Así es el cat­nip, la dro­ga que re­la­ja a los ga­tos

Los amos sue­len uti­li­zar es­ta sus­tan­cia pa­ra tran­qui­li­zar a los fe­li­nos y así ge­ne­rar una me­jor co­mu­ni­ca­ción con ellos.

La Hora - - Mascotas - Na­ta­lia Heus­ser

Vien­do unos vi­deos en YouTube Valentina Pe­faur, de Lo Pra­do, su­po de la exis­ten­cia del cat­nip o hier­ba ga­tu­na, una plan­ta ori­gi­na­ria de Eu­ro­pa que ayu­da a re­la­jar y a de­jar más dó­ci­les a los fe­li­nos. Las imá­ge­nes de los ga­tos eran tan sor­pren­den­tes que con­si­guió un po­co de es­te pro­duc­to na­tu­ral pa­ra ver si sus mas­co­tas reac­cio­na­ban igual. Re­sul­ta que el cat­nip, lla­ma­do cien­tí­fi­ca­men­te ne­pe­ta ca­ta­ria, pro­du­ce en los fe­li­nos un efec­to si­mi­lar al de una dro­ga. Es le­gal y se ven­de li­bre­men­te en las tien­das ve­te­ri­na­rias. Des­de que Pe­faur lo des­cu­brió que re­ga­lo­nea una vez al mes a sus ga­tos con es­ta sus­tan­cia. Pe­ro Gre­go­rio, Va­qui­ta y Jas­pi, sus re­ga­lo­nes, pre­sen­tan efec­tos dis­tin­tos fren­te al cat­nip.“Pon­go las ho­jas mo­li­das so­bre la ca­ma. A Gre­go­rio le gus­ta es­car­bar el po­te de hier­ba y fro­tar su ca­be­za con­tra él. Des­pués de eso que­da tran­qui­lo, no se ve dro­ga­do, só­lo se acues­ta y des­can­sa. La Va­qui­ta, que es su her­ma­na, es bien go­lo­sa y no

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.