Los diez mi­tos de la in­mi­gra­ción en Chi­le

El res­pon­sa­ble de Ca­pa­ci­ta­ción y Sen­si­bi­li­za­ción del De­par­ta­men­to de Ex­tran­je­ría y Mi­gra­ción (DEM), Gas­tón Gon­zá­lez, ex­pli­có las acu­sa­cio­nes más co­mu­nes contra los ex­tran­je­ros que re­si­den en el país y ase­gu­ra que no tie­nen fun­da­men­to.

La Hora - - País - Em­ma An­tón Cer­da

“Son mu­chos, nos es­tán in­va­dien­do”

Si bien exis­te un au­men­to mi­gra­to­rio en Chi­le, es­to ha si­do de ma­ne­ra pro­gre­si­va en los úl­ti­mos trein­ta años, y una es­ti­ma­ción del DEM del 2014 in­di­ca que só­lo un 2,3% de la po­bla­ción en el país co­rres­pon­de a ex­tran­je­ros. “Los paí­ses de gran­des migraciones tie­nen en­tre un 12% y un 13%, y en diez años más, si al­can­za­mos el mi­llón de mi­gran­tes, re­cién al­can­za­ría­mos un 4%. La ten­den­cia ac­tual no es des­bor­da­da, ha ido a un rit­mo con­tro­la­ble”.

“To­dos quie­ren ve­nir a vi­vir a Chi­le”

“No so­mos el país más ape­te­ci­do pa­ra vi­vir. Cuan­do uno en­tra en una con­ver­sa­ción más pro­fun­da con las per­so­nas que vi­ven aquí y se les pre­gun­ta si tie­nen la in­ten­ción de que­dar­se pa­ra siem­pre, di­cen que no, que vie­nen a es­tar un tiem­po”, detalla Gon­zá­lez. Ade­más, agre­ga que de acuer­do a ci­fras de la Di­rec­ción pa­ra la Co­mu­ni­dad de Chi­le­nos en el Ex­te­rior, la can­ti­dad de com­pa­trio­tas en el ex­tran­je­ro es cer­ca­na a los 900 mil. Es de­cir, por ca­da ex­tran­je­ro que vi­ve en Chi­le hay dos chi­le­nos que se han ido.

“No tie­nen los mis­mos de­re­chos”

“La con­di­ción de te­ner de­re­chos no se da por la na­cio­na­li­dad, sino por el he­cho de ser se­res hu­ma­nos, de ser per­so­nas. Es­te mi­to ope­ra con una ló­gi­ca de chorreo: cuan­do al­can­ce pa­ra to­dos no­so­tros, des­pués po­dría al­can­zar pa­ra uno que otro que vie­ne de afue­ra. La per­so­na tie­ne de­re­chos, es­té mi­gran­do o no, por el só­lo he­cho de ser per­so­na”, ase­gu­ró el fun­cio­na­rio de la DEM.

“Son ile­ga­les”

Gas­tón Gon­zá­lez in­di­ca que una per­so­na no pue­de ser ile­gal, ya que no es un de­li­to no te­ner pa­pe­les al día. Es­ta de­no­mi­na­ción es un con­cep­to que mi­ni­mi­za a la per­so­na por una con­di­ción tem­po­ral su­je­ta a un do­cu­men­to, lo que co­rres­pon­de a una irre­gu­la­ri­dad, no a una ile­ga­li­dad.

“No pa­gan im­pues­tos y no de­jan di­ne­ro en el país”

de­be5n De acuer­do a da­tos de la DEM, un 73,8% de los mi­gran­tes tra­ba­ja en Chi­le. Por es­te mo­ti­vo, Gon­zá­lez ex­pli­ca que es­to im­pli­ca que co­ti­zar (AFP y Fo­na­sa o Isa­pre), di­ne­ro que en otros paí­ses es co­no­ci­do co­mo “le­yes so­cia­les”. Ade­más, in­di­ca que to­do con­su­mo tie­ne IVA del 19%, por lo que con ca­da co­sa que com­pren es­tán pa­gan­do im­pues­tos.

“Nos ro­ban el tra­ba­jo”

Al­gu­nos mi­gran­tes ocu­pan los pues­tos de tra­ba­jo que los mis­mos chi­le­nos no quie­ren ocu­par, ya que se­gún detalla Gon­zá­lez, es­tos son mal pa­ga­dos, re­quie­ren gran es­fuer­zo fí­si­co, son des­agra­da­bles o mal mi­ra­dos. Es más, un ter­cio de los mi­gran­tes se en­cuen­tra en los dos pri­me­ros quin­ti­les de in­gre­so.

“No tie­nen edu­ca­ción for­mal”

Es­te ar­gu­men­to cae por su pro­pio pe­so, ya que se­gún da­tos del DEM, los ex­tran­je­ros tie­nen 22,7% de es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, ver­sus el 13,1% de los chi­le­nos. Es más, los mi­gran­tes con post­gra­do al­can­zan el 3,4%, mien­tras que los chi­le­nos só­lo el 1%. Por otra par­te, los chi­le­nos sin es­tu­dios lle­gan al 11,4%, mien­tras que de los ex­tran­je­ros só­lo son el 3,9%.

“Echan a per­der nues­tra ra­za”

El pro­yec­to de di­fe­ren­cia­ción ge­nó­mi­ca mun­dial ana­li­zó el ori­gen ge­né­ti­co de la po­bla­ción chi­le­na, de­ter­mi­nan­do que el 99% tie­ne ras­tros de mes­ti­za­je. El mi­to de que echa­rán a per­der nues­tra ra­za, ex­pli­ca Gon­zá­lez, mu­chas ve­ces tie­ne que ver con un pro­ble­ma de ra­cis­mo que en­cuen­tra su ori­gen en la po­bre­za y en la fal­ta de edu­ca­ción for­mal.

“Sa­tu­ran los ser­vi­cios pú­bli­cos”

“Por lo ge­ne­ral, los mi­gran­tes que es­tán en edad la­bo­ral son más jó­ve­nes y es­tán más sa­nos, por lo que ocu­pan me­nos los ser­vi­cios de sa­lud. Hay zo­nas del país en don­de no hay in­mi­gran­tes, o hay muy po­cos, y tam­bién tie­nen gran­des pro­ble­mas con la aten­ción de sa­lud pri­ma­ria”, se­ña­ló el fun­cio­na­rio del DEM.

“Son de­lin­cuen­tes”

Gon­zá­lez detalla que lo que más de­lin­cuen­cia pro­vo­ca es la po­bre­za y ex­clu­sión so­cial, la vio­len­cia y el con­su­mo de dro­gas, más que el lu­gar don­de na­ce la per­so­na. Es así co­mo da­tos de Ca­sen 2015 mues­tran que só­lo 9,7% de los mi­gran­tes eran po­bres fren­te al 11,7% de los chi­le­nos. Por otra par­te, en tér­mi­nos de de­li­tos, só­lo el 1,8% del to­tal de impu­tados el año pa­sa­do co­rres­pon­día a ex­tran­je­ros, mien­tras que el 98,2% res­tan­te eran chi­le­nos.

“Es­tos mi­tos sur­gen por mie­do e ig­no­ran­cia. Por­que la gen­te no sa­be có­mo abor­dar la mi­gra­ción, po­ne una eti­que­ta y em­pie­za a in­fra­va­lo­rar”. Gas­tón Gon­zá­lez, res­pon­sa­ble de Ca­pa­ci­ta­ción y Sen­si­bi­li­za­ción del DEM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.