Au­to­rre­gu­la­ción par­la­men­ta­ria

La Hora - - En2minutos - Ma­ría Ja­ra­que­ma­da Di­rec­to­ra de In­ci­den­cia, Es­pa­cio Pú­bli­co

Re­cien­te­men­te los me­dios in­for­ma­ron que en la Cá­ma­ra de Dipu­tados se dis­cu­ti­rá un nue­vo “es­ta­tu­to par­la­men­ta­rio” que bus­ca re­gu­lar as­pec­tos éti­cos y dar­le una ma­yor trans­pa­ren­cia a su la­bor. A prin­ci­pios de año se plan­teó un tex­to en la ma­te­ria pe­ro no al­can­zó ni a ser vo­ta­do por no con­tar con apo­yo al ser con­si­de­ra­do muy es­tric­to y du­ro en cuan­to a sus res­tric­cio­nes. En la en­cues­ta CEP de ju­lio/agos­to de es­te año, se eva­luó el desem­pe­ño de los par­la­men­ta­rios con una no­ta pro­me­dio de 2,65. Por otra par­te, la con­fian­za en el Con­gre­so lle­ga­ba a un 6%, la más ba­ja re­gis­tra­da des­de el re­torno a la de­mo­cra­cia. Por lo an­te­rior, el es­fuer­zo que pue­da rea­li­zar la Cá­ma­ra de Dipu­tados en avan­zar en nor­mas éti­cas y de trans­pa­ren­cia que se con­di­gan con los es­tán­da­res y prin­ci­pios en la ma­te­ria pue­de ser un apor­te pa­ra re­ver­tir esas ci­fras. Pa­ra ello hay mu­chas si­tua­cio­nes co­no­ci­das en el úl­ti­mo tiem­po que han si­do muy cri­ti­ca­das por la opi­nión pú­bli­ca y vis­tas por la ciu­da­da­nía co­mo pri­vi­le­gios ex­ce­si­vos de la fun­ción que en na­da con­tri­bu­yen a acer­car a los dipu­tados a sus re­pre­sen­ta­dos. Se­ría es­pe­ra­ble, de es­te mo­do, que se re­gu­len si­tua­cio­nes co­mo otras ac­ti­vi­da­des que pue­den rea­li­zar los dipu­tados en pa­ra­le­lo y que pue­den im­pli­car un conflicto de in­te­rés, co­mo ase­so­rías a em­pre­sas u otras per­so­nas, y que ade­más los dis­traen de una la­bor que prác­ti­ca­men­te es 24/7. Por otra par­te, ¿co­rres­pon­de una re­ba­ja en la dieta de un par­la­men­ta­rio que se en­cuen­tra se­pa­ra­do de sus fun­cio­nes al ser su­je­to de una in­ves­ti­ga­ción por de­li­tos? Has­ta el mo­men­to, no. Asi­mis­mo, las san­cio­nes que se han im­pues­to por in­frac­ción a sus de­be­res, co­mo in­asis­ten­cias in­jus­ti­fi­ca­das, ac­tuar an­ti­par­la­men­ta­rio u otros más gra­ves co­mo el ma­ne­jo in­de­bi­do de asig­na­cio­nes, se con­si­de­ran ba­jas y po­co di­sua­si­vas. Se­ría po­si­ti­vo re­vi­sar es­to pa­ra que cum­plan con su fin: un re­pro­che pro­por­cio­nal y un efec­ti­vo di­sua­si­vo de in­cu­rrir en ta­les con­duc­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.