Ae­ro­lí­nea cul­pa al pi­lo­to de cau­sar la tra­ge­dia del Cha­pe­co­en­se

El ca­pi­tán Mi­guel Qui­ro­ga so­li­ci­tó a la to­rre de con­trol prio­ri­dad de ate­rri­za­je a po­cos ki­ló­me­tros de Me­de­llín.

La Hora - - Portada - Luis Va­len­zue­la O.

Una cá­ma­ra del ca­nal Gi­ga­vi­sión, se­ñal pri­va­da de Bo­li­via, cap­tó los ins­tan­tes pre­vios al des­pe­gue del avión BA 146 de La­Mia. En las imá­ge­nes la tri­pu­la­ción se mues­tra fe­liz de trans­por­tar al plan­tel del Cha­pe­co­en­se, mien­tras que el téc­ni­co Caio Jú­nior y el di­ri­gen­te Mau­ro Stumpf dan sus im­pre­sio­nes so­bre la fi­nal.

Lo que se­gu­ra­men­te am­bos hom­bres y el resto de los pa­sa­je­ros ig­no­ra­ba era que la na­ve con­ta­ba con una ca­pa­ci­dad li­mi­ta­da de vue­lo. Se­gún ex­per­tos, el jet te­nía una au­to­no­mía de 2.965 ki­ló­me­tros, ape­nas cin­co ki­ló­me­tros más que la ru­ta que em­pren­dió en­tre San­ta Cruz de la Sie­rra y Me­de­llín.

De ahí que es­tu­vie­ra con­tem­pla­da una pa­ra­da en el nor­te de Bo­li­via o en Bogotá para car­gar com­bus­ti­ble, se­gún con­fir­mó Gustavo Vargas, re­pre­sen­tan­te de la com­pa­ñía al dia­rio El Tiem­po.

“De San­ta Cruz te­nía que ir a Co­bi­ja (Bo­li­via), y de allí a Me­de­llín. Pe­ro ellos se fue­ron di­rec­to has­ta Bogotá. Y ahí el ca­pi­tán te­nía que ver la po­si­bi­li­dad de se­guir o ate­rri­zar. Por lo vis­to, si el pi­lo­to ha con­ti­nua­do es por­que sí po­día. Si él con­si­de­ra­ba que no te­nía com­bus­ti­ble, te­nía que en­trar a Bogotá a reabas­te­cer”, in­di­có.

A po­cos ki­ló­me­tros de Me­de­llín, el ca­pi­tán Mi­guel Qui­ro­ga dio la pri­me­ra aler­ta de es­ca­sez de com­bus­ti­ble. “Ne­ce­si­ta­mos prio­ri­dad para la apro­xi­ma­ción por­que se nos ha pre­sen­ta­do un pro­ble­ma de com­bus­ti­ble”, in­for­mó a la to­rre de con­trol, se­gún re­ve­la un au­dio di­fun­di­do por W Ra­dio de Co­lom­bia.

Des­de el ae­ro­puer­to de Rio­ne­gro coor­di­nan el des­vío de dos vue­los. Sin em­bar­go, un avión co­mer­cial de la lí­nea Vi­va Co­lom­bia pre­via­men­te ha­bía ad­ver­ti­do una si­tua­ción de emer­gen­cia, por fu­ga de com­bus­ti­ble. Ello lle­va a que la ope­ra­do­ra del Jo­sé Ma­ría Cór­do­ba de Rio­ne­gro le so­li­ci­te unos mi­nu­tos de es­pe­ra.

“Ne­ce­si­to des­cen­so de inmediato (...) es­ta­mos en fallo eléc­tri­co to­tal y de com­bus­ti­ble”, in­sis­te el pi­lo­to de La­Mia. Y lue­go aña­de, de­ses­pe­ra­do: “¡Vec­to­res se­ño­ri­ta!” La con­tro­la­do­ra le pre­gun­ta por su al­tu­ra y ubi­ca­ción, ya que su po­si­ción no se en­cuen­tra en el ra­dar. “(10 mil pies. Vec­to­res, vec­to­res, se­ño­ri­ta, vec­to­res a la pis­ta”, responde Qui­ro­ga, en lo que se­ría su úl­ti­ma co­mu­ni­ca­ción.

“Si con­si­de­ra­ba que no te­nía com­bus­ti­ble, el pi­lo­to te­nía que en­trar a Bogotá”. Gustavo Vargas, re­pre­sen­tan­te de La­Mia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.