El año más du­ro pa­ra la mú­si­ca

2016 ha que­da­do mar­ca­do por el de­ce­so de in­flu­yen­tes ar­tis­tas. Leo­nard Cohen y Leon Rus­sell son los más re­cien­tes.

La Hora - - Portada - Ignacio Sil­va

Fi­gu­ras de pri­me­ra lí­nea del pop glo­bal como Da­vid Bo­wie, Prin­ce, Leo­nard Cohen o el pro­duc­tor de los Beatles Geor­ge Mar­tin fallecieron du­ran­te es­te 2016.

En el mun­do de la mú­si­ca hay al­gu­nos años que car­gan con un sig­ni­fi­ca­do en es­pe­cí­fi­co. Ahí es­tá, por ejem­plo, el 1977 que vio na­cer en In­gla­te­rra al punk, o el 1969 del apo­geo de las flo­res y del mí­ti­co fes­ti­val de Woods­tock. El de 2016, sin em­bar­go, es un ca­so dis­tin­to.

Es­te año, sin du­da, se­rá re­cor­da­do como el más mor­tal de la his­to­ria. Un pe­rio­do fu­nes­to que co­men­zó el 10 de enero con una ba­ja sen­si­ble e ines­pe­ra­da: Da­vid Bo­wie.

El le­gen­da­rio mú­si­co lon­di­nen­se falleció a cau­sa de un cán­cer con­tra el que lu­chó en se­cre­to por 18 me­ses.

En abril ven­dría otro gol­pe ines­pe­ra­do. Pe­se a que te­nía só­lo 57 años, Prin­ce mu­rió en con­fu­sas cir­cuns­tan­cias en su ran­cho de Pais­ley Park. Lue­go se sa­bría que el in­flu­yen­te mú­si­co fue víc­ti­ma de una so­bre­do­sis de opiá­ceo fen­ta­ni­lo, y que te­nía pla­nes de lan­zar va­rios dis­cos con ma­te­rial que nun­ca vio la luz.

Du­ran­te el año, ade­más, han ocu­rri­do una se­rie de la­men­ta­bles de­ce­sos que en­lu­ta­ron con inusi­ta­da fre­cuen­cia a la in­dus­tria de la mú­si­ca, a la que se su­ma­ron no­mLa bres como Mau­ri­ce Whi­te (Earth, Wind and Fi­re), el can­tau­tor Mer­le Hag­gard, Phi­fe Dawg (A Tri­be Ca­lled Quest), Glenn Frey (Ea­gles), Paul Kant­ner (Jef­fer­son Air­pla­ne), Keith Emer­son (Emer­son, La­ke and Pal­mer), Otis Clay y Geor­ge Mar­tin, mí­ti­co pro­duc­tor co­no­ci­do como “el quin­to Beatle” por su tra­ba­jo jun­to a la ban­da de Li­ver­pool.

“La gen­te que co­men­zó a vol­ver­se fa­mo­sa en la dé­ca­da de los 60 aho­ra es­tá en­tran­do en sus se­ten­tas y es­tán em­pe­zan­do a mo­rir”, ar­gu­men­ta Nick Ser­pell, edi­tor de obi­tua­rios de la BBC, so­bre la gran can­ti­dad de de­ce­sos.

El año tam­bién ha te­ni­do un cie­rre com­ple­jo. Ha­ce ape­nas una se­ma­na falleció Leo­nard Cohen, can­tau­tor con una de las ca­rre­ras más in­flu­yen­tes del úl­ti­mo si­glo des­de que irrum­pió en los 60.

Y ayer se con­fir­mó la muer­te de Leon Rus­sell, mú­si­co pio­ne­ro en mez­clar gé­ne­ros como el blues, el country y el gos­pel.

SO­NI­DOS DE LA MUER­TE

Pe­se a lo du­ro de sus fa­lle­ci­mien­tos, a Da­vid Bo­wie y Leo­nard Cohen los une un pun­to: am­bos edi­ta­ron dis­cos que, de al­gu­na ma­ne­ra, fue­ron una des­pe­di­da.

Blacks­tar fue el fir­ma­do por el Du­que blanco. El ál­bum, que sa­lió a la ven­ta el 8 de enero -ape­nas dos días an­tes de la muer­te del mú­si­co- fue com­pues­to mien­tras Bo­wie ba­ta­lla­ba con­tra el cán­cer e in­clu­ye fra­ses como “Oh, se­ré li­bre, jus­to como ese pá­ja­ro. Oh, se­ré li­bre, no como yo aho­ra”.

des­pe­di­da de Cohen lle­vó por nom­bre You want it dar­ker y fue lan­za­do re­cién el 21 de oc­tu­bre pa­sa­do. En él, el le­gen­da­rio com­po­si­tor tam­bién in­clu­ye fra­ses que fun­cio­nan como me­tá­fo­ras de un hom­bre lis­to pa­ra des­pe­dir­se. “Es­toy pre­pa­ra­do, mi se­ñor. De­jo la me­sa, es­toy fue­ra de jue­go”, es una de ellas.

“La gen­te que co­men­zó a vol­ver­se fa­mo­sa en la dé­ca­da de los 60 aho­ra es­tá en­tran­do en sus se­ten­tas y es­tán em­pe­zan­do a mo­rir”.

Nick Ser­pe­lle, edi­tor de obi­tua­rios de la BBC.

Cohen de­jó, como Bo­wie, lo que pa­re­ce ser un dis­co de des­pe­di­da: You want it dar­ker.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.