Au­to­ri­da­des de Sa­lud pi­den no usar los con­do­nes de­fec­tuo­sos

Minsal de­tec­tó pro­ble­mas en 1.700.000 con­do­nes de la mar­ca Kai­ju. Es­tos pro­fi­lác­ti­cos son en­tre­ga­dos gra­tui­ta­men­te en la red pú­bli­ca.

La Hora - - Portada - Na­ta­lia Heus­ser H.

Kai­ju, apar­te de ser una pa­la­bra ja­po­ne­sa que sig­ni­fi­ca “mons­truo”, es el nom­bre de una mar­ca de pre­ser­va­ti­vos que se re­par­te gra­tui­ta­men­te en cen­tros de sa­lud pú­bli­ca chi­le­nos, a tra­vés del Pro­gra­ma de la Mu­jer y del Pro­gra­ma de Pro­mo­ción de Sa­lud Se­xual y pre­ven­ción de VIH.

Hoy es­te pro­duc­to de ori­gen chino, que co­men­zó a ser ma­ne­ja­do a co­mien­zos del 2015 por la Cen­tral Na­cio­nal de Abas­te­ci­mien­to (Ce­na­bast), se con­vir­tió en un do­lor de ca­be­za pa­ra las au­to­ri­da­des de Sa­lud, lue­go de que el Ins­ti­tu­to de Sa­lud Pú­bli­ca (ISP) de­cre­ta­ra una aler­ta sa­ni­ta­ria por las fa­llas en tres lo­tes in­gre­sa­dos al país, equi­va­len­tes a 1.700.000 pro­fi­lác­ti­cos.

El te­ma se originó du­ran­te ju­nio y agos­to en las se­re­mis de Sa­lud de las re­gio­nes de Ari­ca y Pa­ri­na­co­ta, Co­quim­bo y Los La­gos, que re­ci­bie­ron de­nun­cias so­bre rupturas de es­tos pre­ser­va­ti­vos du­ran­te la eje­cu­ción de ca­pa­ci­ta­cio­nes a usua­rios. Lo mis­mo su­ce­dió en dos cen­tros de Sa­lud Fa­mi­liar (Ces­fam) de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na.

De es­ta ma­ne­ra, se es­ta­ble­ció la cua­ren­te­na de es­tos dis­po­si­ti­vos mé­di­cos has­ta que se reali­cen los aná­li­sis de los lo­tes afec­ta­dos por par­te del Cen­tro de Es­tu­dios de Me­di­ción y Cer­ti­fi­ca­ción de Ca­li­dad (Ces- mec) y se de­ter­mi­ne por qué re­sul­ta­ron de­fec­tuo­sos.

El di­rec­tor del ISP, Álex Fi­gue­roa, ha­bló so­bre el po­si­ble ori­gen del pro­ble­ma, ex­pli­can­do que la tar­de el lunes vi­si­tó la bo­de­ga don­de de­bie­ran ha­ber­se al­ma­ce­na­do es­tos pro­duc­tos, cons­ta­tan­do que di­cho re­cin­to nun­ca los aco­pió.

“El que im­por­tó no di­jo la ver­dad, quien hi­zo la prue­bas tam­po­co ve­ri­fi­có las con­di­cio­nes de al­ma­ce­na­mien­to, ya que la bo­de­ga de­cla­ra no te­ner con­tra­to vi­gen­te. No­so­tros he­mos he­cho sa­ber es­to, pa­ra esos pro­duc­tos no hay su­fi­cien­cia téc­ni­ca pa­ra de­cir que fue­ron al­ma­ce­na­dos de for­ma co­rrec­ta”, pre­ci­só.

En es­ta lí­nea, el di­rec­tor de Ce­na­bast, Pa­blo Ve­ne­gas, acla­ró que los con­do­nes Kai­ju cum­plían con las nor­mas y los pro­ce­sos de se­gu­ri­dad exi­gi­dos a los pro­duc­tos que se es­tán en­tre­gan­do en sis­te­ma pú­bli­co.

El im­por­ta­dor de los con­do­nes es la So­cie­dad de En­se­ñan­zas Edu­ca­ti­vas Ltda, a quie­nes to­mó por sor­pre­sa que se hi­cie­ra pú­bli­ca la no­ti­cia.

“No lo vi­mos ve­nir. Es­ta­mos tran­qui­los por­que el pro­duc­to ha pa­sa­do to­das las nor­mas y cer­ti­fi­ca­cio­nes que pi­den en Chi­le. Nos in­for­ma­ron que tres par­ti­das tu­vie­ron pro­ble­mas y se lle­va­ron otros lo­tes pa­ra re­vi­sar­los”, in­di­ca­ron des­de la em­pre­sa.

Pa­ra En­ri­que Pa­ris, pre­si­den­te del Co­le­gio Mé­di­co, el he­cho es preo­cu­pan­te. “Me pa­re­ce que es un pe­li­gro pa­ra la po­bla­ción ha­ber usa­do esos pre­ser­va­ti­vos por­que exis­te la po­si­bi­li­dad de ad­qui­rir en­fer­me­da­des de trans­mi­sión se­xual o de un em­ba­ra­zo no desea­do. Con ese ti­po de ele­men­tos, que tie­nen que ver con la sa­lud

Ce­na­bast com­pra ca­da uno de es­tos con­do­nes en cer­ca de 30 pe­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.