Via­jar ba­ra­to

En la red hay si­tios don­de se pue­den ad­qui­rir ofer­tas de vue­los, alo­ja­mien­tos y has­ta in­ter­cam­biar ha­bi­li­da­des por una ha­bi­ta­ción y co­mi­da. La idea es pla­ni­fi­car­se bien pa­ra que ca­da ex­pe­rien­cia no sig­ni­fi­que que­dar en la ban­ca­rro­ta.

La Hora Mujeres - - CONTENIDO -

Llu­qi

En len­gua ai­ma­ra ‘llu­qi’ sig­ni­fi­ca ‘des­tino des­co­no­ci­do’ y es tam­bién el nom­bre de un si­tio que co­nec­ta a via­je­ros con dis­tin­tos re­cin­tos ho­te­le­ros pa­ra que se concrete un true­que: aho­rro sus­tan­cial en alo­ja­mien­to a cam­bio de ser­vi­cios pres­ta­dos. Con es­te sis­te­ma se le da la po­si­bi­li­dad a esa in­dus­tria de apro­ve­char las ha­bi­ta­cio­nes que no es­tán sien­do uti­li­za­das y ob­te­ner la co­la­bo­ra­ción que re­quie­ren en dis­tin­tos ofi­cios, co­mo lim­pie­za, aten­ción de bar y res­tau­ran­te, in­tér­pre­te y ayu­da con la pá­gi­na web, en­tre mu­chos otros tra­ba­jos. Los usua­rios de Llu­qi, que tie­nen ho­ra­rios que les per­mi­ten tam­bién dis­fru­tar de las ins­ta­la­cio­nes de los re­cin­tos que los aco­gen y de sus atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos, pue­den pos­tu­lar a es­tas ex­pe­rien­cias en más de 40 paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca y va­rias ciu­da­des den­tro del te­rri­to­rio na­cio­nal. Al­gu­nos son Mé­xi­co, Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Pe­rú, Bo­li­via, Ecua­dor. To­da la in­for­ma­ción de es­ta ori­gi­nal for­ma de via­jar es­tá en www.llu­qi.com

Airbnb

Pla­ta­for­ma in­ter­na­cio­nal pa­ra pu­bli­car, des­cu­brir y re­ser­var vi­vien­das pri­va­das. Cu­bre unos dos mi­llo­nes de pro­pie­da­des en 192 paí­ses y 33 mil ciu­da­des, por lo que las po­si­bi­li­da­des son in­fi­ni­tas. Se pue­de re­ser­var por días des­de una ha­bi­ta­ción en un pue­blo cer­cano has­ta un de­par­ta­men­to de lu­jo en el cen­tro de Pa­rís, en la ca­rí­si­ma Man­hat­tan y en la le­ja­na Ad­dis Abe­ba. Es­te sis­te­ma es es­pe­cial­men­te prác­ti­co y ba­ra­to cuan­do se via­ja en gru­po, ya que

se pa­ga por día y no por per­so­na. La pla­ta­for­ma pi­de da­tos, días pa­ra re­ser­var y nú­me­ro de hués­pe­des, y en­tre­ga to­das las op­cio­nes con sus res­pec­ti­vas calificaciones otor­ga­das por los an­te­rio­res ocu­pan­tes. Ca­da pro­pie­ta­rio tie­ne sus pre­cios y con­di­cio­nes. Den­tro de es­tas úl­ti­mas, las más re­cu­rren­tes son no ha­cer fies­tas, no fu­mar y no lle­var mas­co­tas. El hués­ped tie­ne que pa­gar, ade­más de su arrien­do, una ta­ri­fa por lim­pie­za que as­cien­de a cer­ca de US$ 40. Ob­via­men­te con es­te sis­te­ma no hay ser­vi­cio de mu­ca­ma y las co­mi­das van por cuen­ta del usua­rio. www.airbnb.com

