José Ba­rre­ra es hi­jo de un des­apa­re­ci­do

La Hora - - Mundo -

“A mi pa­dre lo des­apa­re­ció la gue­rri­lla de las Farc. El año 1999, el 16 de ju­nio, un gru­po ar­ma­do al mar­gen de la ley lo cap­tu­ró y nunca apa­re­ció. Mi ma­dre ini­ció un pro­ce­so de bús­que­da en la jus­ti­cia, pe­ro las Farc le di­je­ron que no si­guie­ra mo­les­tan­do, que alis­ta­ra on­ce ca­jo­nes (ataú­des), pa­ra los hi­jos y pa­ra ella”. “Aho­ra se vi­ve una paz a me­dias, pe­ro an­tes en los de­par­ta­men­tos don­de pre­do­mi­na­ba la gue­rri­lla, co­mo en Arau­ca, no se po­día ha­blar di­fe­ren­te, los te­rri­to­rios es­ta­ban si­tia­dos. Lo más pro­ba­ble es que a mi pa­pá le hayan pe­di­do co­la­bo­ra­ción (di­ne­ro) y él no la qui­so dar, por­que ellos ya en­tra­ban a la fin­ca y se lle­va­ban una o dos va­cas y no que­ría dar más. Y pues lo des­apa­re­cie­ron”. “Tiem­po des­pués des­apa­re­ció mi her­mano. Mi ma­dre de­ci­dió nunca ha­blar de eso, se echó a la pe­na y se arrin­co­nó en su ca­sa, se en­fer­mó has­ta que mu­rió de un pa­ro car­dia­co. Te­nía 60 años”. “Lue­go fui víc­ti­ma de des­pla­za­mien­to. Yo era concejal de un mu­ni­ci­pio de Arau­ca, la gue­rri­lla me co­lo­có ob­je­ti­vo mi­li­tar y ofre­cía 30 millones de pe­sos ($8.000.000) al que me ma­ta­ra, así que me fui exi­lia­do, dos años, a Ar­gen­ti­na”. “Tra­té de de­jar eso en el pa­sa­do, pe­ro hay co­sas que no se pue­den ol­vi­dar. Las víctimas es­tán se­dien­tas de vi­vien­da, de res­ti­tu­ción de tie­rras, de ser to­ma­dos en cuen­ta. Así co­mo les ga­ran­ti­za­ron a las Farc car­gos po­lí­ti­cos, a las víctimas de­bie­ron dar­les la mis­ma po­si­bi­li­dad, con más vehe­men­cia, por­que so­bre la san­gre de nues­tros fa­mi­lia­res se es­cri­bió la paz que ayer se pu­do fir­mar”.

José Ali­rio Ba­rre­ra

Pin­to, 34 años, coor­di­na­dor de la me­sa de víctimas del de­par­ta­men­to del Ca­sa­na­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.