bol de me­sa es­tá ca­da en las­fe­rias de en el país. No só­lo lo en­cuen­tras se ins­ta­la­ban en­tre­ten­ción que tra­di­cio­nal­men­te épo­ca es­ti­val. En muen las pla­yas chi­le­nas en la de uni­ver­si­chos ho­ga­res, ofi­ci­nas o ca­fe­te­rías es­ta­dios que da­des hay ac­tual­men­te pe­que­ños o co­le­gas en im­con­gre­gan a fa­mi­lias, ami­gos pro­vi­sa­dos tor­neos. mu­chas muY no só­lo es una prác­ti­ca mas­cu­li­na, La tra­ba­ja­do­je­res brillan por su gran ha­bi­li­dad. del Club Na­ra so­cial Sa­ra Mén­dez, se­cre­ta­ria me­sa en su ca­sa cio­nal de Ta­ca Ta­ca, te­nía una

tu­vie­ron la ge­nial cuan­do era ni­ña. “Mis pa­pás ta­ca. Ju­gué en­tre los idea de com­prar­nos un ta­ca no ju­gué más 7 y los 11 años. Era bue­na. Des­pués al club. En ese has­ta que un ve­cino me in­vi­tó di­ce. tiem­po eran 15 per­so­nas so­la­men­te”, te­ra­péu­ti­cas Mén­dez des­ta­ca las pro­pie­da­des im­pli­ca una pau­sa la­del fút­bol de me­sa: “Es­to es un de­bo­ral, un mo­men­to de es­par­ci­mien­to, adre­na­lí­ni­co. Mu­ses­tre­san­te na­tu­ral. Es­muy club) nos cuen­tan chos de los que vie­nen (al en­ton­ces es co­mo que ju­ga­ron cuan­do ni­ños, re­to­mar lo lú­di­co”. CAM­PA­ÑA POR EL PRO­FE­SIO­NA­LIS­MO

re­crea­ti­va de Pe­ro pe­se a la ca­li­dad fuer­te­men­te cul­to­res que es­tán es­ta ac­ti­vi­dad, hay al­gu­nos en una prác­ti­ca proem­pe­ña­dos en con­ver­tir­la diez in­te­gran­tes del fe­sio­nal. Así, el mes pa­sa­do a dis­puC­lub Na­cio­nal via­ja­ron a Co­cha­bam­ba

Pro Tour Bo­li­tar el Cam­peo­na­to In­ter­na­cio­nal a Men­do­za (Ar­gen­via 2017. Ya ha­bían ido an­tes mos­tra­ron lo le­jos ti­na). Es­tas ex­pe­rien­cias les en Chi­le, que se es­tá aún del pro­fe­sio­na­lis­mo de po­ner­se a la al­tu­pe­ro los lle­na­ron de ga­nas ra de las com­pe­ten­cias in­ter­na­cio­na­les. sú­per de­fen­si“En Bo­li­via rea­li­za­mos un jue­go go­les co­mo en­fer­vo. Con de­cir­te, que ta­pa­mos se acer­ca­ban a ver mos. Fui­mos un es­pec­tácu­lo: los go­les”, cuen­ta Ju­có­mo los chi­le­nos ata­ja­ban de la di­re­clio Cam­pos, pu­bli­cis­ta y co­la­bo­ra­dor ti­va del Club Na­cio­nal. es que las Uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas no cum­plen las me­sas que se usan en Chi­le In­ter­na­tio­nal Ta­ble nor­mas in­ter­na­cio­na­les. La que nor­ma el fút­bol Soc­cer Fe­de­ra­tion (ITSF), só­lo re­co­no­ce cin­co de me­sa a ni­vel mun­dial,

“En Bo­li­via co­no­ci­fa­bri­can­tes en el mun­do.

Tor­na­do T3000, mos por pri­me­ra vez la me­sa pre­ci­que es de fa­bri­ca­ción nor­te­ame­ri­ca­na”, sa Sa­ra Mén­dez. fon­dos pa­ra An­te es­to, el club bus­ca re­cau­dar ins­ta­la­rá en el Club im­por­tar un mo­de­lo que se cen­tro. “Es­taSo­cial Juan Ram­say, en San­tia­go Re­ga­tean­mos en una cam­pa­ña de do­na­cio­nes. y me­dio im­por­do mu­cho, nos cues­ta un mi­llón ve­nir a ju­gar cuan­tar una. Acá el so­cio pue­de un con­trol ma­yor del do quie­ra, pe­ro allá exis­ti­rá uso”, cuen­ta Cam­pos.

El fút­bol de me­sa ya de­jó de ser una ac­ti­vi­dad ve­ra­nie­ga. Hoy se y dispu­tan in­ten­sos tor­neos en ca­sas hay ofi­ci­nas de to­do el país e in­clu­so que un club con per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca se pre­pa­ra pa­ra com­pe­tir in­ter­na­cio­nal­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.