18 da­tos so­bre la CUE­CA

Es nues­tro bai­le na­cio­nal y por es­tos días no hay ca­sa ni ce­le­bra­ción en que no sue­ne. La cue­ca, en sus di­fe­ren­tes es­ti­los, en­can­ta, une y nos co­nec­ta con nues­tras raí­ces. In­clu­so se es­ti­ma que si la bai­la du­ran­te dos ho­ras se­gui­das po­dría que­mar al­re­de­do

La Hora Mujeres - - TEMAS -

1. A pe­sar de su exis­ten­cia des­de ha­cía mu­chos años, re­cién el 18 de sep­tiem­bre de 1979 se pro­mul­gó la cue­ca co­mo bai­le na­cio­nal.

2. En 1989 fue de­cla­ra­do su Día Na­cio­nal, que se ce­le­bra to­dos los 17 de sep­tiem­bre.

3. No es­tá de­fi­ni­do con exac­ti­tud su ori­gen, pe­ro se le atri­bu­yen in­fluen­cias ame­ri­ca­nas, afri­ca­nas y es­pa­ño­las. Al­gu­nos in­fie­ren que su raíz es­tá en la za­ma­cue­ca, un bai­le pe­ruano de­ri­va­do de la zam­ba. Tam­bién se di­ce que tie­ne un ori­gen an­da­luz con in­fluen­cias ára­bes.

4. Se des­co­no­ce la fe­cha de ini­cio de la cue­ca, sin em­bar­go, una de las pri­me­ras re­fe­ren­cias fue en 1824, cuan­do se la de­no­mi­na­ba za­ma­cue­ca.

5. Den­tro de la ga­ma de dan­zas fol­cló­ri­cas chi­le­nas la cue­ca es la de ma­yor ni­vel de di­fu­sión y de ma­yor sig­ni­fi­ca­ción his­tó­ri­ca.

6. Es­tá com­pues­ta por dos fra­ses mu­si­ca­les y tres ele­men­tos li­te­ra­rios: un cuar­te­to, una es­tro­fa de sie­te ver­sos y una co­pla, for­man­do un frag­men­to mu­si­cal de 52 com­pa­ses al que se le lla­ma pie.

7. Ge­ne­ral­men­te se bai­lan tres pies de cue­ca con­ti­nua­dos, lle­gan­do así a una cue­ca com­ple­ta.

8. La du­ra­ción de ca­da uno bor­dea el mi­nu­to vein­te se­gun­dos.

9. Jai­me Atria Ra­mí­rez dio vi­da a la co­no­ci­da can­ción La Con­sen­ti­da, ga­nan­do la com­pe­ten­cia fol­cló­ri­ca del Fes­ti­val de Vi­ña del Mar en 1961.

10. La con­so­li­da­ción de la cue­ca bra­va en Val­pa­raí­so fue en­tre 1978 y 1985.

11. En ge­ne­ral, si bai­la­mos dos ho­ras se­gui­das de es­te bai­le po­dría­mos que­mar cer­ca de 450 ca­lo­rías.

12. Las par­tes de una cue­ca cons­tan de: una in­vi­ta­ción, pa­seo ini­cial, de fren­te, vuel­ta ini­cial, me­dia­lu­na, pri­me­ra vuel­ta, me­dia­lu­na, se­gun­da vuel­ta, za­pa­teo, vuel­ta, acer­ca­mien­to y re­ma­te, que de­be coin­ci­dir con el fin de la música.

13. “La pre­pa­ra­ción pa­ra una cue­ca, con sus res­pec­ti­vos tiem­pos mu­si­ca­les y asi­mi­la­ción de la mé­tri­ca, es de tres se­ma­nas a un mes, aun­que se pue­de re­su­mir en dos se­ma­nas”, di­ce Fer­nan­do Cas­ti­llo, pro­fe­sor de Edu­ca­ción Fí­si­ca de la Uni­ver­si­dad del Pa­cí­fi­co y mo­ni­tor de Cue­ca del Círcu­lo de Cam­peo­nes y Cue­que­ros de Chi­le.

14. Es un bai­le de con­quis­ta y cor­te­jo en 24 tiem­pos mu­si­ca­les.

15. Ca­da pri­mer do­min­go del mes La Ca­sa de la Cue­ca abre sus puer­tas. Ubi­ca­da en Av. Mat­ta 483 y co­no­ci­da co­mo ‘la ca­sa del eterno 18’, ofre­ce co­mi­da tí­pi­ca chi­le­na y, por su­pues­to, música y cue­cas en vivo. Tam­bién hay cla­ses de nues­tro bai­le na­cio­nal du­ran­te to­do el año.

16. El fol­clo­ris­ta y es­cri­tor Ro­ber­to Pa­rra es con­si­de­ra­do co­mo el crea­dor de la cue­ca cho­ra, cu­yo ori­gen se re­mon­ta a los es­pa­cios noc­tur­nos y mar­gi­na­les de los puer­tos y ciu­da­des de la zo­na cen­tral, y na­rra pre­ci­sa­men­te his­to­rias so­bre ese mun­do.

17. “Lo que más se tra­ba­ja son las ex­tre­mi­da­des in­fe­rio­res, to­ni­fi­can­do la gran ma­yo­ría de las ve­ces los ge­me­los, ya que el paso de des­pla­za­mien­to se rea­li­za en pun­ta. Las pan­to­rri­llas man­dan fre­cuen­te­men­te un pro­me­dio de 100 mi­li­li­tros de san­gre por mi­nu­to de vuel­ta al co­ra­zón; ade­más se en­car­gan de que nues­tra pos­tu­ra sea la co­rrec­ta y de que el cuer­po se man­ten­ga en equi­li­brio”, ex­pli­ca Fer­nan­do Cas­ti­llo.

18. Exis­ten di­fe­ren­tes ti­pos de cue­cas: nor­ti­na, crio­lla, bra­va, cam­pe­si­na, có­mi­ca, ro­ba­da, chi­lo­ta, val­sea­da y de des­tre­za, en­tre otras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.