La ore­ja de Van Gogh : “En Chi­le he­mos vi­vi­do no­ches le­gen­da­rias”

Quin­te­to lan­zó su sép­ti­mo ál­bum El pla­ne­ta ima­gi­na­rio y pre­pa­ra para me­dia­dos de 2017 con­cier­tos en nues­tro país.

La Hora - - Tiempo Libre - Ma­ría Eu­ge­nia Du­rán

Una do­ble ce­le­bra­ción vi­ve el gru­po es­pa­ñol La ore­ja de Van Gogh: es­te 2016 cum­plen 20 años de ca­rre­ra y aca­ban de lan­zar a prin­ci­pios de no­viem­bre su sép­ti­mo dis­co, El pla­ne­ta ima­gi­na­rio, que es­tán pro­mo­cio­nan­do por La­ti­noa­mé­ri­ca.

Por esa ra­zón, es­te quin­te­to de San Sebastián ase­gu­ra es­tar en el me­jor mo­men­to de su ca­rre­ra. “Es­te es nues­tro mi­nu­to de oro. Des­pués de 20 años dis­fru­ta­mos más que nun­ca de lo que ha­ce­mos. Te­ne­mos una pers­pec­ti­va y una edad que nos per­mi­te to­mar­nos las co­sas de una ma­ne­ra más re­la­ja­da y pau­sa­da”, afir­man.

Es­ta nue­va eta­pa del gru­po se ob­ser­va ade­más en el tiem­po que se to­ma­ron para sa­car el nue­vo dis­co, cin­co años des­pués de Co­me­tas en el cie­lo (2011). “He­mos si­do muy exi­gen­tes con ca­da can­ción y he­mos lle­ga­do don­de que­ría­mos”, ex­pli­can. -¿Por qué Pla­ne­ta ima­gi­na­rio?

-Es una re­fe­ren­cia a no­so­tros y a la aven­tu­ra que su­po­ne ser par­te del gru­po. Cuan­do nos jun­ta­mos con­se­gui­mos ha­cer al­go ex­tra­or­di­na­rio, ha­cer can­cio­nes que lle­gan al mundo, ser un gru­po mu­si­cal que se sube a es­ce­na­rios, da en­tre­vis­tas, sa­li­mos en la te­le. Es co­mo un mundo ima­gi­na­rio. Pe­ro tam­bién nos en­can­ta cuan­do nos se­pa­ra­mos y vol­ve­mos a ca­sa, vol­ve­mos tam­bién a la reali­dad, que es ne­ce­sa­ria e hi­gié­ni­ca para el al­ma. -¿Qué ins­pi­ró es­te dis­co?

-Nos ins­pi­ra to­do. In­ten­ta­mos pro­fun­di­zar en nues­tras emo­cio­nes y sen­ti­mien­tos y con­ver­tir eso en can­ción, por­que cree­mos que es la for­ma más di­rec­ta o más sin­ce­ra de co­nec­tar con la gen­te. -Hay can­cio­nes ro­mán­ti­cas,

pe­ro tam­bién otras con te­má­ti­cas muy fuer­tes co­mo la vio­len­cia de gé­ne­ro.

- Sí. Des­gra­cia­da­men­te en esos ca­sos la ins­pi­ra­ción vie­ne de la pro­pia reali­dad. No so­mos im­permea­bles a lo que ocu­rre. Su­pon­go que en dis­cos an­te­rio­res no he­mos sen­ti­do que con­tro­lá­ba­mos tan­to las he­rra­mien­tas mu­si­ca­les y lin­güís­ti­cas co­mo para de­jar tan cla­ro que es­tos te­mas

nos preo­cu­pa­ban. Nos da­ba mie­do que pu­die­ra pa­re­cer muy opor­tu­nis­ta. Eso re­quie­re de un ma­ne­jo de las pa­la­bras que -sen­ti­mo­saho­ra te­ne­mos. -¿En qué es­tu­vie­ron es­tos cin­co años?

-He­mos re­co­rri­do La­ti­noa­mé­ri­ca pro­fun­da­men­te. He­mos ve­ni­do a de­vol­ver to­do el ca­ri­ño que nos dan da­do y a de­di­car­les el tiem­po que se me­re­cían.

-¿Y có­mo es el pú­bli­co la­ti­noa­me­ri­cano y, pun­tual­men­te, el chi­leno?

-En ge­ne­ral son mu­cho más efer­ves­cen­tes y emo­cio­na­les que el pú­bli­co es­pa­ñol. Y en con­cre­to en Chi­le he­mos vi­vi­do no­ches le­gen­da­rias. La pri­me­ra vez en Vi­ña fue bru­tal, la Ga­vio­ta de Pla­ta fue épi­ca y el pú­bli­co no nos de­ja­ba par­tir. Siem­pre lo re­cor­da­mos y lo con­ta­mos en otros paí­ses. Y lue­go re­pe­ti­mos Vi­ña y di­mos con­cier­tos para de­ce­nas de mi­les de per­so­nas. Real­men­te el pú­bli­co chi­leno nos tie­ne muy mal acos­tum­bra­dos. En los con­cier­tos des­de el pri­mer mi­nu­to las can­cio­nes vie­nen so­las. Es un pú­bli­co tre­men­da­men­te fiel e in­clu­so en los mo­men­tos com­pli­ca­dos los he­mos sen­ti­do ahí. -¿Y hay pla­nes para con­cier­tos en Chi­le o al­gún re­gre­so a Vi­ña?

-A Vi­ña nos tie­nen que in­vi­tar y a no­so­tros nos en­can­ta­ría ir. No­so­tros se­gui­re­mos en gi­ra de pro­mo­ción y lue­go co­men­za­mos gi­ra por Es­pa­ña, el 17 de di­ciem­bre. Lue­go en ma­yo es­ta­re­mos en Es­ta­dos Uni­dos y lue­go ven­dre­mos a Chi­le y Ar­gen­ti­na para una bue­na se­rie de con­cier­tos, no só­lo en San­tia­go, aun­que aún no hay fe­chas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.