Vol­ver a to­mar agua

La Hora - - Portada - Consuelo Goep­pin­ger Pe­rio­dis­ta vi­vir­pa­ra­co­mer.cl, miem­bro del Círcu­lo de Cro­nis­tas Gas­tro­nó­mi­cos

Son 141 li­tros de be­bi­da por per­so­na los que, en pro­me­dio, to­mó un chi­leno el año pa­sa­do se­gún un es­tu­dio ela­bo­ra­do por Eu­ro­mo­ni­tor In­ter­na­cio­nal; una ci­fra alar­man­te pa­ra un pro­duc­to que de bueno y sano no tie­ne na­da. Y so­mos el ter­cer país que más con­su­me ga­seo­sas a ni­vel mun­dial, des­pués de Ar­gen­ti­na y Es­ta­dos Uni­dos. He vis­to per­so­nas to­mar­las al desa­yuno o ca­mino al tra­ba­jo muy tem­prano en la ma­ña­na, otras que no pue­den al­mor­zar nun­ca sin un va­so de al la­do e, in­clu­so, al­gu­nos que las po­nen en ma­ma­de­ras y se las dan a sus hi­jos. ¿En qué mo­men­to de­ja­mos de to­mar agua? Por­que los fa­mo­sos ju­gos en pol­vo no son un equi­va­len­te: tie­nen azú­car o en­dul­zan­te, co­lo­ran­tes, sa­bo­ri­zan­tes ar­ti­fi­cia­les y, por su­pues­to, no le apor­tan na­da nu­tri­ti­vo a nues­tro cuer­po. To­mar al me­nos dos li­tros de agua al día no so­lo apa­ga la sed, hi­dra­ta to­dos nues­tros ór­ga­nos y cé­lu­las, ayu­da al me­ta­bo­lis­mo, a oxi­ge­nar nues­tro ce­re­bro, a te­ner una me­jor piel y has­ta a ba­jar de pe­so. Mal que mal, los se­res hu­ma­nos so­mos un 75% agua y, por lo mis­mo, la ne­ce­si­ta­mos. ¿No te gus­ta? Hay mu­chas ma­ne­ras na­tu­ra­les y ri­cas en las que se pue­de con­su­mir. Pri­me­ro, pue­des fil­trar­la: en el mer­ca­do hay mu­chas op­cio­nes de ja­rros y bo­te­llas con fil­tro in­cor­po­ra­do que ha­cen que pier­da ese gus­to a clo­ro que po­see el agua de San­tia­go. O, por ejem­plo, si com­pras una pi­ña, la cás­ca­ra que bo­tas pue­des po­ner­la a her­vir en agua con un to­que de zes­te de na­ran­ja o li­món y una ra­ma de ca­ne­la: que­da de­li­cio­sa. Tam­bién pue­des pre­pa­rar­la en for­ma de té frío; mez­clar­la con fru­tas co­mo fru­ti­llas, arán­da­nos o fram­bue­sas con un to­que de men­ta y unos cu­bos de hie­lo; con ro­da­jas de li­món, po­me­lo, na­ran­ja o un po­co de pe­pino. En fin, hay cien­tos de for­mas de dar­le un to­que di­fe­ren­te. No se tra­ta de eli­mi­nar la be­bi­da si te gus­ta mu­cho, sino de do­si­fi­car su con­su­mo –so­lo apor­ta ca­lo­rías y ce­ro nu­trien­tes– e in­cor­po­rar es­te sano ele­men­to a tu vi­da dia­ria. ◗ El es­tu­dio reali­zó un per­fil ge­né­ti­co de vo­lun­ta­rios de Ita­lia y Holanda. En ge­ne­ral, los ita­lia­nos po­seen la va­rian­te de es­te gen, y con­su­men me­nos ca­fé, ya que de­mo­ran más en pro­ce­sar la ca­feí­na de una ta­za. En cam­bio, los ho­lan­de­ses pro­ce­san más rá­pi­do la ca­feí­na, y por tan­to, to­man más ca­fé.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.