QUÉ NO HA­CER EN UN CV EN IN­GLÉS

Tra­du­cir mal su tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio, men­tir so­bre su ni­vel de in­glés y dar más información de la per­mi­ti­da son so­lo al­gu­nos de los erro­res que se co­me­ten al re­dac­tar un cu­rrícu­lo en es­te idio­ma. Es­tas son re­co­men­da­cio­nes pa­ra dar ese pri­mer pa­so en una c

La Hora Mujeres - - TRABAJO -

Fue fun­da­da en 1965 y hoy es la com­pa­ñía mun­dial lí­der en edu­ca­ción in­ter­na­cio­nal. Con una red de 500 es­cue­las y ofi­ci­nas a ni­vel mun­dial, EF Edu­ca­tion First ha ayu­da­do a mi­llo­nes de es­tu­dian­tes a apren­der un nue­vo idio­ma en el ex­tran­je­ro, es­pe­cia­li­zán­do­se en el en­tre­na­mien­to de len­gua­je, via­jes edu­ca­ti­vos, gra­dos aca­dé­mi­cos y pro­gra­mas de in­ter­cam­bio cul­tu­ral.

Anual­men­te EF pu­bli­ca el En­glish Pro­fi­ciency In­dex, un ín­di­ce que mi­de el do­mi­nio del in­glés por los adul­tos al­re­de­dor del mun­do. Se­gún los úl­ti­mos re­sul­ta­dos de EF EPI 2016, Chi­le se en­cuen­tra en el lu­gar 42 de un ran­king que con­si­de­ra a 72 paí­ses, ba­jan­do seis pues­tos des­de la me­di­ción de 2015. Es­to se tra­du­ce en que, en ge­ne­ral, los chi­le­nos so­lo pue­den man­te­ner una pe­que­ña con­ver­sa­ción bá­si­ca en in­glés, re­dac- tar un email y re­co­rrer co­mo tu­ris­ta una ciu­dad de ha­bla in­gle­sa.

El pro­ble­ma ocu­rre, sin em­bar­go, cuan­do se pos­tu­la a un car­go pro­fe­sio­nal pa­ra el cual el ni­vel de in­glés es bá­si­ca­men­te un re­qui­si­to. So­bre to­do cuan­do el nú­me­ro de em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les es tan al­to y cuan­do el tra­ba­jo se ha­ce ca­da vez más co­la­bo­ra­ti­vo y mul­ti­cul­tu­ral. Aquí es don­de el do­mi­nio de un se­gun­do idio­ma se ha­ce tan re­le­van­te, y el pri­mer pa­so es la co­rrec­ta redacción de un cu­rrícu­lo.

“No sir­ve de na­da apun­tar en nues­tra ho­ja de vi­da pro­fe­sio­nal que te­ne­mos un ni­vel de in­glés avan­za­do si nos equi­vo­ca­mos en de­ta­lles me­no­res den­tro de la ela­bo­ra­ción del mis­mo. Por es­to hay que dar­le la im­por­tan­cia que me­re­ce”, ex­pli­ca Jo­sé Luis Sce­rri, ge­ren­te ge­ne­ral de EF Edu­ca­tion First. Te­nien­do es­to co­mo an­te­ce­den- te, los ex­per­tos de EF re­co­mien­dan evi­tar los si­guien­tes ocho erro­res fre­cuen­tes a la ho­ra de ar­mar un CV en es­te idio­ma:

1. El ‘ni­vel de usua­rio’. Ca­si to­dos los CV po­seen un ítem don­de se ex­pli­ca el co­no­ci­mien­to en he­rra­mien­tas in­for­má­ti­cas co­mo Of­fi­ce o Pho­tos­hop; sin em­bar­go, no es re­co­men­da­ble de­cir en in­glés que nues­tro ni­vel es “user le­vel”. Me­jor em­plee ex­pre­sio­nes co­mo “good know­led­ge” o “wor­king know­led­ge”.

