Con­tro­ver­sia mé­di­ca por na­ci­mien­to de be­bé con tres pa­dres

El con­tro­ver­sial nue­vo mé­to­do es usa­do pa­ra eli­mi­nar ge­nes con en­fer­me­da­des de al­guno de los pro­ge­ni­to­res.

La Hora - - Circulacion Gratuita - Sebastián Al­bur­quer­que

Nue­vo mé­to­do de fer­ti­li­za­ción asis­ti­da fue rea­li­za­do en Mé­xi­co por un equi­po es­ta­dou­ni­den­se.

El pri­mer be­bé fru­to de im­plan­te mi­to­con­drial, un con­tro­ver­sial nue­vo mé­to­do de fer­ti­li­za­ción asis­ti­da que in­vo­lu­cra a tres per­so­nas, na­ció en Mé­xi­co, de pa­dres jor­da­nos, y fue asis­ti­do por un equi­po es­ta­dou­ni­den­se.

Hay po­cos de­ta­lles del na­ci­mien­to de la gua­gua, hoy de 5 me­ses. El anun­cio se hi­zo co­mo avan­ce del con­gre­so de la So­cie­dad de Medicina Re­pro­duc­ti­va de Es­ta­dos Uni­dos, a rea­li­zar­se el pró­xi­mo mes. Lo que sí se sa­be es que el be­bé com­par­te los ge­nes de pa­dre y ma­dre, y un po­qui­to de una ter­ce­ra per­so­na.

La pareja que se so­me­tió al tra­ta­mien­to lo hi­zo pa­ra evi­tar el Sín­dro­me de Leigh, una en­fer­me­dad neu­ro­ló­gi­ca, pre­sen­te en uno de ca­da 40 mil na­ci­mien­tos. La pareja ya ha­bía su­fri­do de cua­tro pér­di­das, y el fa­lle­ci­mien­to de dos hi­jos, uno de ocho me­ses y el otro de 6 años, por cau­sa de esa pa­to­lo­gía.

La en­fer­me­dad está pre­sen­te en la mu­ta­ción de 75 ge­nes di­fe­ren­tes y, en la ma­yo­ría de los ca­sos, es­tos de­fec­tos se en­cuen­tran en el nú­cleo de ca­da óvu­lo. Pe­ro en uno de ca­da cin­co oca­sio­nes, co­mo es el ca­so de la pareja jor­da­na, el ADN de­fec­tuo­so se en­cuen­tra en las mi­to­con­drias, ór­ga­nos ce­lu­la­res en­car­ga­das de en­tre­gar ener­gía al res­to de la cé­lu­la.

El nue­vo mé­to­do con­sis­te en to­mar un óvu­lo de la ma­dre y ex­traer su nú­cleo. Al mis­mo tiem­po, se to­ma el óvu­lo de una do­nan­te y se eli­mi­na su nú­cleo, pre­ser­van­do las mi­to­con­drias. Lue­go, se im­plan­ta el nú­cleo de la ma­dre en el óvu­lo con mi­to­con­drias sa­nas y se fer­ti­li­za con los es­per­ma­to­zoi­des del pa­dre. El be­bé termina con 0,1% de ge­nes de la do­nan­te.

CON­TRO­VER­SIA

El ce­re­bro de­trás del pro­ce­di­mien­to es el doc­tor John Zhang, quien ha­bía anun­cia­do en 2003 la fer­ti­li­za­ción de un óvu­lo con tres “pa­dres”. El equi­po reali­zó el pro­ce­di­mien­to en Mé­xi­co, ya que en Es­ta­dos Uni­dos la ley no lo per­mi­te.

“Es in­dig­nan­te. No ha­bían vi­das en pe­li­gro que sal­var, por lo tan­to, no es éti­co”, di­ce el doc­tor Da­vid King, de la ONG Hu­man Ge­ne­tics Alert. Crí­ti­ca que com­par­ten otros cien­tí­fi­cos.

“Al pa­re­cer el be­bé está sano, y oja­lá es­to aca­lle a los más crí­ti­cos, pe­ro que­dan al­gu­nas du­das. ¿Por qué ha­cer el pro­ce­di­mien­to en Mé­xi­co, don­de hay me­nos re­gu­la­ción que en otros paí­ses?”, di­ce el doc­tor Dus­ko Ilic, del King’s Co­lle­ge de Londres.

El be­bé en bra­zos del doc­tor Zhang, crea­dor del nue­vo mé­to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.