Tri­va­go

Se tra­ta del bus­ca­dor de ho­te­les más im­por­tan­te de la red, ya que con­si­de­ra más de 1.3 mi­llo­nes de ofer­tas pro­ve­nien­tes de más de 200 pá­gi­nas web de re­ser­vas. “Ca­da año re­ci­bi­mos 1.400 mi­llo­nes de vi­si­tas de via­je­ros que usan nues­tra pá­gi­na web pa­ra com­pa­rar dis­tin­tas ofer­tas en el mis­mo des­tino, aho­rran­do en pro­me­dio un 36% por la mis­ma ha­bi­ta­ción”, ase­gu­ran. Pa­ra usar­lo se de­be es­cri­bir a dón­de se desea ir y las fe­chas, y el bus­ca­dor com­pa­ra­rá pre­cios. Pa­ra ajus­tar aun más los re­sul­ta­dos, se pue­de or­de­nar los ho­te­les por pre­cio o por dis­tan­cia, o fil­trar­los por nú­me­ro de es­tre­llas e ins­ta­la­cio­nes, en­tre otros as­pec­tos. Con el sis­te­ma se pue­de bus­car una gran va­rie­dad de ha­bi­ta­cio­nes tan­to en San­tia­go de Chi­le, en Vi­ña del Mar o en Puer­to Va­ras, co­mo tam­bién en des­ti­nos in­ter­na­cio­na­les co­mo Bue­nos Ai­res, Li­ma o Mia­mi, y des­de un sen­ci­llo hos­tal del puer­to has­ta el mag­ní­fi­co y ul­tra­lu­jo­so Four Sea­son de Nueva York. www.tri­va­go.com

Atrá­pa­lo

Es una com­pa­ñía on­li­ne de ven­ta de pla­nes de pa­no­ra­mas y via­jes que es­tá pre­sen­te en nue­ve paí­ses, y en­tre ellos es­tá Chi­le. En la ac­tua­li­dad cuen­tan con ocho mi­llo­nes de usua­rios re­gis­tra­dos, los que se en­te­ran y com­pa­ran mi­les de po­si­bi­li­da­des que van des­de un sen­ci­llo me­nú en un res­tau­ran­te de ba­rrio has­ta cru­ce­ros por las exó­ti­cas Is­las Caimán, y des­de una obra de tea­tro in­fan­til has­ta re­ser­var un vuelo ha­cia al­gún pun­to de Chi­le. La in­for­ma­ción en­tre­ga­da en es­ta pá­gi­na ha­ce que el tu­ris­ta pue­da ‘atra­par’ una ofer­ta con­ve­nien­te y así aho­rrar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en sus tic­kets aé­reos, ho­te­les y los tours que quie­ra apro­ve­char. In­clu­ye vue­los ha­cia to­dos los con­ti­nen­tes y pa­no­ra­mas tu­rís­ti­cos tan­to de lu­jo co­mo de aven­tu­ra. La idea es po­der re­ser­var­lo por ade­lan­ta­do y así con­se­guir me­jo­res pre­cios por es­ca­pa­da. www.atra­pa­lo.cl

Boo­king

Se tra­ta de una pá­gi­na web in­ter­na­cio­nal que ofre­ce alo­ja­mien­tos en va­rias ciu­da­des del mun­do, tan­to en re­cin­tos par­ti­cu­la­res co­mo en ho­te­les que se ad­hie­ren al sis­te­ma, y tam­bién de da­tos que so­lu­cio­nan otras ne­ce­si­da­des de los via­je­ros, co­mo ren­ta de au­tos, res­tau­ran­tes y vue­los. Tie­ne más de un mi­llón 300 mil po­si­bi­li­da­des de alo­ja­mien­tos en to­do el pla­ne­ta, los que con­si­de­ran des­de los más sim­ples pa­ra una so­la per­so­na has­ta los más so­fis­ti­ca­dos. Ca­da uno con su pun­tua­ción y co­men­ta­rios, por lo que se ha­ce más fá­cil e in­for­ma­do en­con­trar el ade­cua­do. El bus­ca­dor es sim­ple: se po­ne el des­tino al que se quie­re ac­ce­der, el nú­me­ro de via­je­ros, las fe­chas de ida y re­gre­so y se ob­tie­nen las po­si­bi­li­da­des su­ge­ri­das. www.boo­king.com

Llu­qi da la po­si­bi­li­dad a los ho­te­les de apro­ve­char las ha­bi­ta­cio­nes que no es­tán sien­do uti­li­za­das y ob­te­ner la co­la­bo­ra­ción que re­quie­ren en dis­tin­tos ofi­cios, co­mo lim­pie­za, aten­ción de bar y res­tau­ran­te, in­tér­pre­te y ayu­da con la pá­gi­na web, en­tre mu­chos otros tra­ba­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.