Sen­ci­lla y cá­li­da

En un ba­rrio tran­qui­lo y muy bien co­nec­ta­do es­tá ubi­ca­da es­ta ca­sa, de­co­ra­da con in­ge­nio, ima­gi­na­ción, al­gu­nos re­cuer­dos y mu­cho ca­ri­ño.

La Hora Mujeres - - CONTENIDO - Por: Ale­jan­dra Ga­jar­do Fotos: Ale­jan­dra González

Verónica y Ha­rol­do vi­vían en un de­par­ta­men­to pe­que­ño de Las Con­des y an­da­ban bus­can­do un es­pa­cio un po­co más hol­ga­do pa­ra ellos y sus hi­jos, Ma­tías y Flo­ren­cia. En esa bús­que­da en­con­tra­ron una en­can­ta­do­ra ca­sa muy cer­ca­na al lí­mi­te de Ñu­ñoa y Pro­vi­den­cia. Se tra­ta de un ba­rrio muy tran­qui­lo de ca­sas de la­dri­llo -la ma­yo­ría de ellos de un pi­so- y ca­lles es­tre­chas y muy po­co tran­si­ta­das. Un am­bien­te pro­vin­ciano, pe­ro cer­cano a dos es­ta­cio­nes de metro, al­ma­ce­nes y con ve­ci­nos amis­to­sos. La re­si­den­cia, que es­tu­vo sin mo­ra­do­res por un buen tiem­po, tam­bién cum­plió sus ex­pec­ta­ti­vas: pi­so de par­qué, bue­na dis­tri­bu­ción y un pe­que­ño an­te­jar­dín con mu­cho po­ten­cial. Lue­go de la com­pra co­men­zó la re­mo­de­la­ción, pa­ra la que con­ta­ban con un pre­su­pues­to ajus­ta­do, mu­cha ima­gi­na­ción y las ideas de Ha­rol­do, el due­ño, ar­qui­tec­to que jus­ta­men­te rea­li­za ese ti­po de tra­ba­jos (Tel. 9-995 3123).

En­tre los pri­me­ros arre­glos es­tu­vo la re­cu­pe­ra­ción del par­qué, la re­no­va­ción de los mue­bles de co­ci­na, la con­ver­sión de una bo­de­ga en dor­mi­to­rio pa­ra Ma­tías, re­mo­de­la­ción de los ba­ños y una te­rra­za que trans­for­mó en

un cá­li­do pun­to de en­cuen­tro. Es­ta, que se apro­ve­cha en especial du­ran­te el ve­rano, se lle­nó de ma­ce­te­ros con to­do ti­po de plantas y hier­bas aro­má­ti­cas.

El nue­vo ho­gar que­dó com­ple­to con mue­bles he­re­da­dos, re­ga­la­dos y tam­bién por al­gu­nas ad­qui­si­cio­nes, y por pa­re­des pin­ta­das de co­lo­res vi­bran­tes. “Son to­nos que me gus­tan. Lo es­co­gí sin con­si­de­rar si com­bi­nan o no con lo de­más. Lo mis­mo pa­só con los ob­je­tos con los que de­co­ré. Sim­ple­men­te los pu­se”, di­ce Verónica. El re­sul­ta­do es un am­bien­te re­la­ja­do, aco­ge­dor y muy fres­co.

La co­ci­na se ca­rac­te­ri­za por sus to­nos vi­bran­tes y sus azu­le­jos mo­sai­cos, que le dan ale­gría.

El an­te­jar­dín se con­vir­tió en un aco­ge­dor y co­lo­ri­do rin­cón.

El li­ving se de­co­ró con una me­sa-baúl he­re­da­da y si­llo­nes muy có­mo­dos.

Un tra­ga­luz en el co­me­dor le otor­gó luz na­tu­ral y ma­yor ca­li­dez al es­pa­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.