Sus re­cuer­dos de Fi­del en Iqui­que

La Hora - - Deportes -

cha se co­nec­ta con el Iqui­que de los 80, pe­se a que nun­ca sa­lió cam­peón ahí. Es vol­ver a una le­yen­da, a la nos­tal­gia, eso no ase­gu­ra de que va­mos a ga­nar­le a Ca­tó­li­ca, pe­ro Ca­van­cha tie­ne una épi­ca na­rra­ti­va.

-¿Aun­que el es­ta­dio aho­ra sea to­tal­men­te dis­tin­to?

-Cla­ro, si­gue sien­do un es­ta­dio pe­que­ño don­de se sien­te la lo­ca­lía. Pe­ro ha habido un cam­bio en el mo­de­lo de ba­rra. Por ejem­plo, ya no es­tá Zu­nil­da (la an­ti­gua je­fa de ba­rra del club) can­tan­do con un mi­cró­fono en mano y una ban­da elec­tró­ni­ca. Es al­go del pa­sa­do. Sin em­bar­go, la Fu­ria Ce­les­te ha in­ser­ta­do te­mas de la fies­ta de La Ti­ra­na co­mo Rocío de la Pam­pa, en ver­sión fut­bo­le­ra. Yo le pre­gun­té al au­tor Pa­tri­cio Flo­res qué le pa­re­cía es­to. Y él me res­pon­dió: ex­tra­or­di­na­rio, si Iqui­que y la Chi­ni­ta son mis dos amo­res. Ade­más, la ba­rra can­ta el himno de Iqui­que cin­co mi­nu­tos an­tes de que ter­mi­ne el par­ti­do. Aun­que tie­ne esos ras­gos iden­ti­ta­rios del Río de la Pla­ta, hay ele­men­tos lo­ca­les muy mar­ca­dos. Hay con­ti­nui­dad y rup­tu­ra.

-¿Es de aque­llos que hu­bie­se pre­fe­ri­do que Iqui­que no se mo­vie­ra de Ca­van­cha?

-Ca­van­cha es una re­fe­ren­cia sim­bó­li­ca; el Tie­rra de Cam­peo­nes es un es­ta­dio in­ven­ta­do. Pien­sa que fue un es­ta­dio de los años 30, que se ha vis­to ame­na­za­do por un pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio aho­ra. Hay que de­cir, ade­más, que el ac­tual Iqui­que es mu­cho más téc­ni­co que el de los 80, que era más ague­rri­do. En el Iqui­que ama­teur ocho ve­ces cam­peón de Chi­le des­ta­ca­ron Manuel As­tor­ga y Ju­lio Cri­sos­to. Lo que pa­sa es que el Iqui­que pro­fe­sio­nal se con­for­mó muy tar­de, por­que las dis­tan­cias eran in­men­sas. Pe­ro la ba­se ama­teur que con­for­ma el equi­po pro­fe­sio­nal era muy fuer­te. To­dos ellos sa­bían ju­gar fút­bol y bás­quet­bol. No creo que hoy le pa­ses una pe­lo­ta al Chan­cho Ra­mos y jue­gue bás­quet­bol.

-¿Qué tie­ne el Iqui­que de hoy pa­ra ser cam­peón?

-Tie­ne ju­ga­do­res for­ma­dos en las can­te­ras co­mo Mi­sael Dá­vi­la, Manuel Vi­lla­lo­bos, Ál­va­ro Ra­mos. Y tie­ne a Mat­hías Ri­que­ro. Ahí hay una co­sa: to­dos los uru­gua­yos que han lle­ga­do a Iqui­que an­dan bien, por­que co­nec­tan muy bien con el es­ti­lo ague­rri­do de Iqui­que. Ri­que­ro se po­ne la ce­les­te de Iqui­que y es co­mo si ju­ga­ra en Uru­guay.

-¿Qué sig­ni­fi­ca­ría ver a Iqui­que cam­peón des­de una pers­pec­ti­va re­gio­na­lis­ta?

-Se­ría un ta­pa­bo­cas pa­ra el cen­tra­lis­mo, que ha­bla de las de­rro­tas de Co­lo Co­lo y no de los triun­fos de Iqui­que. Y se­ría un pre­mio pa­ra di­ri­gen­tes con iden­ti­dad. Ce­sa­re Ros­si es un em­pre­sa­rio re­gio­nal, no po­dría ser pre­si­den­te de Ñu­blen­se. En su pá­gi­na web ber­nar­do­gue­rre­ro.cl el so­ció­lo­go es­cri­bió una re­se­ña so­bre su ex­pe­rien­cia an­te la vi­si­ta de Fi­del Cas­tro a Iqui­que en 1971. Co­mo par­te del ex­ten­so re­co­rri­do que hi­zo por Chi­le, el fa­lle­ci­do lí­der de la Re­vo­lu­ción Cu­ba­na ju­gó bás­quet­bol en la Ca­sa del De­por­tis­ta de Iqui­que con la ca­sa­ca nú­me­ro 12. Cas­tro ar­mó su pro­pio equi­po y tu­vo co­mo ri­val a un elen­co de pe­rio­dis­tas. “Ga­nó el equi­po de Fi­del por 32 a 14. Fi­del anotó 14 pun­tos. Ter­mi­nó el en­cuen­tro y Fi­del dio, a gran­des zan­ca­das, la vuel­ta olím­pi­ca”, di­ce ahí Gue­rre­ro, quien en­tró “a la ma­la” por una puer­ta pa­ra ver el mo­men­to his­tó­ri­co.

“Ca­van­cha tie­ne una épi­ca na­rra­ti­va; el Tie­rra de Cam­peo­nes es un es­ta­dio in­ven­ta­do”. Ber­nar­do Gue­rre­ro, “iqui­có­lo­go”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.