2. Men­tir so­bre el ni­vel de in­glés. Es co­mún que los pos­tu­lan­tes a un em­pleo les su­men a sus cu­rrícu­los ha­bi­li­da­des que en reali­dad no po­seen, co­mo un ni­vel ele­va­do de in­glés. Es­to pue­de re­sul­tar pe­li­gro­so ya que, por lo ge­ne­ral, las em­pre­sas des­car­tan pri­me­ro a un men­ti­ro­so que a al­guien que no po­sea las ha­bi­li­da­des en idiomas fo­rá­neos.

3. No cam­biar el for­ma­to de su CV.

Cuan­do se ar­ma un cu­rrícu­lo en in­glés se sue­le prio­ri­zar la ex­pe­rien­cia por so­bre la ti­tu­la­ción. Es por es­ta ra­zón que se recomienda ha­cer uno cro­no­ló­gi­ca­men­te in­ver­so, es de­cir, par­tir por su úl­ti­ma ex­pe­rien­cia la­bo­ral has­ta lle­gar a sus es­tu­dios. Si no tie­ne mu­chos an­te­ce­den­tes la­bo­ra­les, me­jor em­pie­ce con los co­no­ci­mien­tos que do­mi­ne.

4. No po­ner aten­ción a la nor­ma­ti­va de otro país.

En Es­ta­dos Uni­dos, por ejem­plo, exis­ten nor­ma­ti­vas an­ti­dis­cri­mi­na­ción que po­seen ór­de­nes cla­ras al ha­cer un CV. Por re­gla no de­be po­ner la edad ni la fe­cha de na­ci­mien­to, tam­po­co la na­cio­na­li­dad, es­ta­do ci­vil ni mu­cho me­nos una fo­to­gra­fía. En In­gla­te­rra son me­nos es­tric­tos, ya que per­mi­ten in­cluir el es­ta­do ci­vil.

5. Ha­cer mal la tra­duc­ción de su tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio.

En el ca­so de los in­ge­nie­ros co­mer­cia­les, por ejem­plo, mu­chos lo ha­cen de for­ma li­te­ral, co­mo “com­mer­cial en­gi­neer”, pe­ro esa ca­rre­ra no exis­te en nin­gún país de ha­bla an­glo­sa­jo­na. El tér­mino más ade­cua­do en el in­glés es “ba­che­lor of bu­si­ness” o “bu­si­ness ad­mi­nis­tra­tor”.

6. Ex­ten­der­se de­ma­sia­do ex­pli­can­do las la­bo­res que hi­zo en otras em­pre­sas.

Aun­que es muy im­por­tan­te men­cio­nar­lo, ya que en­tre­ga una vi­sión am­plia de las fun­cio­nes que reali­zó el pos­tu­lan­te en sus pues­tos de tra­ba­jo an­te­rio­res, es fun­da­men­tal ser breve y con­ci­so, no más de dos o tres lí­neas por ca­da uno.

7. De­jar de la­do re­des so­cia­les co­mo Lin­ke­dIn.

Se recomienda po­ner un en­la­ce a es­ta pla­ta­for­ma, ya que es una de las me­jo­res re­des pa­ra ha­cer net­wor­king. Así el re­clu­ta­dor po­drá en­trar a su per­fil y ver con más de­ta­lle los pro­yec­tos en los que ha par­ti­ci­pa­do, las ac­ti­vi­da­des que reali­zó en sus tra­ba­jos an­te­rio­res y sus prin­ci­pa­les lo­gros. Ade­más, si us­ted es fo­tó­gra­fa ne­ce­si­ta­rá una red so­cial en que pri­me la fo­to­gra­fía por so­bre el tex­to, por lo que es un ex­tra te­ner un link a Ins­ta­gram o Pinterest, por ejem­plo.

8. Erro­res de or­to­gra­fía y de redacción.

Una de las fa­llas más ha­bi­tua­les al re­dac­tar el CV en in­glés ocu­rre en es­ta área, por lo que es muy im­por­tan­te re­vi­sar­lo va­rias ve­ces y que un ter­ce­ro pue­da su­per­vi­sar tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.