LAS AR­MAS LE­GA­LES PA­RA EN­FREN­TAR A LOS

VE­CI­NOS RUIDOSOS

La Hora - - En2minutos - Ce­ci­lia Ri­ve­ra H.

Re­gla­men­tos in­ter­nos de edi­fi­cios, or­de­nan­zas mu­ni­ci­pa­les y una ley con mul­tas des­de $46 mil es­tán en­tre las op­cio­nes.

Mú­si­ca a to­do vo­lu­men cual­quier día de la se­ma­na y has­ta la ma­dru­ga­da, gri­tos y pe­leas en los pa­si­llos son al­gu­nas de las si­tua­cio­nes que Fran­cia Cas­tro en­fren­ta ha­ce más de tres años en el edi­fi­cio que ha­bi­ta en Es­ta­ción Cen­tral.

Es­ta en­fer­me­ra de­be so­por­tar los cons­tan­tes rui­dos mo­les­tos que emi­te su ve­cino de al la­do y que han ge­ne­ra­do di­ver­sos in­con­ve­nien­tes con va­rios re­si­den­tes del edi­fi­cio.

“Me he en­fren­ta­do a ellos en va­rias oca­sio­nes y hay otros ve­ci­nos que tam­bién les re­cla­man. Al prin­ci­pio lo ha­cía tran­qui­la­men­te, pe­ro ya me col­ma­ron la pa­cien­cia y aho­ra ter­mi­na­mos en dis­cu­sio­nes”, cuen­ta.

Una si­tua­ción si­mi­lar es la que en­fren­ta Be­go­nia Ri­ve­ra, quien vi­ve en un edi­fi­cio de San­tia­go Cen­tro ha­ce un año y ase­gu­ra que es im­po­si­ble des­can­sar tran­qui­la- men­te en su ho­gar.

“Son va­rios los de­par­ta­men­tos que ha­cen rui­dos mo­les­tos. A ve­ces, en la se­ma­na, em­pie­zan el ca­rre­te a la una de la ma­ña­na y du­ra has­ta el otro día. Así no po­de­mos des­can­sar”, en­fa­ti­za.

Pe­ro el pro­ble­ma no es só­lo los rui­dos por fies­tas o reunio­nes en otros de­par­ta­men­tos, sino tam­bién por ac­cio­nes co­ti­dia­nas co­mo ha­cer el aseo.

“Los ve­ci­nos de arri­ba acos­tum­bran a ha­cer aseo o tra­ba­jos en ho­ras inade­cua­das. He­mos so­por­ta­do rui­dos de ta­la­dros, mar­ti­llos, que co­rren mue­bles o pe­rros que la­dran co­mo a las cua­tro de la ma­ña­na”, de­ta­lla Be­go­nia.

En am­bos ca­sos la si­tua­ción es com­ple­ja, ya que los re­si­den­tes con­flic­ti­vos no res­pon­den po­si­ti­va­men­te a los re­cla­mos de sus ve­ci­nos. En­ton­ces, ¿qué se pue­de ha­cer fren­te a es­tas si­tua­cio­nes?

Pri­me­ro que to­do, ca­da edi­fi­cio de­be con­tar con un re­gla­men­to in­terno de co­pro­pie­dad, don­de se fi­jan las san­cio­nes pa­ra es­te ti­po de ca­sos.

En al­gu­nos in­mue­bles los cas­ti­gos van des­de una mul­ta que se co­bra jun­to a los gas­tos co­mu­nes has­ta la prohi­bi­ción de usar los es­pa­cios com­par­ti­dos del edi­fi­cio, co­mo pis­ci­na, quin­chos o sa­la mul­ti­uso, en­tre otros.

Por en­ci­ma de la nor­ma­ti­va pro­pia de ca­da con­do­mi­nio, la Ley 19.537 so­bre Co­pro­pie­dad In­mo­bi­lia­ria prohí­be “eje­cu­tar ac­to al­guno que per­tur­be la tran­qui­li­dad de los co­pro­pie­ta­rios (...) ni pro­vo­car rui­dos en las ho­ras que or­di­na­ria­men­te se des­ti­nan al des­can­so”.

En ese sen­ti­do, la nor­ma­ti­va cas­ti­ga con mul­tas en­tre 46 mil y 138 mil pe­sos (1 a 3 UTM) a los ve­ci­nos con­flic­ti­vos. Di­cha in­frac­ción es cur­sa­da por Ca­ra­bi­ne­ros y se can­ce­la en el Juz­ga­do de Po­li­cía Lo­cal co­rres­pon­dien­te.

Sin em­bar­go, la mul­ta po­dría lle­gar al do­ble en ca­so de re­in­ci­den­cia y se pue­de cur­sar tan­to a los re­si­den­tes que ge­ne­ran rui­dos mo­les­tos co­mo al due­ño del de­par­ta­men­to, en ca­so de un arrien­do.

La de­nun­cia la pue­de rea­li­zar tan­to el afec­ta­do co­mo el co­mi­té ad­mi­nis­tra­ti­vo o el ad­mi­nis­tra­dor del edi­fi­cio an­te Ca­ra­bi­ne­ros o di­rec­ta­men­te en el juz­ga­do y se pue­de ha­cer, in­clu­so, has­ta tres me­ses des­pués de ocu­rri­do el epi­so­dio de rui­do mo­les­to.

MU­NI­CI­PIO

La ley tam­bién fa­cul­ta a los mu­ni­ci­pios pa­ra re­gu­lar, por me­dio de or­de­nan­zas, los rui­dos mo­les­tos pro­du­ci­dos en la res­pec­ti­va co­mu­na, ya sea en ca­sas, de­par­ta­men­tos, co­mer­cio, ac­ti­vi­da­des pú­bli­cas y pri­va­das.

Al ser una nor­ma­ti­va par­ti­cu­lar pue­de ser di­fe­ren­te a lo es­ta­ble­ci­do en la ley, lo que de­pen­de­rá de ca­da mu­ni­ci­pa­li­dad.

En sep­tiem­bre de es­te año el mu­ni­ci­pio de San­tia­go emi­tió una or­de­nan­za que san­cio­na con mul­tas en­tre 46 mil y 230 mil pe­sos (1 a 5 UTM) es­te ti­po de si­tua­cio­nes, la que co­men­za­rá a re­gir a par­tir del pró­xi­mo lu­nes 7 de no­viem­bre.

El se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo del Plan Con­vi­ve San­tia­go, Pa­tri­cio Hi­dal­go, ex­pli­có a La Ho­ra que “en es­te mo­men­to es­ta­mos con la di­fu­sión de la me­di­da y fis­ca­li­zan­do. Es­te año he­mos su­pe­ra­do los 500 re­cla­mos por rui­dos mo­les­tos, de los que cer­ca del 40 por cien­to son por co­pro­pie­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.